El color en el diseño del jardín.

El color en el diseño del jardín.
5 (100%) 1 vote

Aprende a utilizar el color en el diseño del jardín.

El color en el diseño del jardín y su enorme variedad te ofrecen una emocionante oportunidad para el diseño de tu jardín.

Aprende los conceptos básicos para disfrutar de ricos colores hermosos, en tu jardín, patio o terraza.

El color es una de las formas más visibles que expresa tu personalidad en el diseño de tu jardín.

Una paleta de colores puede ser atrevida y juguetona o sobria y comedida. Puede evocar la excitación o por el contrario la calma y paz.

El color en tu jardín puede alegrar un rincón oscuro o añadir profundidad e interés a cualquier diseño. Y es que el color puede y permite pintar nuestra personalidad en todo nuestro jardín.

No tengas miedo de experimentar. La mejor manera de aprender es utilizar el color en tu jardín mediante probar diferentes combinaciones y decidir cuál de ellas te gusta más.

Tanto si eres un jardinero principiante o un experto, la comprensión de los Lo primero que hay que aprender es que los colores se consideran neutrales en jardinería. Los colores neutros son los colores que se pueden utilizar con cualquier otro color sin cambiar el sentido que estés tratando de lograr.

El blanco, negro, gris, plata y tonos de marrón se consideran neutrales en cualquier ámbito.

En jardinería, el verde también funciona como un color neutral. Los colores neutros tienen una tendencia a bajar el tono de los otros colores en una cama y se pueden utilizar como un amortiguador entre dos plantas que de otra manera podrían entrar en conflicto.

El color blanco es un color neutro en tu jardín, pero además sirve para otros propósitos. El blanco brilla cuando tu jardín brilla temprano en la mañana, durante la tarde y la noche.

Está claro que con una vida ocupada, no siempre vas a ver tu jardín cuando quieres, así que tienes que planear el color para que tu jardín luzca espectacular en las horas crepusculares.

Si tu jardín lo vas a utilizar con frecuencia por la noche, asegúrate de incluir una buena de dosis de flores blancas y follaje plateado para que se muestren en todo su esplendor durante esas horas.

El plan más fácil del color es lograr un esquema de color monocromático. Este esquema de color es simplemente la combinación de tonos de un mismo color juntos para crear un jardín en las camas que tengas instaladas.

Estas camas son fáciles de instalar por que la elección de las plantas de una familia de colores es fácil de conseguir.

Y aunque creas que ser monocromática puede sonar aburrido, estas camas tienen su atractivo ya que pueden incluir una gran profundidad e interés debido a su tonalidad diferente en cuanto al mismo color.

Puedes incluir dentro de los colores monocromáticos el rojo o rosa, incluso tonos de naranja y amarillo.

Mezcla los colores en el diseño de tu jardín.

Ahora viene la parte que puede ser un poco más intimidante, la mezcla de diferentes colores juntos.

La mezcla de colores no tiene por qué ser difícil sino que más bien tienes que aprender a mezclar con éxito los colores, y esta labor es mucho más fácil si utilizas una rueda de color como punto de partida.

Ya, posiblemente escuchar que tienes que usar una rueda de color te puede infundir terror, pero nada más lejos de la realidad, muy al contrario una rueda de color te va ayudar a usar de forma eficaz el color en tu jardín, te va a garantizar un menor esfuerzo y sobre todo una gran satisfacción de su uso por los resultados que vas a obtener.

La primera clave para entender la mezcla de colores es mirar las relaciones básicas que tienen entren ellos. El uso de la rueda de color es la forma más fácil de ilustrar estos conceptos.

Una manera fácil de combinar colores es usar colores análogos. Los colores análogos son aquellos que están uno al lado del otro en la rueda de color. Estos colores tienden a mezclarse bien juntos.

Los colores análogos incluyen rojo y naranja, naranja y amarillo, amarillo y verde, verde y azul, azul y violeta, y violeta y rojo. Los colores análogos pueden ir más allá de dos colores, grupos de rojo, naranja y amarillo o azul, el violeta y el rojo también se pueden considerar colores análogos.

Sigue algunos consejos básicos de jardinería para el diseño de tu jardín mediante añadir una de las características más hermosa a la vista humana como es el color en tu jardín.

