Diseño de un jardín de bajo mantenimiento.

Diseño de un jardín de bajo mantenimiento.
Valora este Post

Diseño de un jardín de bajo mantenimiento.

El diseño de un jardín de bajo mantenimiento es una labor que pese a que requiere un esfuerzo adicional, dicho trabajo será recompensado en el futuro con el ahorro de esfuerzo.

El jardín ideal es aquel que combina la belleza con un bajo mantenimiento.

Para lograr este equilibrio en cualquier jardín, el diseño de tu jardín es la clave.

Las características de bajo mantenimiento deben ser parte del plan de jardín y una prioridad durante el diseño de este.

Para crear un jardín que requiera pocos cuidados, puedes comenzar a trabajar con la naturaleza y con todos los recursos que tienes a tu alrededor.

Mira las características naturales que ya se encuentran en tu jardín y mejora esas zonas o áreas.

Selecciona las plantas que mejor se adaptan a las condiciones climatológicas que tienes en tu zona.

Con un poco de previsión, el sueño de un jardín de bajo mantenimiento puede ser una realidad.

Diseño de un jardín de bajo mantenimiento.

Cada jardinero, al igual que a cada persona que cuida su jardín y muy posiblemente hasta tu mismo, nos encanta trabajar en el jardín y a buen seguro tenemos trabajos o tareas que son nuestras preferidas y que nos gustan más que otras.

A algunos nos encanta el control de las malas hierbas, otros quizá encuentran un placer en la poda o en la formación y el cuidado de los árboles frutales, otros disfrutan de una tarde de relax cortando su césped.

En el diseño de un jardín, decidir qué tareas son deseables y de tu gusto y cuales de ellas las puedes eliminar, van a darte mucho más disfrute de tu jardín y por tanto el mantenimiento va a ser mucho más gratificante en cuanto al trabajo.

Si no puedes soportar el arrancar hierbas en tu jardín, evita la hierba y su proliferación, y si no puedes soportar la poda, evita las plantas que la necesitan. Con esto quiero decirte que reduzcas actividades que no quieres mediante la prevención y anticiparse a que sucedan.

Consejos para el mantenimiento fácil de un jardín.

Para las zonas de estar, utiliza una superficie dura, grava o cualquier tipo de pavimento de jardín. De esta manera no tendrás que recortar la hierba alrededor de las mesas, sillas y bancos.

Reduce la poda y las tareas de limpieza y rastrillado de hojas en tu jardín con la plantación de arbustos y árboles de hoja perenne.

Los arbustos compactos proporcionan fronteras de bajo mantenimiento, que son atractivas a lo largo de vallas y caminos de acceso.

Puedes, si tienes un jardín de considerable tamaño, dejar partes del mismo en un estado natural para hacer una zona de bajo mantenimiento que puede atraer a aves y vida natural.

Instala un sistema de riego eficaz para aquellas plantas en tu jardín que requieren un riego más frecuente.

Si tienes césped, utiliza productos y sobre todo semillas, que sean de calidad.

Planta en masa un tipo de planta para crear un efecto calmante en el paisaje de tu jardín y reducir mantenimientos diferentes para diferentes clases de plantas.

Si tu jardín, por su fisonomía o pendientes, te crea zonas anegadas, es una buena idea que instales un estanque natural en esa zona. 

Las mejores plantas de bajo mantenimiento

Un dato que siempre tienes que tener en cuenta sobre el mantenimiento de tus plantas en el jardín, es que las plantas que requieren menos cantidad de cuidado y mantenimiento son aquellas plantas nativas, es decir, aquellas que son de tu propia región o área local.

A buen seguro, las plantas nativas tienen una larga historia en tu localidad en cuanto a sobrevivir y prosperar en condiciones climáticas que afectan a tu zona.

Un jardín lleno de plantas nativas va a tolerar períodos de sequía, son resistentes a muchas de las plagas y enfermedades locales y van a sobrevivir a través de los duros veranos o inviernos que tengas en tu zona.

Estos son algunos ejemplos de plantas que son fáciles de cultivar y que requieren una atención mínima:

  •     Los bulbos crecen en sol o sombra y se dispersan a lo largo de un área. Alliums vegetales, azafrán, jancitos, narcisos, tulipanes y caladios.
  •     Las hierbas ornamentales necesitan muy poco mantenimiento en su gran amplitud.  La vinca Major o conocida comúnmente como la hierba de la doncella es un claro ejemplo de hierba ornamental con muy poco mantenimiento.
  •     Las plantas con flores dan color a tu jardín. Añade azucenas, geranios, margaritas, etc. No tienen mucho mantenimiento y además de proporcionar color, dan diseño, escala y profundidad, según las covines, a tu jardín.
  •     Las cubiertas vegetales las puedes cultivar en aquellas zonas donde te sea difícil plantar y sobre todo cortar el césped. Las plantas de fresa o el enebro rastrero, la manzanilla y el bígaro, el tomillo y la ajuga son alternativas que puedes usar.
  •     Puedes permitir que crezcan de forma natural los arbustos en tu jardín en masa. Una buena selección de azaleas, boj, brezo, hortensias y lavanda, son elecciones perfectas.
  •     Los árboles van a proporcionar sombre y protección en tu jardín ante vientos fuertes, además proporcionan refugio y dan sombra en días calurosos.
  •     Si tienes un estanque en tu jardín o zonas que suelen estar encharcadas, puedes plantar espadaña, Jacinto de agua, lirios de agua o incluso musgo.

Cómo reducir trabajos en el jardín.

La manera más eficaz de reducir al mínimo los trabajos en tu jardín y crear un jardín de bajo mantenimiento es practicar la prevención y la buena higiene del  jardín.

Para mantener un jardín saludable, busca las plagas y enfermedades más habituales en tu zona y establece barreras para prevenirlas, así como tienes que tener especial atención con el control de malezas y escombros.

Algunas maneras de mantener un jardín saludable y libre de plagas:

  •     Planta tus nuevas plantas cuando dispongas de tiempo para regarlas y atenderlas de una forma adicional. De esta forma vas a conseguir que tus plantas tengan un buen comienzo en tu jardín, con una buena dosis de agua y fertilizante para que crezcan sanas y saludables. La plantación es uno de los momentos más difíciles en las plantas, y esta actividad condiciona mucho su crecimiento, presta suma atención y dedícale el tiempo suficiente para que tus plantas crezcan de forma segura y saludable.
  •     El riego, la constancia y la frecuencia es importante en tu jardín, ya que las plagas suelen propagarse por plantas que están enfermas o muertas, por tanto usa el riego en tu jardín de forma efectiva y se constante. Deja que la tierra se seque entre riego y riego para evitar la pudrición de la raíz.
  •     Usa el mantillo alrededor de los árboles y arbustos con cuidado de no apilarlo alrededor del tronco de la planta.
  •     Escarda las malezas cuando estas sean pequeñas y no se hayan desarrollado, no dejes que florezcan para que se propaguen sus semillas.

La planificación de un jardín alrededor de un diseño de bajo mantenimiento te permite pasar más tiempo disfrutando de tu jardín y menos tiempo trabajando en tu jardín.

Todo diseño de jardín que tiene un bajo mantenimiento, cuenta con plantas que requieren una cantidad mínima de atención.

Además, mediante el diseño de un jardín alrededor de las características naturales de tu paisaje, hace que tengas que invertir mucho menos tiempo en el mantenimiento de tu jardín, consiguiendo convertir el espacio en un refugio para el deleite y disfrute tuyo, de tu familia y de todos aquellos a los que invites a pasar momentos en buena compañía.

 

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

20 + 16 =