Guía para la planificación del paisaje. Desarrollo de un Plan Maestro.

Guía para la planificación del paisaje. Desarrollo de un Plan Maestro.
Valora este Post

Guía para la planificación del paisaje. 3.- Desarrollo de un Plan Maestro.

Crear bocetos, decidir dónde poner qué y la proporción de un espacio a otro.  Evolucionar estos proyectos en un plan detallado que utilizará como su hoja de ruta el diseño de un jardín pueden ser las primeras acciones que debes tomar a la hora de desarrollar un plan maestro para el diseño de tu jardín.

desarrollo de un plan maestro para el jardin

Este artículo forma parte de una serie de 5 que se complementan.

Dentro de esta sección del desarrollo de un plan en tu diseño de jardín vamos a tratar los siguientes aspectos:

  •      Uso público o privado
  •      Dirección del flujo de tráfico
  •      Composición Espacial
  •      Consejos para el paisajismo
  •      Creación de un Plan de Concepto
  •      Diseño de un Plan de Escala

Uso público o privado.

En el diseño de áreas al aire libre como parte de tu plan de paisajismo, el objetivo es crear un espacio íntimo, o una serie de espacios, que son distintos pero que están unificados entre sí mediante crear armonía y transiciones que no son abruptas sino más bien progresivas para pasar de una a otra zona.

Después de dar prioridad a tus deseos y necesidades, es el momento de organizar y definir un plan de diseño que se asigna a diferentes áreas públicas y privadas, y conectarlos de manera lógica.

El tamaño y la forma de cada habitación dependen de su ubicación, función y las características de tu paisaje.

Los principios del diseño de un sitio al aire libre son similares a los de una habitación en tu casa, en donde es importante saber donde estará la puerta, las ventanas y la transición que se va a usar para toda la estancia.

A este respecto, si te interesan los principios del diseño de un jardín tienes un artículo muy extenso, explicativo y con todo lujo de detalles aqui.

Dependiendo de donde tengas tu vivienda y de cómo sea tu estilo de vida, tu jardín delantero puede ser un lugar ideal donde tus hijos puedan jugar o una zona neutra con poca actividad para poder recibir a tus invitados de forma sosegada.

De cualquier manera este tipo de espacios deben reflejar el aspecto de tu personalidad y crearán la primera impresión que se llevarán tus invitados y amigos al entrar en tu propiedad.

Barbacoas y comedores.

En cuanto a otro tipo de zonas, como las de la cocina al aire libre y el comedor de tu jardín, tienen que ser zonas altamente cómodas y situadas cerca de tu casa para poder suministrar con facilidad y rapidez cualquier utensilio que se precise del interior de tu hogar.

En Piedra Artificial Balaustres Martínez tenemos una amplia gama de mesas para jardín resistentes a las inclemencias del tiempo.

Tienes que además tener presente que los materiales que vas a utilizar en tu cocina al aire libre o tu comedor deben ser resistentes a las inclemencias del tiempo, resistentes al paso del tiempo y que su mantenimiento sea escaso, sin embargo estas circunstancias no deben estar reñidas con que no sean cómodos y reconfortantes para poder disfrutar de excelentes sobre mesas con tus amigos.

La iluminación en estos espacios debe estar garantizada mediante la incorporación de lámparas eficaces pero que no sean molestas y que tampoco produzcan deslumbramiento.

Puedes acompañar toda la zona con cojines resistentes a la intemperie para dar un sentido de mayor comodidad y que estos cojines pueden dar, mediante su color y tejido, la nota predominante o protagonista para toda la zona.

Zonas de recreación.

En tu jardín no deberían faltar las zonas de esparcimiento y más si tienes niños pequeños o mascotas.

Es importante pensar en estas zonas ya que van a ocupar una parte importante del espacio y tienen que ser zonas seguras mediante la instalación de vallas para acotar el espacio que usaran niños y mascotas.

La inclusión de este tipo de vallado en las zonas de recreación hacen que tanto sus juegos como otras actividades no sean molestas para el resto de tus invitados.

Rincones en el jardín.

