Diseño de un jardín formal.

Diseño de un jardín formal.
Valora este Post

Diseño de un jardín formal.

Los jardines formales siguen las reglas del diseño y decoración de un jardín que combinan las formas geométricas y los patrones a lo largo de estatuas y figuras de jardín o las características del agua para crear una simetría sofisticada.

JARDIN FORMAL

Este tipo de jardines con diseño formal se caracterizan por caminos y flores dispuestos a lo largo de líneas rectas o creando curvas simples.

La simplicidad se logra en estos jardines mediante el uso de un menor número de plantas o la selección de plantas por sus características elegantes.

Para lograr aumentar la altura, en este tipo de jardines de diseño formal se suele incluir estatuas de jardín con altura considerable para destacar esta característica.

Los caminos o senderos de jardín de piedra y grandes macetas o jardineras llenas de plantas y flores, añaden equilibrio y unidad a un jardín de estilo formal.

Las plantas en el jardín de diseño formal.

Un jardín formal tiene su atractivo debido a que todos y cada uno de los elementos que lo conforman están en armonía y ordenados, incluso las plantas que se utilizan dan la sensación de orden.

jardin de estilo formal

Las plantas, en este tipo de jardines, suelen estar en macetas y jardineras, incluso se utilizan grandes jardineras para contener una masiva plantación de una planta con flores, como los geranios y las begonias, para crear un efecto algo más dramático.

Una de las maneras más fáciles que tienes para darle a tu jardín esa sensación de jardín formal, es la construcción de camas elevadas o parterres frente a tu casa en forma que puedas proporcionar calzadas o caminos, de forma que estén dispuestas en organización y se pueda pasar entre ellas, conformando una vereda.

Si te decides por esta idea, trata de organizar las plantas, dentro de estas camas o arriates, mediante patrones, haciendo coincidir estos patrones con el patrón del macizo de flores o con los patrones de la arquitectura de tu casa para que todo sea en armonía y tenga un sentido de unidad.

Un jardín formal lo puedes plantar con setos de flores en filas de hortensias, azaleas o usar hierbas de crecimiento lento, como la “Azul festuca”, que crece en pequeños montículos y se puede utilizar a lo largo de cualquier frontera que tengas en tu jardín.

Los bulbos como los tulipanes, gladiolos y lirios son fáciles de cultivar y añaden una masa de color a tu jardín de forma espectacular.

Los arboles y setos, creativamente podados, son otro elemento común que puedes introducir dentro del diseño de tu jardín formal.

Disfruta de tu jardín.

Una casa con jardín es un espacio en el cual tienes que disfrutar y que además puedes diseñar o decorar en función de muchas circunstancias o siguiendo patrones de decoración que te den ideas para tus necesidades.

En cuanto al diseño de tu jardín formal, puedes utilizar una figura de jardín para darle a una zona un protagonismo por encima del resto del área, creando interés o convirtiendo la estancia en un punto focal.

Si quieres darle más importancia a la figura, puedes ponerla encima de un pedestal, dándole altura y haciendo que su belleza resalte.

Se creativo en el Jardín formal.

Aunque quizá puede ser algo complejo el diseño de un jardín formal, si buscas la armonía en la geométrica y los trazos rectos o curvas suaves, el diseño y la estética la tienes asegurada.

Vigila sobre todo los hábitos de crecimiento y el tamaño que pueden alcanzar las hierbas que vayas a plantar en tu jardín formal, para que su mantenimiento y sobre todo la estética de todo el conjunto no se vea afectada.

Agrega plantas con textura y follaje interesante, lo suficiente como para crear contraste cuando las plantas no florezcan.

Proporciona un acceso fácil a todas las plantas para poder cuidarlas en condiciones y que su mantenimiento no te sea complicado.

Ayúdate de hierbas como la lavanda, albahaca, manzanilla, hinojo o eneldo para darle aroma y perfume a tu jardín y también buen sabor a tus comidas.

La creación de un diseño formal de un jardín te puede ayudar a recrear una elegante y apetecible zona en donde pasar momentos de descanso.

Utiliza caminos y setos para dar estructura a tu diseño.

Ayúdate de las características del agua, como las fuentes de jardín o las cascadas, para proporcionar a tu jardín un sonido tranquilizador y a la par dotar movimiento, mientras que con la plantación minimalista y los setos con formas proporcionan tranquilidad a toda la estancia.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

5 × uno =