Estrategias para un diseño inteligente de nuestro jardín.

Estrategias para un diseño inteligente de nuestro jardín.
Valora este Post

Estrategias para un diseño inteligente de nuestro jardín.

La estrategia para un diseño inteligente de nuestro jardín, recogiendo la forma tradicional del trabajo, es mediante la elaboración de un dibujo detallado de todos los elementos que intervienen en dicho planeamiento. Desde la ubicación de un arbusto o la colocación de las jardineras, hasta donde se pondrán las camas para las flores u otros artículos que serán parte esencial en la decoración.

estructura diseno jardin

Así que, cada vez que traes a casa una planta del vivero, estas participando en el proceso de diseño de tu jardín, ya sea con o sin intención.

A juzgar por lo que pasa y veo en muchos jardines, parece que no siempre hay una distribución muy adecuada en cuanto a los elementos que solemos utilizar para engalanar o enaltecer nuestros patios. Muchos paisajes en nuestros jardines parecen una colección de plantas elegidas al azar y su colocación ha sido sin orden ni concierto.

No sólo carecen de cohesión, sino lo que es peor, las plantas mal colocadas se vuelven pasivas, lo que requiere tratamientos costosos de plagas, podas frecuentes o su eliminación completa mucho antes de que hayan cumplido sus ciclos de vida natural.

Aunque un plan general es una herramienta valiosa, no hay nada malo en realizar un diseño sobre la marcha.

Sea cual sea el método que vayas a elegir, te dejo algunos consejos para que puedas crear un paisaje que destaque y minimice los futuros dolores de cabeza que te podría dar un jardín mal planificado.

Planeación del acceso de los equipos.

Es importante anticiparse al futuro. Siempre suelo decir que es mejor prevenir que curar, y con nuestro jardín pasa exactamente igual. En algún momento, sucederá que muy posiblemente te enfrentaras a un proyecto de reparación en tu jardín que requerirá maquinaria quizá algo más grande de la que sueles utilizar comúnmente. Planea por adelantado esta circunstancia o de lo contrario es muy posible que para realizar esta tarea tengas que arrancar algunas de tus plantas en el jardín, o hacer reformas y retirar cosas que te costarán mucho luego ponerlas en su sitio nuevamente.

Comienza con mantener los puntos focales.

En pocas palabras, un punto focal es algo que “te hace ver”. Su principal característica es que está diseñado para que te dirija visualmente, atraiga tu atención mediante dejarte sorprendido y que logre el propósito de moverte a través de la experiencia de tu jardín.

Generalmente solemos pensar en un punto focal de nuestro jardín en el uso de un árbol majestuoso o una estatua para jardín esbelta, pero hay otras posibilidades que podemos explotar dando muy buenos resultados en este aspecto. Puede que la clave sea encontrar algo diferente del resto de tu paisaje en la forma, textura o el color.

El truco está en hacer que se destaquen estos puntos focales, sin llegar a sobresalir o tomar el protagonismo por encima de todo el jardín. Deben guardar relación o estar conectados de alguna manera con el resto del paisaje que tengas, ya sea mediante la conexión del color, o correlación con el estilo general de la decoración de tu jardín.

La escala también es importante. Si tu jardín es grande y sus vistas son amplias, coloca puntos focales en dimensión acorde a tu jardín. En un pequeño solar urbano, un banco de jardín adornado o pequeña estatua podría ser el punto perfecto que llamara la atención.

Deja los paisajes formales para los ricos y famosos.

Un paisaje formal, es uno de los tipos de paisajes más difíciles de crear y a la vez costosos, y su mantenimiento es caro y con mucho trabajo.

A modo de ejemplo, si te decides por poner dos majestuosos árboles de hoja perenne idénticos en las esquinas de tu casa, puede ser que uno muera, con lo que la labor de reemplazarlo por uno de idénticas características puede ser casi imposible. Esto es una situación que suele pasar en los jardines que son formales y que o inviertes en reemplazar los dos árboles, para conseguir el efecto de dualidad, o por el contrario el diseño empezara a dejar de ser formal y no causar el efecto que pretendías. Esta situación suele ser característica de setos y vallas formadas por arbustos muy iguales.

