Seleccionar y elegir una maceta o jardinera.

Seleccionar y elegir una maceta o jardinera.
5 (100%) 1 vote

Seleccionar y elegir una jardinera o maceta para el jardín.

La elección de una jardinera o maceta para tu jardín, el interior de tu casa, la oficina o cualquier rincón de tu patio o terraza es una decisión que muy a menudo se deja al azar y se toma a la ligera.

Dentro de las diferentes formas, colores, tamaños e incluso materiales para una jardinera o maceta, tienes que tomar otros aspectos relativos a la funcionalidad y mantenimiento para que tu elección sea del todo correcta.

El drenaje es fundamental para Sanidad Vegetal.

Un agujero en la parte inferior de tu maceta es importante para el correcto drenaje de la planta y sus raíces.

JARDINERA DE MADERA

Mientras que hay diversos tipos de plantas que tienen diferentes necesidades de drenaje, sí que es cierto que ninguna de ellas puede tolerar el agua estancada en sus raíces durante un periodo largo de tiempo.

Y es que las raíces sanas significan plantas más sanas, así que asegúrate de que hay agujeros de drenaje en tu maceta para tener plantas saludables.

Los suelos húmedos favorecen la putrefacción de las raíces, por que dejan poco espacio para que el aire pueda llegar a estas raíces, y por desgracia, muy pocas veces una raíz podrida se recupera.

Si tu jardinera no viene con un agujero de drenaje, encuentra la manera para hacerlo.

Una forma es perforar tu jardinera, considera el tamaño de perforación para que no sea excesivo.

Si necesitas o quieres prevenir que la tierra de la maceta no caiga a través de los agujeros de drenaje, puedes utilizar papel de filtro de café sobre estos agujeros para seguir drenando de forma adecuada y permitir que pase el agua a través de estos filtros sin riesgo a que la tierra pueda traspasarlos.

Platillos para la recogida del agua.

Tienes que tener especial cuidado con las macetas y platillos conectados permanentemente donde es difícil o imposible vaciar su contenido y más el desbordamiento que puede llegarse a producir.

Esto se puede aprender de forma muy fácil cuando una de tus plantas puede sufrir los resultados no esperados de tener permanentemente un platillo recoge agua que hace que, por ponerte un ejemplo, las hojas de tu albahaca se vuelvan negras, y eso es gracias a que las raíces están anegadas debido a que el agua está en permanente contacto con las raíces.

Por eso, mejor usar macetas en las que los platillos sean desmontables, ya que de esta manera es posible vaciar el exceso de agua por lo que las raíces se pueden secar y no anegar de agua.

Doble macetas.

Deslizar una maceta dentro de otra que tenga las dimensiones más grandes, a eso se le llama un conjunto de doble macetas.

Cuando se utiliza este sistema, las plantas crecen en un forro, sobre todo con macetas fabricadas en plástico, esto permite que se resbale dicho forro o bien dentro o para fuera del recipiente decorativo sin molestar a las raíces de la planta.

Si el agua se acumula en el fondo del recipiente más grande, con retirar la maceta del interior y drenar el agua al exterior, sería suficiente para desalojar el agua.

Puedes colocar grava en el fondo de la maceta exterior si es lo suficientemente profundo para ayudar al drenaje, esto puede ayudar a que se puede acumular algo de agua en la grava sin que las raíces de las plantas puedan tocar dicha agua, pero aún así beneficiarse de la humedad de esta agua.

Técnicas que puedes utilizar para dobles macetas:

  •     Para superar el problema de no tener un agujero de drenaje en una maceta decorativa y atractiva.
  •     Para cambiar rápidamente las plantas de temporada.
  •     Para combinar plantas con diferentes requisitos ambientales.
  •     Para minimizar las fluctuaciones extremas de temperatura del suelo.
  •     Para mantener las plantas deseables pero impedir que se propaguen las invasivas.

Utilizando la grava en el interior de las jardineras y macetas.

Es más que sabido que una capa de grava en el fondo de una maceta o debajo de la tierra de la misma mejora el drenaje de las jardineras.

La grava es un sistema perfecto para mantener la humedad en la maceta, permitiendo que el drenaje sea de buena calidad y que no se mantenga la jardinera encharcada para poder podrir las raíces, debido al exceso de agua.

Puedes incluso colocar esta grava húmeda en un platillo debajo de la maceta para ayudar mediante el aumento de la humedad en el área que las plantas estén mejor regadas.

Macetas de auto-riego.

Las macetas auto riego utilizan varios métodos para aprovechar eficazmente el agua desde un depósito inferior en el suelo sin causar molestias.

Este agua, que permanece en la base de la maceta, se absorbe mediante capilaridad a través de pequeñas columnas del suelo, mechas de cuerda o el uso de sensores de humedad.

Este tipo de macetas es especialmente indicada para casas de fin de semana o para aquellas personas que no tienen tiempo de revisar el riego de sus plantas diariamente.

Evidentemente este tipo de macetas auto riego, son especialmente indicadas también para cultivos que son exigentes en cuanto a la demanda de agua, no estaría justificada la inversión del costo adicional en una maceta de auto-riego, en aquellos cultivos que no necesitan agua en abundancia y un cuidado excesivo a este respecto.

Macetas decorativas sin agujeros de drenaje.

A veces es posible que te puedas enamorar de una maceta maravillosa que no tiene agujero de drenaje.

Este sería el momento perfecto para encontrar una más pequeña que pudiera caber dentro de esta y así poder suplementarla mediante la incorporación de una especie de forro.

Combinando plantas con diferentes requisitos.

Las plantas que tienen diferentes drenajes de suelo y por tanto la aireación es también diferente, tienen también requisitos que en muchos casos se pueden combinar en una maceta, permitiendo diferentes tipos de riego para cada planta.

La reducción de fluctuación de la temperatura del suelo.

Las raíces son generalmente más susceptibles al daño por el frío que los tallos y las hojas.

Debido a esta circunstancia, es aconsejable que puedas plantar tu planta con la propia maceta en el suelo exterior, incorporándole mantillo con virutas de madera y otros materiales para ayudarle a sobrevivir el invierno.

De esta forma la temperatura del suelo no fluctúa dentro de la maceta y tampoco está expuesta al viento y las temperaturas extremas ya que es la propia maceta quien la protege.

Restringir las plantas invasoras.

Es cierto que algunos tipos de plantas y especies son atractivas, pero aún así son invasoras y se extienden de forma masiva invadiendo un espacio que no les pertenece.

Por ejemplo, la menta es una hierba aromática que por su fragancia y usos culinarios suele encantar tenerla en nuestro jardín, pero a su vez suele extenderse agresivamente por todas partes.

Si plantas la menta en una maceta grande en la tierra puedes limitar su propagación de las raíces.

En Piedra Artificial Balaustres Martínez, te ofrecemos una sección en la que puedes elegir entre diferentes macetas y jardineras fabricadas en piedra artificial.

{module JARDINERAS DE PIEDRA}

Al ser fabricantes podemos ofrecerte soluciones prácticas y consejos útiles en cuanto a la instalación de tus macetas y jardineras en el jardín.

Como puedes ver, el uso correcto o en este caso la elección adecuada de tu maceta para el jardín o el interior de tu casa te puede dar muchos y muy buenos resultados, todo depende de qué necesites y para qué.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

catorce − 14 =