Consejos para esterilizar tierra para macetas, suelo del jardín y para las semillas.

Valora este Post

Consejos para esterilizar tierra para macetas, suelo del jardín y para las semillas.

Esterilizar la tierra que uses en tus plantaciones te va a ahorrar grandes quebraderos de cabeza, por ello es importante que esterilices la tierra de tus macetas, el suelo de tu jardín y sobre todo si en este suelo vas a plantar semillas.

Tu tierra de jardín puede albergar plagas, enfermedades y semillas de malas hierbas, por ello es aconsejable y una excelente idea esterilizar el suelo de tu jardín antes de la siembra para asegurar el crecimiento óptimo y la salud de tus plantas.

Sin embargo, puedes comprar mezclas para macetas de de tierra estéril y así satisfacer tus necesidades, pero también puedes aprender a esterilizar el suelo de tu jardín de forma fácil, rápida y eficiente.

Los métodos para la esterilización del suelo.

Hay varias formas de esterilizar la tierra del jardín de tu casa, entre los que se pueden destacar el vapor (con o sin una olla a presión) y calentar el suelo en el horno o microondas.

La esterilización del suelo con vapor

Cocinar al vapor el suelo de tu jardín está considerado como una de las mejores formas para esterilizar la tierra que puedas usar en tus macetas y lo debes hacer durante por lo menos 30 minutos y a unos 82 grados centígrados.

Si estás utilizando una olla a presión, vierte varias tazas de agua en la olla y coloca recipientes de poca profundidad o que no sean muy hondos (no más de 10 centímetros), cúbrelos con papel de aluminio. Cierra la tapa pero deja la válvula del vapor abierta lo suficiente para que el vapor se pueda escapar y mantenla en torno a los 15 a 30 minutos.

Si no vas a utilizar una olla a presión, puedes verter aproximadamente 5 centímetros de agua en el recipiente donde vaya a realizar al esterilización, coloca los recipientes llenos de tierra (acuérdate de cubrirlos con papel de aluminio) y ponlos sobre el agua.

Cierra la tapa y espera a que el agua llegue a su punto de ebullición, dejando la tapa solo abierta lo suficiente para evitar que la presión se acumule.

Una vez que salgan los escapes de vapor, deja que permanezca en ebullición durante 30 minutos.

En ambos métodos, deja que se enfríe y retira la tierra, pero siempre manteniendo el papel de aluminio sobre la tierra, tapándola, hasta que vayas a utilizar tu tierra.

La esterilización del suelo con un Horno.

También puedes utilizar tu horno para estilizar el suelo de tu jardín.

Para este método, pon alrededor de 10 centímetros de tierra en tu recipiente para horno, ya sea de vidrio o metal para hornear, cúbrelo con papel de aluminio.

Hornea durante 30 minutos a 80 grados, una temperatura superior podría producir toxinas.

Retira del horno la bandeja y déjala enfriar, dejando el aluminio en su lugar hasta que esté listo para su uso.

La esterilización del suelo con un microondas.

Otra opción para esterilizar el suelo es utilizar un microondas convencional.

Para este método, llena los recipientes que son especiales para cocinar en el microondas con tu tierra húmeda. En este caso sería preferible que estos recipientes fuesen con tapas y así te ahorras el papel de aluminio.

Ten presente que este recipiente tiene que tener algunas ranuras de ventilación en la tapa, que de lo contrario, tendrás que hacérselas.

Calienta durante unos 90 segundos por cada 500 gramos de tierra a plena potencia.

Según el microondas que utilices, si es grande y tiene capacidad, puedes usar más de un contenedor para hacer esta labor de una vez.

Como alternativa, puedes colocar 1 kilo de tierra húmeda en una bolsa de polipropileno. Caliéntalo de 2 a 2,5 minutos a máxima potencia (650 vatios), cierra la bolsa y deja que se enfríe antes de retirarla.

Aunque los anteriores métodos de esterilización de la tierra o el suelo de tu jardín son muy básicos y manuales, es cierto que estos métodos te pueden ayudar a que tu suelo de jardín sea de mucha más calidad y que por tanto todo aquello que plantes en el crezca de forma saludable.

Es evidente que no vas a realizar esta labor en superficies grandes o vas a esterilizar grandes cantidades de tierra para tu jardín con estos métodos, pero también es una gran ayuda para momentos puntuales en los que quizá no tengas tierra en tu casa y quieras plantar una maceta o jardinera con tu flor preferida en una tierra sana.

Conocer los métodos caseros de la esterilización de la tierra del jardín es un beneficio al alcance de todos y que podemos usar siempre que necesitemos tener plena seguridad que utilizamos una tierra adecuada y libre de plagas para nuestras plantaciones.

Nos gustaría saber lo qué piensas

      Déjanos tus comentarios