En un proyecto de diseño de jardín, aspectos importantes como ocultar o mostrar forman parte de todo el trabajo a desempeñar.

¿Quieres crear espacios donde no se puede ver todo a la vez, y te ves obligado a viajar a través del paisaje del jardín con el fin de experimentar diferentes espacios?.

Este tipo de recursos se utilizan para crear sorpresa e interés que a buen seguro hacen las delicias de todos tus visitantes y que crean espacios más privados que a menudo son los favoritos en el jardín.

Zonas de servicio y de trabajo.

En tu jardín vas a necesitar herramientas para el mantenimiento y limpieza de tu jardín, por lo que sería muy interesante que en el diseño de tu jardín tengas previsto dónde vas a poner estas zonas de almacenamiento de herramientas y utensilios para que no desentonaran con toda la decoración de tu jardín.

Puedes utilizar un enrejado de flores para ocultar fácilmente este tipo de habitaciones y así crear un aspecto de armonía en todo tu jardín, sin necesidad de rechazar la idea de una habitación para enseres del cuidado de tu paisaje y el mantenimiento del mismo, así como su limpieza.

Dirección del flujo del tráfico.

Si tienes una propiedad grande organizada en una serie de salas o habitaciones al aire libre o un espacio más pequeño, es necesario un sistema de caminos que conecten las diferentes zonas de forma natural, dónde poder hacer una pausa y donde poder proseguir dicho camino.

Esto sería un patrón de circulación en donde se debe ajustar a un eje central, tal y como las arterias se puedan ramifican a varios puntos de interés.

Los caminos en el jardínproporcionan separación y definición de áreas públicas y privadas a la vez que la conexión y su unificación.

También estos caminos sirven para guiar nuestra mirada y como nos movemos a través del paisaje.

Se podría decir que el paisaje estructural son los huesos del paisaje y estas vías ayudan mucho mejor a definir los espacios y a conectarlos, utilizando también plantas en sus bordes para suavizar y mejorar los limites y las fronteras entre los diferentes elementos.

La entrada.

La entrada en tu propiedad es importante y sobre todo porque da el acceso a las personas entre el exterior y el interior, por lo que un diseño eficaz de esta zona va a suponer la bienvenida a todos aquellos que te visiten.

A grandes rasgos, esta entrada debe facilitar el acceso a tu propiedad y debe dar una impresión favorable, como si sintieran una sensación de protección.

Paseo Principal.

En cuanto al camino principal, su anchura puede ser de 90 a 100 centímetros como recomendación, para que el tráfico y andar sobre este camino sea cómodo, pero en cualquier caso, esta medida la tienes que tomar como general, ya que la anchura tendrá mucho que ver con la escala de la casa y del espacio disponible.

Lo ideal y aconsejable es realizar el ancho del camino para que dos personas puedan caminar el uno al lado del otro de forma que sea cómoda y placentera.

Caminos funcionales.

Cuanto más utilices una ruta o camino en tu jardín, más robusta tiene que ser la superficie con la que este hecha.

Los caminos funcionales que se utilizan constantemente para el tráfico peatonal deben tener una superficie resistente para cualquier estación, como el cemento, los adoquines y la piedra artificial.

“Todos los caminos deben tener una ligera pendiente o peralte para evitar los charcos que se forman en el clima húmedo”

Caminos ocasionales.

Un camino lateral alrededor de la casa o en un rincón del jardín puede ser una serie informal de las piedras del campo intercaladas con musgo, grava, piedra blanca o una hierba “transitable”, como tomillo rastrero.

El uso de adoquines en una pasarela principal unifica el diseño del paisaje y ata el tema general. Un camino estrecho también señala la transición del sector público al espacio privado.

Actividad de concentradores.

Una vida al aire libre o área de entretenimiento podría ser una extensión de una sala de estar o sala de estar en la casa, y debe tener un punto de transición claro y amable para el resto del jardín.

Un área abierta debe contribuir al patrón general de circulación, y orientar a los ojos y guiar al visitante de un punto focal a otro.

