Sistemas de riego para jardín.

Sistemas de riego para jardín.
Valora este Post

Sistemas de riego para jardín.

Hay varios sistemas de riego para el jardín. Si usas el sistema correcto de riego vas a conseguir sin ninguna duda el éxito en el crecimiento de tus plantas o la recogida de los frutos de tus hortalizas y verduras.

Como apliques el agua a una planta es directamente proporcional al resultado de la misma.

El agua es tan importante para una semilla o una planta como lo es para nuestros cuerpos. Si dejas que una semilla se seque, no germinará. Si la planta se seca morirá y por tanto todos tus esfuerzos serán en vano.

En este artículo te voy hablar de los pros y contras de los diferentes riegos de jardín:

  • Sistema por goteo.
  • Sistema de jardín de riego por aspersión.
  • Sistema de surco.
  • Mano de riego.

Regar el jardín (Cantidad y frecuencia)

Sistema de goteo.

Este es el mejor de los sistemas de riego para tu jardín en un aspecto general, ya que siempre hay situaciones especiales que pueden aconsejar otro tipo de sistemas de riego.

riego por goteo

El sistema utiliza un tubo que tiene pequeños agujeros. El tubo se coloca en el centro de la fila, hasta cerrar las plantas en crecimiento. Las plantas reciben el agua que sale de los pequeños agujeros de este tubo.

Las ventajas del sistema de goteo son:

Se conserva el agua y sólo riega la tierra donde las plantas o semillas están creciendo.

Riega las plantas en crecimiento y no las malas hierbas entre las hileras. Esto ayuda a reducir la población de malas hierbas en el jardín.

Se mantiene el agua de las hojas. El exceso de humedad en las hojas puede causar hongos, moho, y la enfermedad en muchas plantas.

Este tipo de riego no produce el choque del agua fría con las plantas..Este choque momentáneo tiende a detener temporalmente el proceso de crecimiento. Esta sensación es la misma que puedes experimentar cuando te zambulles en una piscina de golpe con el agua fría o te metes debajo de la ducha y abres el grifo sin regular la temperatura del agua.

Una vez que el sistema de riego por goteo lo has configurado, es muy cómodo de usar. Todo lo que tienes que hacer es regular o configurar el temporizador o activar manualmente la válvula.

Puedes controlar cada línea de goteo cerrando un poco la válvula si no deseas regar un conjunto en particular de plantas.

La única desventaja de este sistema es el precio inicial en cuanto a la inversión. Una vez que tengas uno de estos sistemas de riego de jardinería instalados en tu jardín tiene una duración de años.

Sistema de jardín de riego por aspersión.

Este sistema de riego por aspersión es el tipo que se utiliza en el riego de tu césped.

riego aspersor

Desventajas:

Con este sistema de riego para tu jardín es mucho más difícil controlar donde y que área de tu jardín se va a regar ya que el agua sale en forma dispersa y por tanto también es más difícil aislar ciertas plantas para el riego si están dentro de la zona de aspersión.

Una de las principales desventajas es que se riega todo el terreno. Eso significa que también riega y provee de agua las malas hierbas que crecen entre las hileras y que tienen un mayor crecimiento de malezas en tu jardín.

El suelo también está más compacto debido a que el agua cae en vez de filtrarse a las raíces. Esto disminuye el suministro de oxígeno a las raíces de las plantas.

Evidentemente es un sistema de riego que utiliza una gran cantidad de agua y que no la optimiza para sacarle todo el rendimiento posible, por lo que te recomendaría que te decantaras por este sistema de riego solo y exclusivamente en el caso de que fuera totalmente necesario e imprescindible.

Sistema de Surco.

Este sistema de riego en la jardinería implica cavar un surco o surcar el ancho de la pala alrededor de las plantas en donde deseas que el agua las riegue.

riego por surco

Las plantas están un poco elevadas con respecto al suelo mediante un montículo, de esta forma puedes rellenar la zanja con el riego del agua o la manguera. El agua del surco se filtra a través del suelo a las raíces de las plantas. 

