Consejos para la colocacion de suelo para jardin de piedra artificial

Consejos para la colocacion de suelo para jardin de piedra artificial
5 (100%) 1 vote

Consejos para la colocación de suelo para jardín de piedra artificial.

Las losas para pavimentos de jardín están disponibles en una amplia gama de estilos y de diferentes horquillas de precios. Algunos pavimentos para jardín de piedra artificial se parecen y están fabricados a imagen y semejanza a las antiguas piedras naturales, es por ello que para la fabricación de los mismos utilizamos un gran número de diferentes moldes para darles la apariencia similar y con la textura idéntica a la piedra natural.

Losas Travertino - Losas y Pavimentos

Para empezar la labor es conveniente que hagas un dibujo de tu patio para averiguar qué cantidad de materiales vas a necesitar, y qué patrón de colocación usaras. Trata de que con el dibujo, las características del lugar donde vas a colocar las losas, y su patrón de colocación, puedas conseguir el menor corte posible de piezas, ya que te ahorraras mucho trabajo y esfuerzo.

Qué necesitas para la colocación de pavimento de jardín.

HERRAMIENTAS:

  • Metro.
  • Martillo adoquinador.
  • Nivel.
  • Regla metálica.
  • Rastrillo.
  • Pala y Pala de jardinería.
  • Maza de goma.
  • Geótextil.
  • Arena con granulometrías diferentes.

HERRAMIENTAS (Para la instalación sobre hormigón, además de las anteriores).

  • Regadera o manguera.
  • Gaveta y paleta.
  • Limpiadora de alta presión.
  • Carretilla.
  • Regles de madera.
  • Rastrillo.

HERRAMIENTAS (Para cortar las piedras o las baldosas).

  • Amoladora.
  • Discos de diamante.
  • Guantes.
  • Gafas protectoras.

Es necesario marcar toda la superficie o zona que vamos a pavimentar, delimitarla para saber con certeza que no nos saldremos de los márgenes.

SUELO-LETRAVELLE5

Cuando queremos combinar diferentes colores o se va a fabricar algún dibujo con las losas o las baldosas, es muy útil presentarlas antes de instalarlas sobre la superficie y corregir posibles errores que veamos antes. Con este método, podemos seleccionar la mejor posición de las losas antes de su instalación, ajustar el número de cortes y colocar las piezas que hemos cortado en los lugares que menos se vean, consiguiendo la estética deseada.

Quita y limpia de la zona toda la vegetación u otros residuos. Tendremos muy en cuenta las aguas de las lluvias, por lo que debemos haber construido una pequeña pendiente para no provocar estanqueidades de aguas. Esta pendiente la conseguiremos mediante el nivel y el regle.

INSTALACIÓN DE PAVIMENTO DE JARDIN SEGÚN SUPERFICIES.

Sobre superficie de arena.

1.- Utiliza una pala para cavar la superficie dónde vas a instalar las losas, hasta unos 10 cm. de profundidad.

2.- En la zona donde vamos a instalar el suelo para jardín le daremos una pequeña pendiente para la evacuación de las aguas. Se aconseja que el desnivel sea de 1 cm. por metro. Aunque este parámetro podrá ser modificado en función de la extensión a pavimentar y otros aspectos que consideremos oportunos.

3.- Para ganar y no tener problemas posteriores, compactaremos el suelo realizando fuerza con un pisón manual. En caso de que el suelo fuese una superficie muy blanda, cavaríamos más de 10 cm. y añadiríamos una capa de grava, para conseguir la estabilidad deseada en la base.

4.- Cubriremos la superficie con un protector (tipo geotéxtil) o malla anti-hierbas. Esta malla evitará que nazcan las raíces de las plantas y puedan crecer entre las losas que vamos a instalar en nuestro jardín.

5.- Colocaremos dos regles o topes de madera, teniendo muy presente la pendiente que anteriormente dispusimos de 1 cm. por metro. Las enrasaremos al nivel que tendrá el suelo una vez finalizado, descontando la altura de las losas de piedra. Estos regles nos servirán como soporte y guias para igualar la arena en nuestra instalación.

6.- Rellenar de arena hasta conseguir llegar a la altura con los regles que habíamos dispuesto anteriormente (mínimo de 3 a 4 cm. de espesor) y esparcir con el rastrillo. Es importante echar arena suficiente y que sobre, pues hay que equilibrar el asentamiento que sufren las losas después de que ejercemos la presión suficiente para instalarlas, consiguiendo que estas queden firmes y no se produzcan movimientos posteriores no deseados.




Para asegurarnos que todas las losas se instalan correctamente y que salvamos las irregularidades del terreno, que provocaría desigualdades en la superficie que vamos a instalar, recomendamos añadir un saco de cemento por cada 5 carros de arena. Si lo hacemos así, colocaremos las losas de una forma más ágil y con mayor facilidad.

7.- Nivelar la arena con un regle metálico. Para esta labor, nos ayudaremos de los regles que previamente habíamos instalado de madera y deslizaremos el regle metálico sobre estos, apoyándolo y respetando la pendiente que teníamos.

