Consejos útiles para la seguridad y precaución en el jardín.

Consejos útiles para la seguridad y precaución en el jardín.
Valora este Post

Consejos útiles para la seguridad y precauciones en el jardín.

Aunque los jardines pueden ser una fuente de placer, relajación y ejercicio, por desgracia, también albergan un potencial muy elevado de riesgos de accidentes desagradables, así que sigue algunos consejos que te doy sobre cómo mantenerte seguro y evitar riesgos innecesarios.

SEGURIDAD EN EL JARDIN

 

Las lesiones en el jardín.

En España el año pasado asistieron a urgencias de los hospitales muchos pacientes, después de un accidente en el jardín.

Muchos de los siguientes puntos que te muestro, te pueden sonar a sentido común, pero es increíble cómo muchas personas terminan en el hospital porque no se han tomado las precauciones básicas de seguridad en el jardín.

¿Por qué ocurren los accidentes?

  • A veces somos muy cómodos y tomamos atajos en la utilización de las herramientas de nuestro jardín, descuidando la seguridad.
  • Falta de habilidad o entrenamiento para asegurar que el trabajo se realiza de forma adecuada y con garantías.
  • Desconocimiento de los riesgos potenciales.
  • Falta de planificación y preparación.
  • Y, por supuesto, la mala suerte. Estar en el lugar equivocado en el momento inadecuado.

Haz que tu jardín sea más seguro.

Puedes ayudar a evitar accidentes siguiendo algunas pautas simples:

  • Diseña un jardín para que se reduzca la necesidad de un mantenimiento elevado.
  • Evita el peligro de tropiezos, como losas sueltas, mangueras no recogidas, etc.
  • Usa superficies que te proporcionen un buen agarre y que sean antideslizantes para el suelo de tu jardín.
  • Evita el jardín, si es posible, cuando las condiciones climatológicas son adversas y el suelo esta helado o resbaladizo.
  • No dejes las herramientas de corte o poda sin guardar. Mantenlas alejadas de los niños.
  • Extrema las precauciones con las piscinas y los niños. Tápalas o ponles protección a modo de vallas de seguridad, etc.
  • Conoce qué plantas son venenosas y asegúrate que los niños y tus mascotas se mantengan alejados de ellas.
  • No uses equipos eléctricos nunca en caso de lluvia.
  • Utiliza un RCD (dispositivo de corriente residual) para evitar descargas eléctricas.
  • Guarda bajo llave los productos químicos, tales como herbicidas e insecticidas. Simplemente por que no tienen las palabras “orgánico” o “bio”, no los hace seguros para que los niños los toquen.
  • Utiliza el equipo de seguridad, tales como gafas, cascos, guantes y botas de seguridad, cuando estés usando maquinaria en tu jardín.
  • Nunca dejes desatendida una barbacoa y asegúrate de que las llamas se extinguen y apagas completamente, antes de irte a la cama.
  • Si estás en lo más mínimo inseguro a la hora de realizar cualquier trabajo en tu jardín, llama a profesionales.

La jardinería es una forma relajante y agradable de ejercicio, pero puede suponer un riesgo para la salud. Si tienes cuidado, se puede disfrutar de los beneficios de tu jardín.

Haciendo caso omiso de las precauciones de seguridad y utilizar las herramientas equivocadas para el trabajo, son causas comunes de lesiones en la jardinería.

Se inteligente cuando haga sol y salgas a tu jardín.

La radiación ultravioleta del sol puede comenzar a quemar la piel sin protección en cuestión de minutos.

Si vas a estar toda una mañana en tu jardín, los rayos solares pueden, sin darte cuenta, quemarte, y aunque no los tienes que evitar por completo, si tienes que protegerte de ellos:

  • Usa una camisa de manga larga, en la medida de lo posible, así como pantalones largos y un sombrero de ala ancha.
  • Usa protección adecuada a tu piel y el clima de tu zona.
  • Usa gafas de sol envolventes que cumplan la normativa vigente. La radiación ultravioleta puede causar ceguera temporal y un aumento del riesgo de cataratas.
  • Busca la sombra.
  • Evita las tareas de jardinería, pesada, durante la parte más calurosa del día, es que aproximadamente y depende de tu zona de 10 a.m a 2 p.m (11 a.m a 3 p.m durante el horario de verano). Cuida tu jardín por las mañanas temprano o al atardecer.

Seguridad del cortacésped.

