Guía de seguridad en el jardín con puertas, cerraduras y luces.

Valora este Post

Guía de seguridad en el jardín con puertas, cerraduras y luces.

La seguridad en el jardín con puertas, cerraduras y luces es importante, por lo que dotar tus zonas al aire libre de estos elementos, aumenta considerablemente la seguridad y prevención de accidentes.

Crear una valla.

Tu jardín debe ser la primera línea de defensa contra intrusos o ladrones, por lo que es importante instalar cercas o vallas fuertes e incluso puertas consistentes para que tu protección sea constante.

Lo ideal sería que todos los portones, cercas, muros o setos en el frente de tu casa no superaran los 120 centímetros de altura para que tu jardín pudiera ser visto por los transeúntes, sin embargo, esta circunstancia sería peligrosa ya que el acceso a tu propiedad sería tremendamente fácil.

Entre 180 o 220 centímetros de altura, sería una media suficiente para dotar de intimidad y también protección tu propiedad. Esta altura seria para una pared o valla estándar en la parte trasera de tu casa.

Puedes aumentar la altura de estas vallas con un armazón fijo en la parte superior a modo de reja, para que sea difícil de escalar, e incluso plantar plantas con espinos puede ser un elemento de disuasión.

Quizá estas vallas prefabricas que te ofrecemos en Piedra Artificial Balaustres Martínez, pueden ser de gusto, ya que son faciles de montar, y mediante sus sistemas de fijación e incluso de textura y color, pueden desempeñar un complemento perfecto para tu jardín sin dejar de lado la seguridad.

Puertas para la seguridad.

Si hay un punto de acceso a tu jardín en la parte lateral de tu casa, tienes que tener una sólida puerta con cerradura.

Este tipo de puertas, debe ser del mismo tipo que las que usas en tu propiedad, ya que puede dar acceso al interior de tu casa y la seguridad la tienes que garantizar

Recuerda siempre bloquear y cerrar tu cobertizo, puerta de garaje u otras instalaciones que tengas en el jardín, después de que hayas acabado tus labores de jardinería.

Cambia las cerraduras oxidadas por el paso del tiempo, por otras más seguras

Poner en orden.

El dejar las cosas en tu jardín o tus pertenencias valiosas sin ningún orden o la vista de todos, puede tentar a los ladrones.

Las herramientas de jardín, juguetes de los niños, piscinas para niños, cortadores de césped y bicicletas, entre otros, los tienes que almacenar y guardar en el interior de tu casa al finalizar el día.

En cuanto a otros artículos voluminosos como grandes barbacoas o muebles de jardín, sería muy oportuno que los cubrieras para prevenir el desgaste por el clima.

Nunca dejes una escalera en tu jardín, ya que se podría utilizar para subir o trepar a una ventana y acceder al interior de tu casa. Del mismo modo no dejes herramientas o equipos de jardinería por el exterior de tu casa, ya que se podrían utilizar para romper las ventanas.

Atornillar los muebles.

Ten cuidado de que tus muebles de jardín, macetas, jardineras y otros artículos con ruedas, no se puedan utilizar para subir y acceder a las ventanas de la primera planta, en caso de que dispongas de ellas.

Puedes utilizar métodos de sujeción para que estos muebles no sirvan a modo de andamio o escalera para el libre acceso a la primera planta, o en cualquier caso instálalos lejos de la casa para prevenir esta circunstancia.

Marca los artículos.

A veces, una buena idea para disuadir a los ladrones, es marcar los objetos, tales como muebles y adornos, con el código postal de tu localidad, seguido del número de tu casa o la dirección.

Esto lo podrías pintar o grabar en una parte visible para que el ladrón pueda detectarlo fácilmente y por tanto sea menos tentador de robar.

Incluso si es robado, hay más posibilidades de que se pueda encontrar.

Tomate tiempo para mantener al día las fotos de los objetos que tengas de valor en tu jardín, de esta forma ayudarás tanto a la policía como a tu compañía de seguros con la información necesaria.

Ilumina tu jardín para la seguridad.

No te olvides que la iluminación es en tu jardín es muy importante, especialmente en las zonas cercanas a las puertas y ventanas.

Elije las luces que, o bien pueden encenderse mediante la detección de movimiento, o en función de la luz que hay, se enciendan automáticamente.

Mantener tu casa bien iluminada es una razón importante para que la seguridad de tu casa y propiedad aumente considerablemente, así como el disponer de buenas cerraduras y vallas.

Nos gustaría saber lo qué piensas

      Déjanos tus comentarios