Abonos y fertilizantes Orgánicos y Químicos.

Abonos y fertilizantes Orgánicos y Químicos.
5 (100%) 2 votes

Abonos y fertilizantes Orgánicos y Químicos.

A menudo los abonos y fertilizantes químicos y orgánicos nos pueden llegar a confundir por no saber cuáles son sus diferencias más importantes, en que escenarios pueden resultar ser más eficaces unos u otros y sobre todo el desconocimiento que podemos llegar a tener.

  • ¿Te confunden los términos de fertilizantes “orgánicos” y “químicos”?

 

  • ¿Te preguntas si estás dando a tus verduras, flores, árboles y otros cultivos que tengas los fertilizantes correctos?

 

  • ¿Estás buscando maneras de ahorrar en tu presupuesto de jardinería mediante no desperdiciar fertilizantes que no tienen un rendimiento optimo?

 

  • ¿Te suenan a chino los números NPK?

 

Si contestas a alguna de estas preguntas de forma afirmativa, es que necesitas algunas nociones para poder determinar las diferencias entre los abonos y fertilizantes orgánicos y los abonos y fertilizantes químicos.

Estos dos términos pueden llevarte a engaño ya que muchas veces puedes pensar que los fertilizantes orgánicos no están compuestos de sustancias químicas, de hecho, cualquier cosa compuesta de moléculas es una sustancia química, incluyendo el agua.

Aun más confuso puede llegar a ser el término orgánico, que técnicamente se refiere a cualquier compuesto que contiene el elemento carbono.

Así que si realmente quieres hilar muy fino, todos los fertilizantes son orgánicos porque todos ellos contienen carbono, lo que técnicamente se considerarían orgánicos.

Sin embargo, ya que no somos químicos y lo que buscamos son soluciones prácticas, vamos a ver como identificar de forma fácil las diferencias entre fertilizantes y abonos orgánicos y químicos.

fertilizante organico

Este fertilizante orgánico tiene una garantía de análisis (porcentajes de NPK) 3-4-6 y se formula a partir de: harina de plumas, estiércol de aves pasteurizadas, harina de cacao, harina de hueso, harina de alfalfa, arena verde, humatos, sulfato de potasio y magnesio. También contiene bacterias beneficiosas y oligoelementos, además de los macro nutrientes. En letra pequeña en la parte inferior de la etiqueta se lee “Almacenar en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños y las mascotas. Evite su congelación.” Las recomendaciones para evitar la congelación y mantener en un lugar fresco y seco están para proteger a las bacterias beneficiosas.

Los fertilizantes orgánicos.

Los fertilizantes orgánicos se derivan de los componentes de origen natural, tales como harina de hueso, harina de plumas y harina de sangre (subproductos de la industria del envasado de la carne), harina de pescado (un subproducto de la elaboración del pescado), algas marinas, estiércol, guano de murciélago, material vegetal compostada y algunos minerales extraídos.

Estos ingredientes se descomponen lentamente y proporcionan una amplia gama de nutrientes para tus plantas.

A medida que se descomponen, también apoyan la vida microbiana en el suelo, lo que, a su vez, apoya la salud de la planta a largo plazo.

Muchos de estos pequeños microbios forman relaciones simbióticas con las raíces de las plantas, lo que ayuda a las plantas a absorber los nutrientes más fácilmente del suelo.

Así que, aunque los fertilizantes orgánicos son a veces más caros y no actúan tan rápido, son una buena inversión para el futuro de la fertilidad de tu jardín y el paisaje.

Los fertilizantes orgánicos contienen porcentajes más bajos de macro-nutrientes de nitrógeno, fósforo y potasio.

La mayoría de las etiquetas tendrán un análisis garantizado de no más del 10% de cualquiera de estos nutrientes.

fertilizante quimico

Este fertilizante químico tiene un análisis garantizado de 10-50-10 y está formulado a partir de: Urea, fosfato de amonio, fosfato de potasio, sulfato de magnesio, ácido bórico, EDTA cobre, hierro EDTA, molibdato de sodio y cinc EDTA. La etiqueta tiene un cartel de advertencia grande para “Mantener fuera del alcance de los niños y las mascotas. Puede ser dañino si se ingiere y puede causar irritaciones de la piel y los ojos. Evite respirar el polvo y el contacto con la piel, ojos y ropa. Lave la piel con agua y jabón después de la manipulación. Si en los ojos, lavar los ojos con agua durante 15 minutos y repita si es necesario. “

Fertilizantes no orgánicos / químicos

Los fertilizantes químicos se derivan de las materias primas que se extraen de la tierra o que se producen a través de procesos químicos.