Si estas anhelando un espectacular diseño de tu jardín más allá de la tradicional exposición de colores, tienes muchas opciones para elegir y conseguir ese efecto que deseas.

Arboles sensacionales, arbustos y plantas perennes de temporada y flores con colores magníficos pueden engalanar tu jardín de una forma magistral.

Todo lo que necesitas es un poco de visión de futuro, previsión y el conocimiento sobre los conceptos básicos para el color en tu jardín.

Paso 1: Haz una investigación. Estudia.

Estudia y elige las mejores plantas, los mejores tonos y matices, las texturas y los colores más adecuados para tu jardín y la decoración de este.

Sólo tiene sentido elegir plantas que sabes que tienen un gran color en su caída o los que albergan una pigmentación viva bajo sus tonalidades verdes.

Pero, ¿cómo encontrar esas plantas con esos colores y sobre todo, cómo saber el rendimiento y crecimiento que tendrán en nuestro jardín?.

Como te decía antes, estudia e investiga, averigua qué plantas tienen los mejores colores para la temporada que quieras, pregunta en tu vivero o tienda especializada, comprueba las etiquetas de las plantas, navega por internet y consulta los libros de referencias y catálogos que tengas a tu disposición.

Si la planta que has elegido tiene cualquier dato interesante, con el método de investigación que te comento, vas a poder saber todas las características de la misma y obrar en consecuencia.

Otra forma que tienes de investigación sobre una variedad o planta en concreto es hablar con tus vecinos, especialmente con aquellos que tengan una planta similar. Puedes preguntarles las ventajas e inconvenientes de la planta, donde la compraron y cuál es el método que siguen para su conservación, mantenimiento y otros aspectos relacionados con el crecimiento de la misma.

Paso 2: Considera las posibilidades. Ten paciencia.

Ya sea que estés comenzando con el diseño de tu jardín desde cero o quieras actualizar uno que ya tengas, hay varios tipos de plantas que van a ser las reinas de tu planteamiento.

Los árboles de tamaño mediano con colores vivos a modo de llamas hacen un verdadero espectáculo de color en tu diseño de jardín.

Piensa en los árboles. Para muchos, el show más espectacular de la madre naturaleza es cuando los árboles nativos y de la zona terminan la temporada de cultivo en una brillante pantalla de colores. Así que ¿por qué no seguir su señal y plantar algunos en tu propio jardín?

El otoño, con sus temperaturas más suaves, es el momento perfecto para plantar árboles jóvenes, mientras que disfrutas de la exhibición de las plantas con más tiempo en tu jardín.

Ya sea que prefieras un glorioso follaje amarillo, o una pantalla de color naranja brillante, siempre vas a encontrar un árbol adecuado con el color preciso que necesitas para tu jardín y anhelas en la decoración de este.

Algunos, como bien sabes, tienen múltiples colores.

Arbustos sensacionales. Los arbustos pueden ser la mejor manera de despedir tu paisaje en el otoño. Crecen en una escala más pequeña que los árboles y son admirados a nivel del ojo.

Debido a su tamaño, es mucho más fácil encontrar lugares para ellos en tu jardín, y no van a crear una sombra no deseada. Como aspecto destacable en cuanto a los arbustos, se disfruta de toda su intensidad en diferentes estaciones del año y pueden ser uno de los puntos focales en la decoración de tu jardín.

Los favoritos de siempre. ¿Quién puede resistir el encanto de girar la cabeza hacia los crisantemos?

Las plantas perennes de floración en otoño son una excelente manera de darle vida a un jardín de final de temporada. La mayoría son resistentes y sus cabezas de semillas secas proporcionan interés en tu jardín, así como alimento para las aves.

Plantas y hierbas ornamentales, incluso cadenas de rosas y arbustos gastados, ofrecen algo más de color y figuras arquitectónicas a nuestro jardín, proporcionando y dando interés añadido a nuestra decoración.

Paso 3: Piensa en color.

El otoño es la época del año con más notoriedad en cuanto al color, sobre todo cuando se piensa en las hojas y flores y su follaje.