Ventajas:

Este sistema no cuesta mucho.

Las plantas con este sistema se riegan de una forma homogénea y paulatinamente, embebiéndose poco a poco del agua y saciando las raíces de humedad. También con este sistema consigues que el agua vaya directa a las raíces sin que se pierda agua por el riego de hojas.

Desventajas:

Este sistema hace que utilices más agua de la necesaria.

Si no limpias y saneas bien el surco donde vayas a regar, vas a propiciar el crecimiento de malezas y malas hierbas.

Con este tipo de sistema de riego, tienes que procurar que para que no se pierda el agua debes vigilar los surcos que estén en perfecto estado.

Mano de riego.

mano de riego

Ventajas:

Este sistema de riego para el jardín puede ser útil cuando vayas a iniciar las semillas pequeñas para conseguir nuevos trasplantes.

Puedes utilizarlo en el principio de la primavera para obtener algunas de las plantas que empezaron su crecimiento..

Desventajas

Se compacta el suelo y tiene la mayoría de las desventajas del sistema de riego por aspersión del que te comentaba más arriba.

¿Cuánta agua le doy a mis plantas de jardín? ¿Con qué frecuencia riego mi jardín?

Esto dependerá de varios factores.

Si vives en una zona donde llueve mucho, es probable que no necesites regar tu jardín, excepto cuando estás empezando con tus nuevas plantas en la primavera o durante un período de sequía.

Si el clima es cálido y seco, es necesario utilizar uno de los sistemas de riego de jardín.

A este respecto, sería una gran idea tener un pequeño medidor de la humedad del suelo, para darte una información de con qué frecuencia tienes que regar.

Generalmente, debes regar tu jardín cada 3 días en un clima caliente y seco. Una vez a la semana cuando la temperatura sea más fría. Pero como dato a modo de información, ya que cada jardín, planta y hortaliza que tengas depende de muchos factores.

En el otoño, después de que las plantas han alcanzado su crecimiento completo, se puede recortar un poco el agua del riego. Las plantas necesitan estar húmedas, pero no empapadas. Cuando el suelo está demasiado húmedo, el aire se empuja hacia fuera del suelo y el crecimiento de la planta se reduce.

Así que aunque te parezca complicado, nada más lejos de la realidad. El ahorro y el uso eficiente del riego y del agua en tu jardín es una parte importante en el proceso del crecimiento y el diseño de este.

Algunos consejos para sacarle el máximo provecho al riego de tu jardín podrían ser:

  • Regar el jardín de forma estratégica. Riega por la mañana cuando las temperaturas son más bajas.
  • Pon la planta correcta en el lugar correcto. Diseña tu jardín para que las plantas no compitan entre sí por la sombra y el agua.
  • Prepara adecuadamente el suelo. Una buena calidad del suelo ayuda a retener la humedad en épocas de sequía.
  • El mantillo para conservar el agua. Las coberturas son como poner una tapa en la olla que está hirviendo y para así evitar que se evapore el agua.
  • Elije plantas que no necesiten mucha agua en verano. Algunas plantas son tan tolerantes a la sequía que sólo necesitan las lluvias invernales para que puedan sobrevivir.

El agua es un bien tan preciado que tienes que asegurarte de que cada gota de agua llega a las raíces de la planta y luego se mantiene alrededor en el suelo durante un tiempo para producir el beneficio deseado.

El agua es fundamental para la salud de tus plantas como es beneficiosa para nosotros, si tus plantas no pueden tener acceso a esa agua, morirán.

Considera el riego como una parte importante en tu rutina regular del mantenimiento de tu jardín y comprueba el suelo después del riego y la lluvia para asegurarte que tus plantas están recibiendo la cantidad suficiente de agua para su desarrollo y crecimiento. 

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

cuatro + Doce =