Posteriormente extraeremos los regles de madera que nos han servido como topes o guias para alisar correctamente el suelo y rellenamos el hueco dejado por estos con arena.

8.- Colocaremos las baldosas o losas de jardín sobre la arena sin pisar esta. Durante este proceso, tendremos especial atención de ponernos lo más alejados posible de la última fila que hemos puesto de losas para no moverla o desnivelarla.

 

PIEDRAS NATURALES.

Colocaremos las piedras y ajustaremos su forma si fuese necesario dando golpes a los bordes de las mismas con el martillo adoquinador.

Las presentaremos encima de la arena que hemos dispuesto y las iremos nivelando con la maza de goma. Las iremos comprobando individualmente para luego revisarlas en su conjunto total con el nivel conforme vamos instalando, teniendo muy en cuenta la pendiente para el desalojo de aguas.

 

BALDOSAS DE HORMIGÓN Y BARRO.

Instalar cada una de las baldosas de hormigón planas y a nivel con respecto a las otras, picándolas con el martillo de goma o, si fuese necesario, agregando arena por debajo.. Tendremos muy en cuenta que en esta instalación debemos respetar la pendiente para las aguas, que previamente habíamos dejado.

Conforme vamos poniendo losas, comprobaremos con el nivel que van totalmente planas y no hay escalones ni variaciones entre ellas.

 

SOBRE UNA CAPA DE MORTERO.

1.- Limpiaremos la base de hormigón o planche con agua a presión y le quitaremos todas sus impurezas y restos de escombros, brozas, hojas, etc.

2.- Humedeceremos la solera y extenderemos una capa de mortero.

La capa de mortero, será proporcional al grosor de las losas que vayamos a instalar, pero no siempre inferior a 2,5 cm.

Tendremos que tener muy presente también las juntas de estas piedras, ya que necesitaremos mortero para taparlas. Utilizaremos mortero ya listo para aplicar como M-80 o similar. En caso de prepararlo nosotros mismos, una dosificación recomendable es utilizar 1 parte de cemento por 4 partes de arena e iremos vertiendo agua hasta que consigamos la pasta deseada.

SOBRE EL SUELO.

La instalación directa sobre el suelo se realiza principalmente en la forma de pasos de estilo japonés.

1.- Marcar la zona en que ira cada piedra con yeso u otro material que posteriomente podamos distingir. Pondremos especial atención en que las separaciones entre todas las piedras que forman el paso sean de igual distancia tanto vertical como horizontalmente, y que no estén muy espaciadas para poder dar pasos normales entre ellas.

2.- Cavaremos con una pala de jardín los agujeros un poco más profundos que el grosor de las piedras y verteremos un poco de tierra blanda en su interior, para conseguir que la instalación de las piedras que forman el paso japonés quede a la altura del suelo.

3.- Introducimos la piedra que forma el paso japonés y la picamos con la maza de goma para que se clave en el suelo o tierra blanda que habíamos puesto anteriormente, hasta conseguir que se quede totalmente firme y segura, sin movimientos. Podemos utilizar una madera que colocaremos encima de la piedra y picaremos en esta con la maza de goma, ejerciendo más fuerza para su instalación.

En caso de que nuestro camino japonés lo instalemos en nuestro jardín con césped alrededor, será conveniente que el agujero que hacemos para colocar la losa, sea algo más profundo que el suelo, ya que de esta forma, conseguiremos que la losa quede por debajo del nivel del suelo y no tendremos ningún problema a la hora de pasar el cortacésped.

4.- Acabar de alinear y nivelar la piedra con el martillo y sembrar césped alrededor de la misma si fuese preciso.

REJUNTADO Y LLENADO DE JUNTAS PARA PAVIMENTOS DE JARDIN.

HERRAMIENTAS:

  • Arena de río. (Granulometría de 0,2 mm. en adelante, variará en función del ancho de las juntas que hayamos dispuesto)
  • Pala pequeña de jardín.
  • Llana de goma.
  • Trapo.
  • Escoba o cepillo de pelo duro.

Juntas con arena.

1.- Dispersar y repartir una capa de arena de río (con un grueso de árido de 0,2 mm.) encima del pavimento que hemos instalado.

2.- Con una escoba de pelo duro, barreremos toda la arena que hemos repartido para que se vaya introduciendo por las juntas de las losas. Verteremos agua sobre las losas para que la arena se introduzca mucho mejor por todas y cada una de las juntas. Haremos esta misma operación con todas las juntas, hasta que consigamos que todas ellas estén rellenas de material.

Juntas con mortero.

Las piedras o las baldosas se instalan directamente encima del mortero de sujeción y este mortero por sí ya forma la junta.

Junta de obra.

1.- Humedecer todas las juntas que hay entre las losas, completar estas juntas con borada para juntas especial y perfilarlas con un llaguero.

2.- Lavar, barrer y limpiar lo más rápido posible las losas que hayamos vertido la borada, antes de que esta se seque y se ponga dura, pues el trabajo de limpieza posterior sería mucho más duro y depende de como sea de rugosa la losa, muy posiblemente no podríamos limpiar la borada en su totalidad.

Nos gustaría saber lo qué piensas

      Déjanos tus comentarios