Creación de espacios en el jardín. Usa estos trucos para ampliar tu jardín.

Valora este Post

Creación de espacios en el jardín. Usa estos trucos para ampliar tu jardín.

Cuando se trata de organización espacial y optimización de los recursos que tenemos en nuestro jardín, la suma de todas las partes puede ser mayor que el conjunto total.

En el diseño de nuestros jardines y zonas en el patio, uno de los elementos y conceptos más encantadores, es el añadir un elemento sorpresa. Cuando un jardín está dividido, ofrece a los visitantes un sentido de descubrimiento a medida que pasan de una sección a la siguiente, cada espacio revela sus encantos individuales, temporada tras temporada.

planos jardin

Un buen ejemplo lo podemos encontrar en el diseño de muchos jardines ingleses a principio del siglo 20, como en los renombrados Sissinghurst Jardines del Castillo.

Sissinghurst

Los jardines se dividen en “salas” creadas por setos o paredes cubiertas de plantas trepadoras, cada uno con su propio tema y propósito específico. Y debido a que los límites reales de todo el espacio no se revelan a las personas que dan un paseo a través de ellos, los únicos limites perceptibles son las de las habitaciones o estancias del jardín.

Puedes utilizar la misma técnica en tu propio jardín, sin la realización de un proyecto de construcción complicado.

En este proyecto te pueden ayudar 3 factores importantes a la hora de diseñar los espacios.

  1. Los caminos y sendas que tengas en tu jardín, son un recurso muy importante para poder trazar la movilidad.
  2. Las zonas temáticas que tengas en tu jardín.
  3. Las paredes o divisiones artificiales que te ayudan a demarcar límites en tu jardín.

1.- Trazado de la ruta en tu jardín.

Hay dos cosas principales que debes tener en cuenta en el diseño de las vías:

A.- En primer lugar, deben proporcionar un acceso eficaz de un área a otra (las vías tendrán que ser lo suficientemente amplias como para dar cabida a una carretilla o un cortacésped)

B.- En segundo lugar, la creación de vías visualmente atractivas entre tus salas de jardín. Esta última tarea significa que tienes que incluir elementos decorativos que sean visibles en ambas direcciones a lo largo de la vía principal.

Si tu propiedad es lo suficientemente grande, considera la posibilidad de poner una vía secundaria para ofrecer un mejor acceso a tu caseta de jardín o huerto, por ejemplo. Bien camuflado detrás de los arbustos o flores, esta vía secundaria normalmente se suele poner a lo largo del lado más alejado del patio. Las “puertas” que separan cada sección se pueden realizar con una simple apertura en una cobertura adornada con unas macetas o jardineras con flores de temporada o reforzada por una pérgola cubierta de enredaderas. Tradicionalmente, estas estructuras se utilizaban para mejorar la entrada a las zonas destinadas a ser más privadas del jardín, siendo zonas íntimas y alejadas.

2.- La división del espacio.

Una de las formas más sencillas para repartir tu jardín es asignar espacio para tres áreas básicas:

  1. Un lugar para comer y relajarse.
  2. Un lugar ajardinado o con césped para jugar. Zona de ocio.
  3. Un área de trabajo o almacenamiento.

Funcionalmente hablando, estas son las actividades de más uso y comunes que puedes desempeñar en tu jardín, pero los metros cuadrados dadas a cada una, no siempre están bien definidos. Las delimitaciones de las zonas con setos y plantas le da a cada espacio sus propios límites. Asegúrate de que consideras también la manera de ocultar el perímetro exterior de tu patio de la vista de los transeúntes. Árboles, arbustos grandes y setos son una alternativa atractiva a las vallas y proporcionan interés textual.

3.- Crecimiento de los muros.

Una línea de arbustos plantados individualmente, no importa cuán magnífica o larga sea, simplemente no puede competir con el esplendor visual de un seto en plena floración. Las paredes que separan cada sala de tu jardín no tienen que ser muy altas: un cerco apretado de rosas, o lilas enanas, entre otras muchas que puedas poner, es todo lo que necesitas para crear un límite distintivo entre cada área.

Un borde lleno de flores al lado de un seto vivo que inunda la zona con el color y la fragancia. También puedes utilizar un bajo seto (lavanda, peonías, etc.) respaldado con un enrejado cubierto con clematis u otras plantas enredaderas de temporada como gloria de la mañana o guisante de olor. Si utilizas esta combinación junto con tu huerto, intenta plantar un seto hecho de judías verdes o capuchinas. Si la noción de paredes comestibles te inspira, considera la siembra de frambuesa, grosella o setos incluso ruibarbo.

4.- Piensa en diagonal.

Poner una vía principal, que no sigue una línea recta puede hacer que tu jardín se vea mucho más largo. La creación de una nueva relación espacial, a veces pasa por serpentear con los trazados de nuestros caminos.

Camino serpenteante de jardin

5.- El trabajo de la vertical.

Plantar árboles altos en nuestro jardín, nos ayudará a darle volumen, proporcionando un nivel de altura al jardín.

6.- Añadir nuevos niveles.

Una cubierta que eleve unos pasos sobre el suelo añade dimensión, mientras que un patio hundido mejora la privacidad. Dimensiona tu jardín, mediante darle volumen y crea espacios en diferentes niveles.

7.- Juega con el color.

El azul y violeta son colores más nítidos de lejos, una ilusión óptica que amplifica y crea un efecto de profundidad. Los amarillos y los blancos tienen el efecto contrario.

color en el jardin

8.- Texturas y capas.

La ilusión de profundidad se puede mejorar mediante la creación de capas en la superficie plantada en arriates y jardineras. Coloca un tipo de planta enfrente de la otra, alternando entre una exuberante y otra de sentido diferente.

9.- Saca el máximo partido a tus delimitaciones.

Puedes ganar mucho espacio, creando muros bajos que puedes utilizar como asiento con sólo añadir unos cojines. Los bancos pueden ocultar espacios de almacenamiento, y las pérgolas se pueden convertir en cobertizos con paneles de lona.

10.- Crea perspectiva.

Una glorieta con una escultura o una maceta colocada en el extremo más alejado de la línea de visión crea un punto focal distinto, amplia el ángulo hasta donde nuestra visión puede abarcar.

Las particularidades de tu jardín te pueden servir para usos múltiples y de doble sentido, estas características harán que puedas economizar y ahorrar espacio en tu jardín.

Optimizar tu espacio es maximizar el disfrute de tu jardín mediante añadirle volumen, perspectiva y funcionalidad.

Nos gustaría saber lo qué piensas

      Déjanos tus comentarios