Las áreas de juegos para niños, en las que se haga más ruido de la cuenta, deben estar separadas de las zonas tranquilas, pero no porque estén separadas deben estar ocultas, ya que deben estar visibles desde otros puntos del patio y desde el interior de la casa.

Caminos de servicio.

Aunque un área de servicio pudiera estar “fuera de lo común”, ya que son zonas en las que se reservan para uso diferente al que le damos a todo nuestro jardín, tienen que ser zonas amplias y organizadas para acomodar los equipos de jardinería, carretillas, cubos de basura, cortadoras de césped, bicicletas y otros enseres que puedas utilizar en tu jardín pero que tienes que tener guardados para no crear un sentido de desorganización.

Composición espacial.

Después de decidir la composición de la forma de tu patio o jardín, es el momento de centrarse en la composición espacial.

La composición espacial es cómo van a estar dispuestos los árboles, arbustos, plantas de bajo crecimiento, paisaje estructural, estructuras construidas y el césped, como se combinan en formas exuberantes, paredes excelentes, pisos y techos de una sala al aire libre y su influencia en cómo se va a ver el paisaje y como se va a sentir.

En cierto modo, el diseño de una sala funcional al aire libre es similar al diseño de una interior, donde se elige la altura del techo, elementos arquitectónicos, los revestimientos de suelos y paredes, y la textura y color de los acabados. En este caso, sin embargo, estas utilizando la forma y la estructura de las plantas para crear intimidad y definición en relación al paisaje estructural y estructura construida.

Composición espacial en Paisajismo.

El piso lo puedes tapizar suavemente con hierba o mantillo, o incluso puede ser una superficie dura que está cubierta de un pavimento como por ejemplo el hormigón. De cualquier forma, el color, la textura y el patrón son los detalles importantes a tener en cuenta.

Las paredes de una sala al aire libre son otra oportunidad de mezclar texturas y formas.

Crear estas paredes verdes basadas en la forma de las plantas verticales tienen diferentes formas de expresión como:

  •     Óvalos.
  •     Columnares.
  •     Llorones.
  •     Escaladoras.
  •     Difusoras.
  •     Agrupaciones.

Una cobertura de enrejados cubierta de enredaderas o fila de arbustos son ejemplos de vegetación vertical que proporciona privacidad pero que permite un espacio para respirar.

Otras paredes podrían consistir en la ladera de una casa o edificio, una pared de mampostería, valla o cenador.

Con un techo, el objetivo no es tanto el refugio como la sensación de refugio.

Un dosel frondoso de un árbol proporciona sombra y una sensación de cobijo.

Una vez más, ten en cuenta el tamaño del árbol en su madurez, así como su capacidad de hojas en caso de que caigan para que sepas cuanto te va a costar el mantenimiento y limpieza de las mismas.

Una pérgola o una cortina de vela pueden lograr efectos similares mientras que sientes que tu espacio no se reduce sino que más bien da la sensación de abierto y grande.

La composición espacial también es importante para los espacios de transición, en particular los caminos, escaleras y rellanos.

Por último, no te olvides de los portales para extender las líneas de sitio y orientarlo. Las pérgolas y las puertas dan una idea de lo que hay más allá, creando un sentido de flujo y movimiento en el espacio.

Consejos para el paisajismo.

El paisajismo también refiere a cualquier superficie sólida o estructura de pavimentación y cómo engalanar los muros y vallas.  

Estos elementos permanentes, hechos por el hombre, forman los huesos de un paisaje y son la primera cosa que se instalará en un proyecto de paisajismo en caso de que no existieran y fueran necesarios.

“Al pensar en el diseño, construcción y mantenimiento de tu diseño de paisaje, considera cómo sostenible cada componente y como podrías modificarlo para hacerlo mucho más sostenible con respeto al medio ambiente”.

Al elegir los materiales para tu paisaje estructural, hazte las siguientes preguntas:

 ¿Cómo se incorporan los principios de “reducir, reutilizar y reciclar” en mi jardín? La reutilización de materiales en tu jardín forma parte importante de sacarle el máximo provecho a utensilios que por el paso del tiempo pueden haber quedado en desuso y que con un poco de trabajo y acondicionamiento pueden ser de gran utilidad.

