Decorar una terraza o jardin pequeño

Decorar una terraza o jardin pequeño
Valora este Post

Cómo decorar una terraza o jardín pequeño.

No disponer de un extenso jardín en tu propiedad, no significa que no puedas diseñar y decorar los espacios en las áreas al aire libre de tu propiedad.

Incluso, el hecho de que tu casa carezca de suficiente expansión de tierra, no significa que no puedas cultivar tus plantas favoritas, alimentos e incluso flores.

Los jardines de macetas y jardineras.

Una de las maneras más fáciles de crecimiento para tus plantas y de aprovechamiento del espacio, es la plantación en jardineras y macetas.

Puedes coger una maceta, un poco de tierra y semillas, con esto ya empezaras a tener tu propio principio de jardín.

Estos “jardines portátiles” los puedes poner en casi cualquier lugar, patio, porche o incluso en tu propia cocina siempre y cuando en esta zona la luz del sol sea abundante.

Aunque pienses que puedes plantar tomates en una maceta, hay muchas otras posibilidades para este tipo de jardines en macetas que hacen un uso muy optimizado del espacio.

Las jardineras, suelen ser una forma ideal de decorar tus ventanas y balcones y son perfectas para plantar flores, hierbas y pequeños arbustos.

Incluso, utilizando tu imaginación, más allá de plantar en tus jardineras y macetas en porches, balcones o ventanas, puedes utilizar diferentes superficies para hacerlo, como en una mesa, una baranda o incluso en bancos y escaleras que puedan contener diferentes tamaños y formas de macetas o jardineras.

Los jardines verticales.

Otra particular y a la vez alternativa de la que dispones en cuanto a la jardinería en lugares reducidos es la idea de ampliar verticalmente el espacio cuando este espacio horizontal es limitado.

Enrejados, pérgolas o estacas simples se pueden utilizar para que las plantas crezcan de forma vertical.

Las plantas trepadoras suelen ser una opción perfecta para este tipo de cultivos, como los pepinos, las uvas, melones o tomates.

Este tipo de jardines verticales que crecen a lo alto no a lo ancho, se pueden apilar en escaleras o estantes, incluso organizarlos en diferentes niveles para las filas horizontales tengan su función de forma organizada en el crecimiento vertical.

Muros para la jardinería.

Como pasa con los jardines verticales, los muros de nuestra propiedad pueden ser un excelente espacio para utilizarlo a modo de aprovechar el área para plantar nuestras flores.

La colocación de pequeñas macetas en las paredes exteriores de tu casa puede añadirle interés visual al espacio al mismo tiempo que puedes obtener alimentos frescos para cocinar.

Espacios no utilizados.

Recuerda que cualquier lugar con tierra y sol puede ser potencialmente un lugar perfecto para hacer crecer las plantas, flores y demás alimentos para tu casa.

Por ello, examina cuidadosamente tu propiedad para poder determinar que espacios no estás aprovechando de la mejor manera para llevar a cabo este tipo de plantación.

Aprovechar al máximo el espacio disponible.

Para aprovechar al máximo la producción de tu jardín, sin disponer de un espacio amplio, tienes que hacer las cosas diferentes de cómo las haces cuando estás trabajando con macetas y espacios pequeños que no cuentan con un amplio espacio para tus plantas.

Por eso, toma en consideración algunos aspectos importantes a la hora de diseñar ese espacio pequeño para que el uso del espacio sea eficiente y también proporcione decoración y diseño a tu jardín.

1.    Busca la luz.

Asegúrate de que tus macetas y jardineras recibirán el sol adecuado, como mínimo seis horas al día. Esto significa que una gran ventana puede ser la mejor opción, por delante de un balcón cubierto en un edificio.

2.    Utiliza tierra de calidad.

En la plantación de jardineras y macetas, la tierra y su calidad son imprescindibles para el buen resultado del crecimiento de las mismas.

En otras circunstancias, las plantas pueden plantarse con espacios más grandes de separación y por tanto tienen mucha más tierra para extraer los nutrientes, es por ello que este tipo de jardines de macetas, necesitan un suelo extremadamente rico y de alta calidad para compensar las porciones de tierra más pequeñas.

La adición de materia orgánica a la tierra de estas macetas asegurará que tus plantas reciben todo el alimento necesario para crecer.

3.    Olvídate de las filas en la plantación.

La plantación en filas o surcos suele ser la formación más común en huertos y zonas del jardín amplias.

En cuanto a la plantación en lugares mucho más reducidos, y en este caso en jardineras y macetas, tienes que optimizar el espacio mediante asegurarte de plantar de forma eficiente y aprovechando los limites a los que te enfrentas.

4.    Elije las plantas adecuadas.

Como pasa con cualquier otro jardín, el éxito de tu pequeño espacio para plantar comienza con la recolección de las plantas adecuadas.

Comienza por decidir qué plantas comestibles son las que con más frecuencia utiliza tu familia, y luego busca las variedades compactas de dicha especie.

Como puedes ver, la falta de espacio o no disponer de un jardín extenso, no significa que no puedas llenar tu casa con alimentos frescos y flores.

Hacer uso del espacio que tienes con un poco de creatividad y organización hace que puedas disfrutar de cultivos sin disponer de un jardín extenso.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

uno × 5 =