Puertas para jardín. Ideas para la decoración y el diseño de la entrada de tu jardín.

Puertas para jardín. Ideas para la decoración y el diseño de la entrada de tu jardín.
Valora este Post

Puertas para jardín. Ideas para la decoración y el diseño de la entrada de tu jardín

La entrada y puerta a tu jardín en muchas ocasiones es lo primero que tus invitados van a ver al llegar a tu casa y la primera impresión que se lleven va a ir en función de ese primer impacto.

 

Las entradas y salidas de tu jardín pueden hacer fácilmente que el acceso al mismo sea de forma cómoda y segura, o que por el contrario crees un acceso dificultoso que va a determinar mucho el ánimo de tus invitados con esta primera impresión.

Y aunque no lo creas, tu puerta de entrada al jardín es lo primero que muchos de tus invitados van a ver nada más llegar a tu casa, por lo que su diseño, su hermosura y funcionalidad tienen que estar perfectamente de acorde con todo el diseño de tu jardín.

Más que una simple entrada, una puerta bien diseñada ayuda a establecer y hacer hincapié en el estilo propio que tiene tu jardín, ya sea grande y formal o simple y acogedor.

Tu elección de la entrada es única y personal, aunque tienes una amplia gama para ello, sin embargo tienes que considerar cuidadosamente el estilo y la escala de tu entrada al jardín y la impresión general que vas a lograr con ella.

Puedes coronarla con un exuberante emparrado de vides en flor, para respirar ese aroma y perfume de las flores, o bien puedes utilizar el hierro forjado y flanquearla a los lados por pilares de piedra artificial. Incluso puedes diseñar tu puerta de entrada al jardín para que sea una puerta privada y que otorgue seguridad o que pueda ofrecer una visión del interior de tu jardín.

Las paredes y los setos, por otro lado, tienen que utilizar un material de contraste para ayudar eficazmente a enfatizar el punto de entrada como un punto focal.

Como te mencionaba antes, al igual que las fronteras, las puertas de jardín pueden ser cerradas o bien dejar ver entre ellas y esta decisión dependerá de la necesidad de vida privada que quieras al respecto. Si optas por una puerta en la que puedas ver a través de ella, puedes poner un punto focal, en la distancia, como una fuente de jardín para resaltar aún más tu puerta.

Históricamente, las puertas de jardín eran de hierro o madera, pero hoy puedes elegir entre un sinfín de materiales resistentes a las inclemencias del tiempo.

Una puerta hecha a mano de madera recuperada, incluso si tú mismo la has rehabilitado, va a dar a tu jardín un instinto inmediato y rústico, puedes incluso utilizar el hierro viejo tratado para insinuar fantasía e innovación en tus accesos.

Si tu puerta para el jardín está bien diseñada, complementa el estilo de otros elementos de su entorno y tu jardín, incluyendo las vallas de tu casa y dándole mayor belleza.

A veces incluso estas puertas de acceso a tu jardín pueden servir para dar entrada a coches así como a las personas. En este sentido se aconsejaría que al ser una puerta de gran envergadura pudieras dividirla, creando una pequeña para el acceso de las personas y otra para el acceso de los coches, así cuando tuvieran que entrar personas, no sería necesario tener que abrirla en su totalidad.

El mantenimiento y cuidado de una puerta de jardín debe estar entre las prioridades que tengas a la hora de diseñar o instalarla, ya que de ello depende mucho el aspecto que tendrá con el paso del tiempo.

Grandes puertas para la entrada de tu jardín.

Más que una cara bonita, una puerta de jardín debe hacer frente a un desgaste riguroso con el paso del tiempo. Si estás diseñando una puerta, sigue estos consejos para asegurarte de que será robusta, duradera y funcional.

  • Haz tu puerta por lo menos de un metro de ancho para permitir el paso de carretillas y otros equipos de jardinería grande, se previsor.
  • Monta postes tratados o pilares fuertes y rígidos que le den seguridad a tu puerta y húndelos a una profundidad suficiente para que estos no se muevan. Este aspecto es fundamental y de vital importancia, ya que si los pilares se mueven la puerta no será segura, se torcerá e incluso no abrirá o cerrara bien.
  • Añade un refuerzo transversal para evitar el pandeo.
  • Elije un lugar nivelado para poner tu puerta de acceso al jardín. Si es inevitable que lo hagas en un sitio con pendiente, deja distancia suficiente entre el punto más alto del suelo y el borde inferior de la puerta para prevenir posibles atrancamientos.
  • Utiliza un tamaño adecuado de accesorios para tu puerta, que sean galvanizados o resistentes a la intemperie como bisagras, cerraduras y tornillos.

Una puerta es lo primero que tus invitados y amigos van a ver, de ella depende la primera impresión que van a recibir de tu jardín y de tu casa. Utiliza estos consejos para crear una puerta de acceso al jardín de forma que ensalce su belleza y diseño.

 

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

5 × uno =