Además, la reutilización de estos objetos entra dentro de una política que conservación del medio ambiente que te puede ayudar a reciclar materiales para aprovecharlos de forma mucho más efectiva.

 ¿Cuál es el impacto del producto en el medio ambiente una vez instalado? El pavimento impermeable como el hormigón, la piedra con mortero y la piedra artificial pueden evitar que el agua se estanque en tu jardín. Sin embargo los materiales permeables, tales como los adoquines, la gravilla y otros permiten que el agua se filtre en el suelo reduciendo la escorrentía de las aguas pluviales.

Asegúrate de que los materiales que usas no se lavan y pierden propiedades con las erosiones del agua y el frio y que evidentemente no contienen productos químicos tóxicos como el arsénico o metales como el plomo.

¿Cuáles son los requisitos de mantenimiento del producto? Tienes que tener claro que en función del producto o material que vayas a instalar en tu jardín, así va a ser el mantenimiento, limpieza e incluso protección de los mismos.

Utilizar la madera para la decoración de tu jardín va a representar que tengas que tener especial cuidado con su mantenimiento, los productos que vas a utilizar en su protección y el tiempo que vas a necesitar en tu mantenimiento.

Utilizar un compuesto como la madera plástica no necesita de pintura y es resistente al agua y los insectos.

Por otro lado, el hormigón o la piedra artificial son materiales mucho más resistentes a las inclemencias del tiempo, en los que además su mantenimiento y limpieza son casi nulos.

Tipos de superficies duras para tu jardín.

Al añadir a un paisaje existente o mezclando nuevos y viejos materiales, si no puedes hacer coincidir con la superficie dura original, repite la combinación de colores en otra textura o material.  

Prueba con estos consejos para cada superficie dura en tu plan de diseño del paisaje:

Pavimentación. Una de las extensiones más desafiantes de elementos sólidos para diseñar estéticamente es el camino de la entrada a tu casa.  

Debido a su tamaño y por lo general prominente ubicación, el camino de entrada tiene un impacto significativo en el atractivo y el diseño final de tu jardín.

Puedes desviar la atención de la calzada mediante el uso de materiales como el hormigón, adoquines manchados o adoquines que estén relacionados con el diseño general del paisaje.  

Realizar un camino de pavimento de piedra artificial es una excelente idea ya que su mantenimiento es prácticamente inexistente y además tanto el drenaje de agua como su filtración están asegurados.

Las fronteras, en estos caminos o vías de acceso a tu casa, que estén plantadas pueden suavizar el impacto de un gran espacio muerto en la calzada, atrayendo la mirada en el paisaje.

En las regiones con inviernos gélidos, las plantas perennes y los arbustos pueden recibir un impacto muy grande debido a estas condiciones climatológicas, por lo que si en vez de plantar este tipo de vegetación te decantas por usar el color en tu calzada mediante estampaciones y colores vivos puedes mitigar estos problemas en tus plantas.

Materiales para calzadas y caminos.

Para calzadas y caminos, las opciones incluyen:

  •     Adoquines.
  •     Ladrillos.
  •     Piedra.
  •     Adoquines que se parecen al ladrillo y piedra.
  •     Hormigón (vertido, losa, de color o textura).
  •     Terrazo.
  •     Grava.
  •     Piedras de cristal.

Disponibles en una variedad de modelos y colores, los adoquines se pueden hacer e instalar para dar aspecto de la piedra natural o los ladrillos.

Puedes adquirirlos desgastados para dar un aspecto menos formal y que con visión más antigua.

Según el clima de tu región, tienes que tener en cuenta los patrones de la topografía y el drenaje de tu propiedad para que la instalación de los adoquines sea de forma eficaz.

Caminos de grava.

Uno de los proyectos en el diseño de un paisaje y un trabajo de los más fáciles de bricolaje a este respecto y menos costoso está en la instalación de un camino de grava.

Tendrás que excavar la ruta y nivelarlo, a continuación apisonar una capa de piedra triturada, seguido por una capa de tela de paisaje para prevenir las malas hierbas.