Aunque tanto las hojas como su follaje pueden establecer el patrón de la escena incluso deslumbrar por su colorido, es una circunstancia transitoria en cuanto a color. Puedes usar el agracejo, hierbas ornamentales, zarza ardiente y ceniza blanca para cubrir tu jardín con un follaje que merece todo el interés por los tonos de color tan interesantes que te van a obsequiar.

Si quieres provocar más expectación, usa colores “calientes”, colores del otoño, como los rojos, amarillos y naranjas. Estos colores audaces se destacan en las camas de flores, produciendo un síntoma de cercanía. Dado que estos tonos brillantes absorben eficazmente la luz del sol del otoño, el efecto intenso que crean estas plantas es de un intenso y vital asombroso.

Atrévete a ser diferente. Una de las mayores alegrías que puedes obtener en el diseño de tu jardín y la elección de los colores para él, es descubrir como tus invitados o amigos se sorprenden ante la variante de colores utilizados.

A veces, los morados plácidos y azules descarados como el de la col rizada ornamental roban la escena estacional.

Tonalidades frescas entre “colores calientes”, contrastes entre las hojas vibrantes y árboles de hoja perenne y hierbas ornamentales con blancos y azules o coronadas por rojizos marrones pueden dejar impresionados a quienes las admiran.

Telones de fondo de hoja perenne, coníferas de color verde oscuro o un árbol, un seto de laurel pueden hacer una hermosa pared detrás de una fila de arbustos de colores. Las pantallas que uses en tu jardín dales un toque amarillo o multicolor, de esta forma se van a ver mejor que los rojos oscuros cuando los plantes contra árboles de hoja perenne.

Paso 4: Encontrar el lugar adecuado.

El lugar y el color son dos aspectos en el diseño de tu jardín que van estrechamente ligados.

Camina alrededor de tu propiedad y tu jardín para ver y examinar que acciones debes corregir, que métodos debes seguir y que acciones tienes que llevar a cabo.

¿Dónde necesitas más color? ¿Qué aéreas necesitan un ritmo y viveza más audaz?

No tienes por qué forzar la decoración de tu jardín para dotarlo de colores vivos y brillantes. Sólo tienes que ser consecuente y hacer transiciones suaves entre las diferentes escenas que converjan en tu jardín. De esta forma, cuando se unan, hacen una declaración mucho más audaz y homogénea.

Evita exposiciones individuales de colores, más bien trata de llevar toda una escena con diferentes intensidades y tonos del mismo color, que todo guarde relación y vaya en la misma sintonía y línea.

COLORES BASICOS EN LA RUEDA DE COLOR.

Los colores primarios en la rueda son: Rojo, Amarillo y Azul.
Combinando estos 3 colores nos da el resto del arco iris.

COLORES SECUNDARIOS Y TERCIARIOS.

Estos colores completan los 12 colores que se encuentran en la rueda.
Secundarios: naranja, verde y violeta
Terciarios: Amarillo-naranja, amarillo-verde y azul-violeta

AGRUPACIÓN PARA JUGAR CON COLORES EN EL JARDÍN

Básicamente, se descompone en 2 opciones:

  1. Armoniosos (colores que están uno junto al otro y comparten un cierto valor)
  2. Contrastando (los colores que no lo hacen)

Las combinaciones armoniosas

Monocromo:

  • Elegir un color y su uso en sus diversos matices, tintes y tonos.
  • Puede ser un buen enfoque para principiantes, ya que evita el caos de demasiados colores.
  • Requiere un ojo que puede ver las diferencias dentro de un color.
  • Requiere un enfoque muy sofisticado en su sutileza.
  • La textura y la repetición se hacen más notorias e importantes.
  • El verde hace una buena transición de una sombra a otra.
  • También puede ser empleado como una progresión, pasando de una tonalidad a otra en la rueda de colores.

Análogo:

  • Trabajar con 2-3 colores que son adyacentes entre sí en la rueda de color (rojo, naranja, amarillo)
  • Hace un trabajo excelente para una fácil transición, menos irritante para el ojo .

