Valora este Post

Preparar el jardín para la primavera.

Preparar nuestro jardín para la primavera es una labor importante que debemos llevar a cabo para prevenir posibles contratiempos.

preparar jardin para la primavera

El invierno es normalmente un momento de tranquilidad en el jardín, pero no pasará mucho tiempo antes de que llegue la primavera y te veas atrapado en el frenesí de las semillas, la siembra, el cultivo y el cuidado de tu jardín, ya que la primavera trae la vida a tu jardín.

Algunos consejos y pasos a seguir te pueden ayudar para conseguir unos resultados satisfactorios. Y es que ser previsor en las labores de decoración y preparación de nuestro jardín es una norma fundamental que tienes que seguir si quieres que tu trabajo tenga los efectos que buscas.

Prepara tus bulbos de floración estival y las semillas.

Los bulbos de floración estival, como los lirios y gladiolos los puedes plantar a principios de la primavera para conseguir un magnífico espectáculo lleno de color en el verano.

Limpia arriates, separaciones y vallas.

La limpieza de nuestro jardín es fundamental, sobre todo en la época que más vamos a utilizarlo.

Tener ordenado y eliminar tanto hojas como otros desechos de nuestro jardín va a dotarlo de un aspecto mucho más atractivo y saludable.

Puedes recortar o incluso podar el crecimiento viejo o incluso muerto de hierbas de hojas caducas y perennes, árboles inclusive.

Puedes aprovechar todo este material sobrante de tu jardín para utilizarlo de materia orgánica mediante el abono. Los residuos verdes de tus podas y talas en el jardín los puedes reciclar mediante fabricar compost.

 

¿Tienes un invernadero?. Aprovecha para limpiarlo.

LIMPIEZA INVERNADEROSi tienes un pequeño invernadero en tu jardín, lávalo antes de que llegue la primavera, ya que en poco tiempo va a ser el hogar de las bandejas que vayas a utilizar llenas de plántulas y esquejes.

Barre cualquier escombro y desinfecta mesas y bancos de plantación con una solución caliente que sea desinfectante.

Asegúrate de limpiar los rincones, y si tienes en tu invernadero cristal, también utiliza el desinfectante con este. Las plagas de invernadero suelen ser muy resistentes y estar en cualquier lugar.

Tanto las bandejas como macetas y jardineras que tengas para plantaciones, comprueba que están limpias para prevenir enfermedades en las plantas jóvenes.

Después de esta limpieza, ventila bien el invernadero y que le dé el aire durante un par de días para que así se seque completamente.

Siembra las semillas que necesitan una temporada más larga.

SEMILLASEn Enero y Febrero se pueden empezar a sembrar las semillas de las plantas que requieren una temporada de crecimiento más larga, como los geranios (Pelargonium), Begonias, Antirrhinums, Pimiento y Berenjenas.

Puedes cultivar este tipo de semillas en un propagador climatizado para asegurar su buen crecimiento.

 

Ten cuidado con las plagas.

PLAGALa caza y eliminación de las plagas que hibernan son una de las labores de prevención más importantes que tienes que llevar a cabo. Realizar este trabajo y ser previsor te va a ahorrar un montón de posibles problemas cuando llegue la primavera y el verano.

Echa un vistazo más de cerca a las coronas de plantas perennes para asegurarte de la salud de que gozan tus plantas. Con esta inspección ocular puedes encontrar babosas, caracoles y colonias de áfidos que se han refugiado durante el invierno.

Aprovisiónate de agua.

AGUAInstalar bidones y otros recolectores de agua de lluvia es una excelente idea. Esto no sólo ayuda al medio ambiente y al ahorro del agua, sino que además este tipo de agua es perfecta para usarla en el riego cotidiano de tus plantas, como camelias y los arándanos. Utilizar esta agua de lluvia reduce el impacto de cloro que sufren tus plantas.

Estos recipientes puedes colocarlos en los bajantes de las canales de agua, donde recogerán mucho más agua de lluvia.

Mueve tus arbustos de hoja caduca.

ARBUSTOSi tienes un arbusto de hoja caduca mal colocado, ahora es el momento de trasplantarlo mientras está inactivo.

Elije un día para evitar que las raíces se sequen. Cava un amplio agujero alrededor del arbusto para asegurarte de poder coger cuanta más tierra y raíces mejor. En la medida de lo posible esta acción va a ser fundamental para el posterior establecimiento en su nueva ubicación. Colócalo en la nueva ubicación de la misma forma y con la misma profundidad que la antigua, riega y abona para su crecimiento.

Fija vallas, puertas y enrejados.

VALLAAl llegar la primavera, nuestra estancia en el jardín va a ser mucho mayor que durante el invierno. La temporada del frio se va acabando y por tanto hay trabajo de mantenimiento que realizar en tu jardín.

Examina y vigila cualquier estructura rota. Si tienes puertas con bisagras que chirrían o se han descolgado, arréglalas para cuidar el aspecto de tu jardín.

Los enrejados que tengas en tu jardín, muy posiblemente necesiten algo de mantenimiento, pintura o quizás pequeños arreglos.

Trata las estructuras de madera de tu jardín con un conservante para este material durante los períodos secos.

Limpia las herramientas de jardinería.

HERRAMIENTADale a tus herramientas una limpieza y mantenlas bien nítidas.

El cuidado de tus herramientas de jardín no sólo ayuda a su conservación, y el posterior ahorro de dinero, sino que además es una forma eficaz de prevenir la propagación de enfermedades y plagas en tu jardín.

Por ejemplo, las tijeras de podar, si están sucias, pueden introducir bacterias y hongos en las heridas de una poda fresca.

Afilar tus herramientas, también mejorara tu trabajo, facilitándolo y realizando el trabajo mucho más limpio.

Crea un área de compostaje.

COMPOSTSi no tienes un lugar para realizar compostaje, te recomiendo que si puedes, busca un sitio en tu jardín para desempeñar esta labor.

Puedes utilizar un contenedor especial ya hecho o lo puedes construir utilizando una barrica o palet con paredes de madera.

Este tipo de trabajos hacen que aparte de tener un sitio donde poner la basura de tu jardín, las plantas se puedan beneficiar de los ricos nutrientes de este abono natural.

Asegúrate de que tienes una buena mezcla de recortes de césped, cascaras de vegetales, papel y podas leñosas.

El proceso de toda esta materia orgánica se acelera mucho mejor dándole la vuelta con un rastrillo u horquilla de jardín para mantenerla aireada por lo menos una vez al mes.

Estos 10 consejos para preparar tu jardín en la primavera, son ideas que llevadas a cabo te van ayudar a ahorrarte mucho trabajo, tiempo y esfuerzo, que va a redundar en un jardín mucho más cuidado y una satisfacción personal por un trabajo bien hecho.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

Once + 7 =