Instala sobre 10 centímetros de borde a ambos lados del camino para sujetar y contener una capa profunda de la grava y que así no se disperse.

Un camino de grava te da flexibilidad para formas y se puede utilizar para tanto un patio como un jardín, entre adoquines, pero el material tiende a dispersarse a la hora de pisarlo, por lo que tienes que tener en cuenta de que de vez en cuando lo tienes que ir aplanando.

Cercas y vallas.

Las vallas pueden establecer diversos grados de privacidad y seguridad en función de su altura y transparencia.  

Los piquetes o listones estrechos transmiten una barrera psicológica y un mínimo de privacidad.  

Una valla alta, tablero o listón, una empalizada o un muro pueden llegar a resultar imponentes, por lo que suavizar ese efecto mediante arbustos, parras o celosías pueden causar el efecto contrario.

Una valla debería retroceder en el fondo, no convertirse en el punto focal o protagonista de tu jardín.

En algunas situaciones, sin embargo, una cerca o valla blanca tradicional es la opción correcta para proporcionar un marco nítido a una propiedad y reflejar la luz en un patio sombreado.

El vinilo para tu valla de jardín te va a costar más que la madera pero es muy reflexivo, y requiere menos mantenimiento.

Las vallas de metal parecen más formales que las de madera y requieren un mantenimiento que a veces puede ser excesivo debido a su estado de oxidación, pero ofrecen menos privacidad.

Sin embargo son perfectas para la piscina, ya que pueden estar equipadas con puertas de cierre automático y sus diseños de lamas abiertas no impiden la visibilidad.

Paredes.

Elije materiales de hormigón armado para la pared, piedra, ladrillo y similares de acuerdo con la arquitectura y la región de tu casa.

La piedra y el ladrillo con el mortero deben complementar otros colores de tu jardín y sus texturas.

Ya sea que vayas a levantar un muro para tu privacidad o para la estabilidad mediante un muro de contención, como una frontera mínima alrededor de una terraza u otra situación, las paredes en tu jardín y tu propiedad son una declaración de diseño duradero y que necesitan que las construyas cuidadosamente y con un estudio planificado para que el resultado sea el correcto.

Los Patios.

En un patio debes determinar primero el tamaño con referencia a tu casa.

No te olvides de incluir espacio para sillones, mesas de cóctel, un bar y, más importante aún, espacio para la circulación.  

Cómo antes te comentaba, los pasillos de circulación son importantes ya que se usan para salir o entrar de las zonas y navegar o circular alrededor de los muebles que tengas en tu patio.

Una pared que esta construida a doble cara de piedra o adoquines ofrece privacidad y también separación, ya que ahorra espacio y mantenimiento y solo tienes que añadir algunos cojines resistentes a la intemperie para poder realizar un banco sin ningún esfuerzo.

Los materiales que puedes elegir en tu patio pueden incluir las losas de corte formal o irregular, ladrillos, hormigón estampado, adoquines de hormigón, y todo en una gama amplia de colores y diseños que vayan y sean armónicos con toda la decoración del jardín.

Cómo producto natural puedes utilizar la piedra que puede variar en color y el patrón entre unas y otras.

Escaleras.

Las escaleras deben ser seguras, cómodas y accesibles.

Este tipo de construcción debe coincidir con el estilo y la topografía del terreno.

Las paredes laterales y esquinas rectas serán desafíos a la hora de cortar las formas de las escaleras para su construcción y sobre todo en aquellas paredes laterales que formen curvas.

Si tienes una pendiente pronunciada, puedes romperla mediante la construcción de pasos con aterrizajes, a forma de escaleras amplias con giros o curvas.

Muebles empotrados.

Los muebles de jardín instalados de forma permanente, tanto a finales funcionales como estéticos tienen que ser y estar en armonía con todo el contorno.

Escondidos en un rincón o en lugares que sean bien visibles, tanto un banco de piedra, un pedestal para una escultura, un asiento o cenador tienen que tener un sello único en tu paisaje.

Asegúrate de que estas estructuras son de nivel y forma segura, no sólo para la decoración.