Las combinaciones contrastantes

Complementario:

  • Utiliza dos colores opuestos en la rueda de color (rojo / verde, naranja / azul, amarillo / púrpura.)
  • Sin pigmento común significa el máximo contraste.
  • Trata de favorecer a un solo color y con el otro complementario como un acento o un punto focal.
  • Una vez más, utiliza la textura y forma de la variedad, en lugar de demasiado color.
  • También puede trabajar con 3 colores equidistantes (Tríadas)

Policromo:

  • El uso de todos los colores.
  • Requiere pensamiento y la experimentación de otros enfoques.
  • Puede convertirse en un derroche de color .
  • Plantas vecinas deben tenerse en cuenta en todo el jardín.

VIENDO MÁS DE LO BÁSICO

Puede haber sólo 12 colores en la rueda de color, pero la mezcla y el sombreado pueden crear un sinnúmero de opciones en la naturaleza y en el diseño de tu jardín. La intensidad y el valor son las claves para tener un jardín agradable e ingenioso. Estas características guían las miradas hacia los puntos focales que hemos elegido y su enfoque.

Intensidad: La potencia o saturación de color.

  • Resistencia Total: tono puro.
  • Tinte: tonos aligerados con la adición de blanco.
  • Sombra: tonalidades oscuras con la adición de negro.
  • Tono: un color gris embotado.
  • Los tintes pueden desteñirse a pleno sol.
  • Matices y tonos retroceden a una distancia.

Valor: La claridad u oscuridad de un color.

  • Amarillo tiene el valor más bajo (excepto para el blanco, que es técnicamente sin color)
  • Violeta tiene el valor más alto (A excepción de negro, que es técnicamente todos los colores)
  • La visión es atraída por el valor más claro en primer lugar. Esta consideración es crucial para considerar en los jardines monocromáticos.

Temperatura: El grado de calor de un color.

  • Probablemente has escuchado que existen colores referidos ya sea frío o caliente. La temperatura es menos corta y seca.
  • Naranja se considera un color cálido. Verde, azul y violeta se consideran colores fríos.

Sin embargo, la temperatura puede verse alterada mediante la mezcla de colores. Agrega un poco de rojo al violeta y obtendrás un color mucho más caliente.

CONDICIONES QUE PUEDEN ALTERAR COLOR 

Ten en cuenta que la percepción del color varía de persona a persona y en gran medida puede estar afectada por el entorno.

  • Iluminación: La luz cambia la saturación del color. El rojo se vuelve aburrido en el crepúsculo mientras que el blanco comienza a brillar.
  • Superficie en la Textura: La textura de una hoja o una flor afectará a cómo la luz incide en ella y, por tanto, cómo se percibe el color. Cuanto más lisa la superficie, más luz se refleja y aparece más saturado el color.
  • Proximidad: Los colores pierden su definición a distancia. Un jardín monocromático puede convertirse en un borrón. Por el contrario, demasiado contraste de cerca confunde al ojo y lo convierte en un jardín inquietante.
  • Interacciones Color: Sólo poner un color de contraste junto a una flor va a cambiar la forma de ver su color. Gris puede enturbiar los verdaderos rojos. Violeta puede llegar a ser más caliente al lado de un color naranja vivo.
  • Edad: Los colores cambian a medida que la planta madura. A veces, el color cambiará completamente. Esto no es tanto una cuestión de percepción, pero tienes que tenerlo en cuenta cuando planeas un diseño.
  • Temporada: La naturaleza cambia su paleta lo largo del año: primavera, pasteles vibrantes en verano, otoño tonos joya. En este aspecto tienes que tener la misma tendencia. Aquí es donde la elección de plantas para una sucesión de floración es de suma importancia.

La combinación de colores es también una cuestión de ensayo y error. Si deseas experimentar a pequeña escala, puedes empezar por una simple composición o elaboración de un ramo de flores. Puedes probar combinaciones de colores en jardineras y macetas, e incluso moverlas por todo el jardín para ver qué efecto tienen en diferentes zonas del mismo.

Consejos de Diseño para la elección del color en tu jardín.

Cuando se combinan los colores, tienes que recordar la regla de la repetición. Un diseño se verá demasiado ocupado a menos que repita colores y formas en toda la composición.

Elije varios colores dominantes y el acento con colores subordinados. No quieres que los colores puedan chocar o que compitan entre sí por tu atención.
Recuerda que tu paleta de colores puede cambiar a través de las estaciones del año y en función de la floración de tu jardín. Asegúrate de que las plantas destinadas a complementar esta labor florecen en las fechas que has señalado.