Las lesiones del cortacésped son muy comunes e incluyen heridas abiertas y fracturas óseas que afectan a los pies y las manos. Las lesiones oculares también pueden ser causadas por las cuchillas del cortacésped que chasquean los residuos tales como palos y piedras.

cortacesped

Sugerencias de seguridad para la utilización del cortacésped:

  • Usa zapatos cerrados cuando cortes el césped, botas de seguridad preferiblemente con punteras de acero.
  • Usa protección adecuada para los ojos, como gafas de seguridad.
  • Usa pantalones largos, preferiblemente hechos de una tela resistente y pesada como el “Denim”, para proteger tus piernas contra los escombros que salen despedidos del cortacésped.
  • Las cortadoras de césped “autoportantes”, en las que nos montamos a modo de tractor, las debemos de conducir a baja velocidad, especialmente en los giros bruscos, previniendo así el riesgo de volcar.
  • Ten mucho cuidado al tirar del cortacésped hacia ti o cortar en pendientes, para evitar lesiones en los pies.
  • Tubos y demás herramientas conectadas a la corriente eléctrica, también pueden causar quemaduras. Ten cuidado de no tocar las piezas de cualquier equipo conectado a la corriente o a motor, que este en caliente.

Seguridad de los equipos de jardinería.

Asegúrate de que tu equipo de jardinería es seguro.

herramientas de jardin

Sugerencias de seguridad para los equipos de jardín:

  • Usa el equipo de jardinería que cumpla las normativas vigentes en tu comunidad o región.
  • Utiliza equipos de jardinería con los debidos dispositivos de seguridad.
  • Cumple las instrucciones del fabricante sobre el uso adecuado del equipo.
  • No manipules ni retires las guardas de seguridad o dispositivos de seguridad del equipo.
  • Revisa tu equipo con regularidad para asegurarte de que está en buen estado de funcionamiento.
  • Limpia y cuida el equipo.
  • Usa gafas de seguridad cuando utilices condensadores de ajuste de línea, son una causa común de lesiones oculares relacionadas con la jardinería.
  • Vigila los conductores y cables eléctricos (y asegúrate de que no se cortan) al utilizar herramientas como corta-setos, podadoras y cortadoras eléctricas.
  • En la medida de lo posible, no te subas a los escalones más altos de una escalera. Hay un alto riesgo de vuelco y caída. Caerse de una escalera puede causar lesiones graves, fracturas, luxaciones y roturas.
  • Usa orejeras o tapones para los oídos cuando utilices equipos que hagan mucho ruido, como cortadores de césped, podadoras eléctricas o motosierras.
  • Utiliza la herramienta correcta para cada trabajo y asegúrate de que es la herramienta del tamaño adecuado para ti.

No te excedas en el jardín.

La jardinería puede causar dolor de espalda y lesiones por el uso excesivo.

Algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Evita las sesiones de trabajo largo y de esfuerzo.
  • Haz un pequeño calentamiento y estiramiento de músculos antes de acometer estos trabajos en tu jardín.
  • Alterna las tareas para evitar los movimientos repetitivos. Por ejemplo, después de 15 minutos de rastrillaje, permuta a la poda por un tiempo.
  • Descansa con frecuencia y descansa a la sombra con un vaso de agua o bebida hidratante.
  • Evita posiciones incómodas.
  • Dobla las rodillas y no te esfuerces al levantar objetos pesados. Si el objeto es demasiado pesado para ti, busca ayuda.

La seguridad de tus manos en el jardín.

En muchas de las labores que realizamos en nuestro jardín, nuestras manos son protagonistas, por lo que debemos extremar las precauciones para no tener ninguna lesión en ellas.

Protege tus manos con estos consejos:

  • Usa siempre guantes de jardinería y adecuados para proteger tus manos contra cortes, el suelo, las picaduras de insectos y otros. Los guantes de cuero ofrecen protección contra las lesiones por punción de los espinos y las picaduras (de insectos, serpientes, arañas o roedores).
  • He visto a veces hacer pequeños agujeros en la tierra con las manos. Utiliza los instrumentos necesarios para cavar en lugar de usar los dedos (por ejemplo, una pala o herramienta adecuada). Los objetos enterrados, como las raíces de árboles, el vidrio y el metal pueden lesionarte la mano, la muñeca o el brazo durante la excavación.
  • Consulta con tu médico acerca de cómo mantener la vacunación contra el tétanos al día. Los cortes y las heridas punzantes conllevan el riesgo de tétanos.
  • Elije tus herramientas de mano a tu medida. Evita la compra o el uso de herramientas manuales que cuentan con asas “moldeadas” que no encajan en tu mano. Las ampollas, los callos y dolores musculares pueden ocurrir si los asideros en el mango son demasiado pequeños o demasiado grandes para tu mano.
  • Mantén la mano y la muñeca en una línea recta cuando utilizas herramientas de este tipo. Doblar la muñeca debilita su control sobre la herramienta, lo que hace que se tensen más los músculos de la mano y el brazo, utilizando más fuerza de la necesaria. Esto puede causar fatiga y lesiones de los tejidos musculares.
  • Usa guantes de goma cuando estés trabajando con productos químicos de jardinería. Inspecciona siempre los guantes de goma para asegurarte que no existen agujeros o desgarros antes de su uso.