Mantén las curvas bajo control.

Incorporar curvas a tu jardín le va a añadir interés, pero no exageres.

Una colección de palterres o camas elevadas con forma de ameba sería una exageración, al igual que lo sería un camino con tantas curvas que te llevara lejos de tu destino.

Los trazados de curvas sutiles y largas, son los que causan mejores resultados.

Siguiendo con las curvas, es una manera ideal y un recurso muy agradecido el poder jugar no solo con los caminos en tu jardín, sino repetir esas mismas formas en la tercera dimensión, poder realizar curvas y dibujos similares a los de tu caminos en la decoración de tus plantas y la forma de organizarlas que tengas, incluso en su poda.

Con este recurso, podrás conseguir una mayor armonía entre el plano recto del suelo y el plano inclinado que forman tus plantas, dando mucho más volumen a la zona y creando un espacio más amplio y con conexión entre las diferentes superficies que lo componen.

Añade movimiento.

crear movimiento en jardinUn paisaje o jardín sin movimiento es como una pintura. Aunque las pinturas están muy bien para colgarse en una pared y ser admiradas, un jardín necesita del movimiento para darle vida e interés.

Aunque en gustos los colores, pero para mí, ningún jardín está completo sin plantas ornamentales que sean influidas por la brisa y su movimiento sea el que el aire les otorga. Las gramíneas son un buen recurso para conseguir este efecto.

A su vez, también puedes añadir flores especiales para atraer mariposas en la temporada, como forma muy fácil y a la vez bella de dotar a tu jardín de movimiento.

Acentuar tu casa.

A menos que tu casa sea una obra maestra arquitectónica, esta podría beneficiarse de algunas de las plantas que tienes en tu jardín y que están pensadas para suavizar los bordes o ayudar a que se mezclen con el entorno.

Sin embargo, aunque es un recurso que da muy buenos resultados el acentuar tu casa mediante flores de tu jardín, no exageres y vayas a ocultarla con arbustos con mucha vegetación.

No hay que dar nada por sentado.

Suele pasar que cuando se vive en un lugar durante un tiempo, se tiende a aceptar las características existentes como obstáculos, a veces sin darnos cuenta completamente de ellos.

En lugar de diseñar alrededor de estos obstáculos, considera seriamente la idea de eliminarlos. Muy posiblemente sea un trabajo arduo y pesado que te lleve algunos días, pero vas a conseguir un diseño mucho más abierto y unas expectativas mayores a la hora de implementar decoración nueva y atrayente en tu jardín. Puedes descubrir nuevas posibilidades, como un lugar soleado que podrías utilizar para un jardín de verduras o una cama de rosas.

La organización y la metodología dan como resultado un jardín mucho más organizado, con un trabajo de mantenimiento mucho menor y logrando que nuestro esfuerzo en la planificación se vea recompensado por los beneficios que extraemos al seguir algunos pasos simples para el diseño inteligente de nuestros jardines.

Por simple o remota que parezca la idea, tienes que tener muy presente que todo no vale en nuestro jardín, y que cada planta tiene un punto correcto dentro de ese ecosistema.

Conocer las plantas que vamos a utilizar, nos dará una visión de cómo podrá estar nuestro jardín en la madurez de ellas. La tasa de crecimiento y el tamaño de las mismas pueden ser un beneficio o por el contrario resultar en una mala idea o elección. Las plantas con un crecimiento rápido a veces pueden parecer una ganga. Al final, sin embargo, el tiempo y el dinero gastado en la poda y otras tareas de mantenimiento pueden ser mayores que el ahorro inicial.

El espacio en nuestro jardín es muy importante, ya que te permite la circulación del aire y así conseguimos evitar problemas de plagas.

No necesitas proyectos importantes, ni presupuestos desmesurados para conseguir un jardín excepcional de impresionante y deslumbrante belleza. Ya sea que te decidas por contratar expertos en la materia o quieras realizar tu mismo el trabajo, la clave está en seleccionar todos los elementos decorativos de tu jardín a propósito y colocarlos cuidadosamente.

Esta aptitud y conciencia de que debe ser así, te va a proporcionar muchos resultados gratificantes.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

siete + ocho =