Cubiertas.

Al agregar una cubierta, considera el estilo y la funcionalidad.  

Para evitar que tu cubierta se parezca a una ocurrencia tardía y anexa a tu casa, es mejor que un arquitecto diseñe el estilo e incluya detalles que hagan que la construcción de esta cubierta este destinada a decorar y no que cause una reacción de desconcierto o que sea contraria al beneficio que se puede sacar de este recurso en la decoración de tu paisaje.

Al igual que pasa con los patios, hacer una cubierta lo suficientemente grande como para dar cabida a los tipos de funciones que tienes en mente es esencial, ya que de lo contrario te vas a quedar pequeño en desempeñar esas actividades bajo ella que deseas y que por ello así lo has planificado.

Si vas a cenar, crea un espacio para una mesa y sus correspondientes sillas, con sitio con holgura para que todo esté en su sitio y no haya sensación de asfixia o agobio por carecer de más espacio.

Tienes que tener también claro y diseñar perfectamente cómo vas a querer que la gente suba y baje de la terraza, en caso de que la cubierta este en esa zona y esté por encima del plano recto de tu jardín.

Dependiendo de la altura, puedes incorporar un área de almacenamiento o patio cubierto debajo, maximizando así todos los espacios que puedas tener en tu jardín y bajo esta cubierta.

Los materiales para este tipo de construcciones pueden ser desde la madera hasta el hierro, el ladrillo o el plástico, en este sentido tu elección tendrá que ver con el mantenimiento, el presupuesto y cómo se va a integrar en el diseño de tu jardín.

Cenadores.

Dentro de la decoración de un jardín, un cenador o glorieta son piezas arquitectónicas mágicas y especiales.

Son como portales al paraíso, convirtiendo una pasarela ordinaria, puerta o esquina del patio o jardín en un punto focal y protagonista.

Además también son funcionales, ya que pueden incorporar bancos para descansar y plantas para disfrutar de su belleza y frescor.

Suelen fabricarse o construirse de madera o hierro forjado, aunque estos materiales pueden sucumbir a los elementos del tiempo si no se mantienen adecuadamente.

Son cada vez más populares las pérgolas de piedra artificial imitando la madera debido a su bajo mantenimiento, durabilidad y parecido a la madera natural.

Pérgolas.

Libres o en un voladizo desde una pared de tu casa, las pérgolas proporcionan sombra y son un centro arquitectónico y de alto atractivo exterior.

Las vigas del techo imparten un sentido de la privacidad en el recinto interior sin inhibir las vistas al cielo y el paisaje circundante.

El suelo puede ser de piedra o césped y también puedes utilizar las una pérgola para dar sombra a una pasarela o proporcionar un marco para las vides, rosas o plantas trepadoras.

Estas estructuras se hacen generalmente de madera o de hormigón y puedes cablearlas para incluir iluminación, ventiladores de techo o vaporizadores.

Gazebos.

Suelen ser una buena idea aunque a veces no muy explotada o incluso utilizada.

Su utilización, como patio satélite, recinto, zona de juegos o sobre todo, como estación de mirador desde donde se puede disfrutar de una gran vista, suelen ser los usos más cotidianos.

En cualquier caso, en función de su uso previsto, podría incluir asientos incorporados, pantallas, dispositivos de iluminación o incluso ventilación en el techo.

Históricamente, los estilos van desde la pagoda china en el pabellón de estilo victoriano a las construcciones rústicas de ramas de árboles.  

En la elección de su diseño, pese haber de muchos estilos, tienes que considerar la arquitectura y la proximidad de tu casa, así como integrar la estructura en el flujo de circulación con las calzadas o caminos de pie, y poner las plantaciones de cimentación que armonicen con el resto de su paisaje.

Creación de un plan de concepto.

Esbozar planes y bocetos para el diseño de tu jardín es importante, ya que es la forma fundamental para considerar dónde poner y qué poner en proporción de un espacio con respecto al otro.

Cada anotación representa algo, el césped, las fronteras, las camas elevadas, una piscina, árboles y puedes cambiar de tamaño y forma en función de tus necesidades y priorizar tus deseos.

