Cómo crear un jardín más colorido.

Cómo crear un jardín más colorido.
Valora este Post

El color forma parte muy importante en el diseño de tu jardín. La plantación de un tema de color para tu jardín puede ser la parte más emocionante y a la vez más gratificante de la jardinería.

Con posibilidades casi ilimitadas, y un poco de imaginación, tu jardín puede ser una extensión de tu estilo de decoración en el interior de tu hogar.

Además, como beneficio adicional, puedes conseguir con el color en tu jardín que tanto tu familia como amigos, puedan disfrutar aún más de los momentos que pasen en tu jardín, rodeados de color.

Elegir colores para tu jardín

Para empezar, puedes coger la rueda de colores y empezar a realizar mezclas, combinaciones y temas para el intercambio de ideas. Coge un bloc o libreta y usa estas ideas, combinaciones y mezclas para empezar, es lo único que necesitas.

Hay muchas maneras e ideas de combinaciones de colores entre los que puedes elegir, y cada uno ofrecerá una sorprendente variedad de matices de color y carácter que pueden imprimir en tu jardín.

Tu tema de color podría usar colores para fomentar el ánimo. O quizá un tema “análogo”, que son aquellos que están muy cerca en la rueda de color. Entre ellos figurarían los colores cálidos como el amarillo, amarillo-naranja y naranja. O bien puedes elegir tonos más fríos como el verde, azul y púrpura. Estas combinaciones de color también se refieren a veces como “vecinos cercanos”.

Puedes optar por trabajar con colores “complementarios”, colores opuestos entre sí o los que crean armonía al añadirlos.

Las combinaciones de azul y naranja, rojo y verde, violeta y amarillo y así sucesivamente podrían ser algunos ejemplos.

También puedes optar por trabajar con colores “monocromáticos”. Este tipo de colores se basa en la utilización de un solo color como el color dominante en todo el diseño de tu jardín. Un buen ejemplo podría ser usar el amarillo y plantar flores como narcisos y crisantemos amarillos.

En el otro extremo tendrías la opción de dotar tu jardín con un tema “policromático”, este tipo de temas utiliza múltiples colores, que sobre todo son utilizados en los jardines a la inglesa.

Este tipo de jardines se caracteriza por su alegre alboroto de colores y son un buen ejemplo para un jardín con un tema policromático. Combinando y utilizando valores pálidos en colores cremas o blancos para mezclarlos con colores brillantes o intensos que de otro modo no serían visualmente atractivos.

Los colores cálidos y fríos se pueden utilizar juntos para crear una ilusión de profundidad y de espacio en un pequeño jardín.

Al igual que en la pintura, los colores cálidos como el amarillo, naranja y rojo crean una antelación visualmente atractiva a la vista.

Los colores cálidos son considerados colores estimulantes y activos. Mientras que los colores fríos como el azul y morado tienden a retroceder y crear una sensación de profundidad o distancia, también se consideran tranquilos y pacíficos.

Armoniza tus colores.

Ten cuidado al armonizar los colores cálidos con otros colores que también lo sean. Lo mismo ocurre con los colores fríos.

El armonizar tus colores en el jardín tiene un efecto significativo. La calidez o frialdad de un color puede romper toda la armonía que tenga tu jardín, e incluso hacer que tu tema se vea distorsionado.

Te pongo un ejemplo: Si estas utilizando rosa con violeta, elije una fresca sombra de color rosa con un toque de azul. A la inversa, cuando trabajes con colores cálidos, como la combinación de color rosa con amarillo o rojo, elije un tono cálido de color rosa para una armonía más eficaz.

Haz un plan de colores para las estaciones.

Planifica tu jardín colorido según las estaciones del año.

Si estas buscando que tu jardín tenga un tono amarillo, puedes plantar narcisos o lirios amarillos en la primavera tardía, para luego pasar a las dalias y crisantemos en el otoño.

Tener un tema de color anclado en tu jardín y que sea constante, como en este caso el amarillo, puede permitir que otros colores den matiz y acento a tu jardín, que vayan y vengan a lo largo de las estaciones del año, sin dejar de ofrecer un excelente aspecto en el diseño de tu jardín.

Creación de un jardín de colores.

Al seleccionar tus colores, toma en consideración otros elementos en tu propiedad como pudieran ser los muros, árboles, arbustos y las superficies duras (calzadas, pasos, senderos y caminos en tu jardín).

El color en tu jardín y sus opciones deben siempre complementar y apoyar los elementos que tengas en el fondo, con el fin de parecer una extensión y ser agradables visualmente.

Planea colores simples que se puedan relacionar con el paisaje y con el sitio existente.

Los grupos de plantas en tu jardín con colores vivos e intensos dan a tu jardín un color generoso y más eficaz. Las plantas individuales y dispersas tienden a perderse visualmente. Incluso las plantas que hayas elegido como color de acento en tu jardín las debes plantar en grupos de al menos tres o como poco cinco.

Da color a tu jardín imitando a la naturaleza, mediante plantar en surcos o cascadas y no en filas.
Puedes plantar flores con más colores más allá de las fronteras que tengas en tu jardín para que se mezclen entre sí.

Como sabes, el diseño de un jardín siempre es complejo y a la vez apasionante, por ello, si esta es tu primera vez en cuanto a dotar color a tu jardín, te aconsejo que elijas plantas con colores sólidos. Son mucho más fáciles de organizar para un tema sofisticado de tu jardín y por tanto con muchas más combinaciones.

Utiliza colores oscuros delante o más próximos a la vista, para que no se mezclen con el fondo o desaparezcan con la sombra.

Los tonos pastel o las flores blancas pueden ayudar a iluminar zonas de tu jardín que sean sombrías. Estas consiguen un maravilloso punto culminante de un fondo oscuro, por lo que son ideales para utilizarlas alrededor de las fronteras de tu jardín que sean oscuras.

Los colores fuertes y brillantes pueden ser muy eficaces en jardines soleados, así que si tu jardín dispone de mucha luz, aprovecha esta circunstancia para sacarle el máximo partido a estos colores.

En cuanto a los colores pasteles y los colores oscuros, recuerda que pueden ser dominados rápidamente por la luz solar intensa.

El color brillante puede ser llamativo contra un follaje oscuro, un punto a tener en cuenta si tu jardín ya tiene una base de árboles de hoja perenne.

Al igual que en el arte, recuerda que debes combinar la luz con la oscuridad, el cálido con el frío, para obtener unos resultados mucho más satisfactorios en cuanto el uso del color en tu jardín.

En cualquier caso, el uso del color en tu jardín es una forma divertida y muy interesante de darle vida al diseño de tu paisaje.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

cinco × cinco =