Los componentes incluyen productos derivados del petróleo, amoníaco, nitratos sintéticos (también utilizados en la fabricación de explosivos), sales, urea, azufre, carbón y mineral de fosfato.

Estos fertilizantes liberan sus nutrientes tan rápidamente que gran parte de ellos no se pueden utilizar inmediatamente por la planta y se lixivian rápido, a veces en pozos o cuerpos de agua cercanos.

Los nitratos causan problemas de salud para las personas, especialmente los bebés y niños pequeños.

El nitrógeno y el fósforo que se vierten en arroyos y lagos provocan la proliferación de algas y la muerte de peces.

Si eliges utilizar fertilizantes no orgánicos, por favor utilízalos con moderación para evitar estos problemas.

Para ser justos, la excesiva aplicación de un fertilizante orgánico como el estiércol puede causar el mismo problema.

La rápida liberación de nutrientes de los fertilizantes químicos también significa que se debe volver a aplicar con frecuencia con el fin de lograr el crecimiento de la planta deseada, a menos que elijas una cronometrada fórmula.

Los microbios del suelo y lombrices de tierra son a menudo dañados por el uso a largo plazo de estos fertilizantes.

La pérdida de los microorganismos del suelo altera la relación simbiótica entre los microbios y las plantas, causando que las plantas sean más dependientes de las aplicaciones de fertilizante.

Además, los micro-nutrientes necesarios a menudo no están incluidos en los fertilizantes químicos.

El análisis garantizado a menudo tiene porcentajes de nitrógeno o fósforo de hasta el 50%.

Después de leer mi descripción de los dos tipos principales de fertilizantes, es fácil adivinar que mi consejo siempre es usar en la medida de lo posible fertilizantes orgánicos.

Honestamente, entiendo que pese a los beneficios que puede darte a tu jardín un fertilizante químico, los fertilizantes y abonos orgánicos son mucho más saludables.

Siempre me ha parecido mucho mejor confiar en métodos naturales, ya que la propia naturaleza en casi todas las circunstancias te proporciona los remedios que necesitas sin pasar por la química.

suelo con fertilizante organico

Este suelo es de una zona del jardín donde se añadió un abono orgánico y puedes ver los fragmentos de materia orgánica y gusanos en el suelo.

Lo cierto es que la diferencia de la tierra o suelo que es tratado con fertilizantes orgánicos y la tierra que es tratada con fertilizantes químicos muestra notables diferencias.

El suelo que ha sido fuertemente rociado con pesticidas y fertilizantes químicos suele tener una tierra más pesada, gris, arcilla pegajosa sin lombrices de tierra y no hay señales de vida.

Por el contrario, el suelo de una huerta orgánica tiende a estar suelto, negro y con gusanos, cochinillas y toneladas de pequeñas criaturas que viven fuera de la materia orgánica en el suelo.

suelo de jardin con fertilizante quimico

Esta tierra vegetal fue tratada con productos químicos agrícolas. Examinándola de cerca se puede comprobar que en algunos casos, tardara más de un año en que no aparezca vida como gusanos o lombrices.

Además con esta diferencia de métodos orgánicos puedes crear tu propio pedacito de naturaleza orgánica en tu suelo y jardín para el crecimiento de tus plantaciones.

La producción de fertilizantes químicos a menudo causa la contaminación y otros problemas.

Recuerda que la aplicación masiva e indiscriminada de los fertilizantes químicos en el suelo de tu jardín puede provocar la temida “escorrentía” y el efecto negativo en las aguas subterráneas que puedan pasar por el suelo de tu jardín.

Si estas utilizando abonos y fertilizantes orgánicos, eso es de gran ayuda para la naturaleza, tu jardín y tus cultivos.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

4 × cinco =