Seguridad de los niños en el jardín.

Muchas lesiones de jardinería involucran a niños, sobre todo en el grupo de edad menores de cinco años. Y pese a que se extremen las precauciones, piensa siempre que deben estar en permanente vigilancia y atención.

seguridad crios jardin

Sigue estas instrucciones para prevenir riesgos y garantizar la seguridad de los pequeños de la casa:

  • Mantén a los niños alejados mientras utilizas equipos como cortadoras de césped o podadoras, y enséñales sobre los peligros potenciales de estos equipos.
  • Asegúrate que los niños no toquen la cortadora de césped después de que la hayas utilizado, ya que estará caliente y puede causar quemaduras.
  • No permitas que los niños pequeños puedan utilizar la maquinaria de jardín, tales como la cortadora o motosierra.
  • No permitas que los niños utilicen o se sienten en la parte trasera de una cortadora “autoportante”, tractor, etc.
  • No dejes las herramientas eléctricas conectadas a la corriente y sin vigilancia.
  • Coloca los productos químicos de jardinería como los herbicidas, en estantes altos y en lugares cerrados, alejados de los más pequeños de la casa.
  • Mantén tus herramientas de jardinería y el equipo de manera segura.
  • Asegura vallas y puertas en tu jardín.
  • Proporciona sombra, sombreros y gorras para el sol, protector solar y ropa protectora adecuada, como guantes y botas de goma a los más pequeños de la casa.
  • Asegúrate de que los niños beban mucha agua, especialmente durante el verano.
  • No dejes cubos de agua sin vigilancia cerca de los niños muy pequeños.
  • Asegúrate de que los estanques y otros puntos de agua están protegidos para que los niños pequeños no se caigan en su interior.

Seguridad en tu jardín para las personas mayores.

Nuestras personas mayores también necesitan ser cuidadas, y nuestro jardín también debe proporcionarles seguridad. Aquí tienes algunos consejos para poder llevar a cabo esta labor de forma eficaz:

  • Asiste a las cortaduras, contusiones o picaduras de insectos inmediatamente. Deberás tener siempre a mano tu botiquín.
  • Ten cuidado con el uso de las herramientas eléctricas.
  • Asegura las puertas y vallas. Extrema las precauciones en este aspecto, sobre todo en el caso de que la pérdida de memoria sea un problema.
  • Asegúrate de que los caminos y senderos de tu jardín son planos y antideslizantes.
  • En épocas calurosas, vigila el descanso de tus mayores.
  • Evita la exposición al sol, trabajando en el jardín temprano por la mañana o tarde. Usa un sombrero y aplícales protección solar con frecuencia.
  • Dales a beber agua o zumo y evita el alcohol.
  • Dales calzado de protección, ropa ligera y cómoda que les cubra la piel expuesta, como un sombrero o incluso guantes.

Consideraciones finales.

Es verdad que no todos los riesgos los podemos prever ni tan siquiera podemos adelantarnos a que nos puedan pasar. Pero también es cierto, que hacer caso omiso de las precauciones de seguridad y utilizar las herramientas equivocadas para el trabajo en nuestro jardín, son causas frecuentes de las lesiones que podamos sufrir , tanto nosotros como nuestros familiares, invitados y amigos, en la tarea de cuidarlo.

Realizar siempre la misma labor, efectuar siempre los mismos movimientos o desempeñar de forma mecánica trabajos en nuestro jardín, nos puede llevar a relajarnos en la función de estas actividades y perder atención a la seguridad de nosotros mismos y los que nos rodean. Rota tus tareas en el jardín para evitar que esta circunstancia repetitiva haga que te relajes.

La jardinería es una forma muy divertida de hacer ejercicio, de disfrutar con el trabajo y los frutos que nos proporciona, pero también puede suponer un riesgo para nuestra salud y la de invitados y familiares. Sigue estos y otros consejos para poder tener un jardín mucho más seguro tanto para ti como para los tuyos.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

10 + diecisiete =