Usa colores pálidos, amarillos y blancos para reflejar la luz e iluminar lugares con sombra.

Los colores brillantes funcionan bien a pleno sol. Estos mismos colores pueden desvanecerse en la luz solar intensa.

Los colores fríos (azules y morados) y tonos claros crean una sensación de profundidad en el jardín. Los colores brillantes traen tu jardín al frente y hacen que se vea más de cerca.

El color blanco neutraliza combinaciones fuertes que puedas estar usando. Separa los colores y evita que se mezclen entre sí. El blanco puede verse muy bien por la noche, crea una sensación de profundidad en el jardín y aclara cualquier plantación.

Combina azules con las plantas y su follaje plateado para intensificar el color. El azul añade profundidad y puede ser amenizado con blancos, amarillos o naranjas. No coloques el azul en un entorno de color verde oscuro, ya que va a desaparecer.

El rojo añade energía y emoción a tu jardín. Este color funciona bien como un acento para resaltar un área o zona de tu jardín. Los azules y plateados se enfrían con los rojos y bajan su intensidad.

El amarillo puede resultar estridente, pero capta la luz e ilumina cualquier zona o área de tu jardín. Los amarillos brillantes se combinan bien con los colores cálidos (rojo y naranja). Amarillos pálidos combinan muy bien con el azul. Al ser un color intenso lo debes usar con moderación, puedes usar el blanco para ayudar a difundir su intensidad.

El verde es el color estándar de tu jardín, por tanto úsalo en combinaciones apropiadas y sírvete mejor de su textura y composición.

Tu jardín y sus combinaciones de colores.

Al experimentar con los colores, tienes que recordar que debes tener en cuenta los requisitos de crecimiento de las plantas que tengas en tu jardín, como sol, la sombra, el tipo del suelo y sobre todo prestar atención a las necesidades de mantenimiento.

Amarillo y azul crean una excitante combinación que te hace pensar en la primavera.

Amarillo y morado los puedes combinar para crear dos efectos diferentes. Si un color amarillo brillante se utiliza con un color morado oscuro, el efecto será dramático. Si eliges un color amarillo pálido con un color lavanda, vas a crear un aspecto clásico y moderado en el jardín.

Blanco y verde dan una sensación de ligereza y un aspecto tranquilo para el jardín. Estos colores son también muy eficaces cuando los colocas en una agrupación de plantas con vivos colores.

El rojo y el amarillo juntos pueden crear una mezcla audaz de color para llamar la atención.

Naranja y púrpura producen un contraste energético que sin duda se enfrentarán. Si quieres ser audaz y diferente, esta combinación podría funcionar de una forma espectacular en tu jardín.

Combinaciones de color rosa y azul son uno de los esquemas más sencillos de color para trabajar a causa de la abundancia de flores que tienes para elegir. Esta combinación de colores puede crear un jardín que es agradable a la vista.

Blanco y azul es otra de las combinaciones fáciles. Hay una amplia variedad de plantas para elegir que hará que tu jardín luzca alegre y brillante.

Azul y morado son colores fríos que se ven maravillosamente bien en la sombra o sombra parcial. Para hacer esta combinación de colores, utilízalos delante de un fondo claro.

Rojo, blanco y azul hacen una exhibición patriótica maravillosa en tu jardín.

No te olvides del verde. El verde es relajante para los ojos y no compite por la atención o el dominio de la visual de tu jardín. Verde crea un vacío que permite a nuestros ojos viajar de una parte del jardín a la otra.

Y es que en lo primero que vas a fijarte en un jardín es en el color.

Ese color puede venir de las flores, el follaje, la corteza, la cerámica, los muebles, las Nuestros jardines están diseñados para mejorar nuestras vidas y hacer que nuestros hogares se vean mejor desde fuera. El color puede ser relajante o emocionante, puede ser un motín o un río, puede ser frente y al centro, o algo mucho más sutil, pero sean cuales sean nuestras elecciones, el color es la meta.

Cualquier combinación de color puede trabajar en tu jardín.

Sin embargo, la comprensión de los principios básicos del uso del color en el diseño de tu jardín te puede ayudar a hacer que la imagen en tu cabeza sea una realidad.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

cuatro + veinte =