Eventualmente, puedes volver a definirlos entre sí mediante otros tipos de diagramas que puedan transformar el plan y el concepto.

Determinar la forma de los espacios más grandes, como el césped y los patios delanteros e incluso otros espacios que sean importantes en tu jardín puede ser un punto de partida para empezar.

El uso de una forma similar a lo largo del diseño ayuda a crear la unidad y la estructura dentro del diseño.

La arquitectura de tu casa puede informar a la elección de la composición de la forma, pero es en gran medida una cuestión de gustos personales.

¿Prefieres curvas o ángulos?  

¿Círculos o rectángulos?  

¿Simétrica o asimétrica?

¿Formal o informal?

Evidentemente, y dentro de un contexto, se suele preferir diseños curvilíneos porque son menos formales que los rectilíneos y por que también se tiende a pensar que las curvas con más relajantes y más naturales.

La geometría en el jardín y su diseño puede ser hermosa y ser de un gusto exquisito, a veces nos sentimos obligados a forzar las líneas y trazar curvas en un área en la que tiene muy poco sentido, por lo que mejor es ser creativo y audaz, utilizando las rectas en su ámbito y las curvas cuando se requieran.

Por ejemplo, es posible suavizar simétricas, camas rectilíneas y fronteras con plantas dispuestas a inyectar una nota de formalidad en un paisaje de flujo libre con un jardín de hierbas planteando un patrón geométrico.  

La clave está en adherirse a los principios de diseño de la escala, el equilibrio, la masa y la armonía.

Diseño de un plan en escala.

El diseño de tu jardín es altamente visual, por lo que poner este diseño o plasmarlo en un papel es crucial.

Si estás trabajando en un proyecto sencillo, un grafico en un papel de calco podría ser todo lo que necesitas.

Un diseñador de jardines profesional comienza con una encuesta de la propiedad y un mapa topográfico, para luego normalmente crear una serie de bocetos conceptuales, elevaciones preliminares y reorganización final en función de su visión evolutiva del lugar.

Crear la Red Básica.

Mide el área y transfiere las dimensiones básicas a un papel.

A continuación, traza la posición de características fijas que no se pueden cambiar, como edificios, árboles, caminos, entradas de garaje, paisaje estructural, vistas, sistemas de riego y similares.

Consejo: En una esquina del papel, puedes incluir una brújula para recordarte los patrones de luz solar y sombra.

Para escuchar diversos conceptos, utiliza revestimientos de papel o múltiples fotos o copias electrónicas que te permitan probar con diferentes formas de composiciones, caminos y proporciones.

En esta fase, no creas que es demasiado pronto incluir elementos tales como arbustos y patios dibujados a escala y colocados en diferentes configuraciones en la parrilla.

No pases por alto los detalles prácticos, tales como la colocación de sistemas de riego e iluminación, la electricidad en todas las partes del jardín o incluso si vas a utilizar energía solar y el acceso para diferentes zonas.

Dibuja el plan final.

Una vez que has colocado en un patrón de tráfico lo básico y los “huesos” del espacio, comienza la diversión de etiquetas como las que transforman en marcas todos aquellos accesorios que vas a incluir. La inclusión de las flores, plantas y verduras, los patrones de colores y sus formas.

Al igual que en la decoración de una habitación, visualizar los colores, las formas, las texturas y los patrones y como trabajarán juntos es importante para el resultado final.

Comprender qué es cada cosa.

Todos los planes de un diseño de un jardín suelen tener o utilizan símbolos para indicar plantas, materiales para pavimentación, árboles y elementos arquitectónicos.

Los símbolos no están normalizados, por lo que todo lo que se usa se puede personaliza y no significa lo mismo para todo el que interprete el diseño.

Debes ser simple pero también sugerente en cuanto a estos símbolos y que su apariencia real se asemeje a las características del paisaje.

Por ejemplo, las áreas pavimentadas deben parecerse a la materia y el patrón que se puede usar mediante zigzag o bien mediante espiga, incluyendo pequeños puntos de grava y así sucesivamente.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

16 + 12 =