Instalar una fuente en el jardín para reducir el estrés del día a día.

Instalar una fuente en el jardín para reducir el estrés del día a día.
5 (100%) 3 votes

Instala una fuente en el jardín para reducir el estrés del día a día.

La instalación de una fuente en nuestro jardín reduce el estrés provocado durante una jornada agotadora de trabajo.

fuente de jardin para la relajacion

Intenta este experimento. Tus niveles de estrés e incluso de nervios después de un día tremendamente ocupado, un día de esos en los que todo ha salido mal y que ha sido totalmente nefasto, esos niveles están disparados. Sin embargo, si al llegar a tu casa, solo por un momento cierras los ojos y respiras a fondo en tu jardín, por arte de magia desaparece estrepitosamente esa sensación.

Los niveles de estrés que sufrimos en las zonas urbanas, saturadas y masificadas, hacen que este tipo de circunstancia dispare nuestro estrés, cosa muy diferente y circunstancia totalmente opuesta a la que pasa en la naturaleza. Por tiempo que pases en ella, tu estrés no se altera ni siquiera aumenta, todo lo contrario, probablemente, después de pasar todo un día en plena naturaleza, termines con mucho menos estrés y más energía de la que sientes al final de un típico día de trabajo o cualquier día rutinario.

Durante todo el día, tanto nuestros oídos como nuestros cerebros trabajan incesantemente para hacer frente a una multitud de sonidos de baja frecuencia que drenan nuestro cerebro de energía y es precisamente está la causa de nuestro estrés.

Incluso si los resultados de esta comparación son evidentes, es posible que te sorprenda descubrir que gran parte de nuestro estrés y la falta de energía viene dada por el hecho de que estamos constantemente rodeados de un ruido insano.

Los ruidos de baja frecuencia incluyen el omnipresente zumbido de los aparatos que usamos en casa, el zumbido de aparatos electrónicos, los fluorescentes, el tráfico, las obras y maquinaria pesada, etc. Todo esto hace que tanto el estrés como la falta de energía producida por estos efectos, causen consecuencias negativas en nuestros cuerpos.

Además, se ha podido comprobar que los ruidos cotidianos son un factor en los problemas de sueño, falta de motivación, nivel de eficiencia insuficiente, disminución de la creatividad, un estado de ánimo bajo y mayores riesgos de ataques al corazón.

Contrarrestar los efectos negativos de la vida cotidiana Ruidos.

El ruido puede no ser la única causa del estrés y otros problemas de salud que experimentamos, pero es innegable que es un factor que contribuye y ayuda a generarlos. Afortunadamente, podemos reducir, e incluso revertir, los efectos negativos que el ruido tiene en nuestros cerebros y cuerpos a través de la exposición regular a los sonidos de frecuentas más altas que se encuentran en la naturaleza.

sonido relajante de fuente en el jardin

Lo ideal sería vivir en la naturaleza, sin embargo esa situación puede ser realmente imposible, por lo que pasar un día o incluso parte de un día en la naturaleza o rodeados de ella, proporciona a nuestros cuerpos y cerebros un alivio necesario a este estrés.

Sin embargo, incluso esto puede ser realmente difícil. El poder salir a la naturaleza puede ser un desafío e incluso una circunstancia muy difícil de llevar a cabo ya que quizá vivamos muy lejos de ella y tengamos que realizar ajustes importantes para poder disfrutar de un día en el campo.

Así que si esto es difícil, ¿porque no traer esos ruidos a nuestra casa y poder disfrutar de ellos sin esfuerzos?.

Escuchar sonidos y grabaciones de audio que cuentan con arroyos o cascadas, las olas del mar, cantos de pájaros y otros sonidos naturales, pueden llegar a ser una opción. Pero evidentemente, instalar una fuente de pared o fuente de circuito cerrado en tu jardín va a proporcionarte un sonido real y seguramente es la opción más adecuada, ya que te van a ofrecer una experiencia de relajación mucho más intensa y con una sensación real imcomparable.

Los beneficios de fuentes de la pared y Cascadas.

Tanto las fuentes de pared como las fuentes centrales de nuestro jardín, traen el sonido relajante a nuestros oídos de una forma idéntica a lo que pasa en la naturaleza con las cascadas naturales.

movimiento de agua con fuente de jardinEn este aspecto, no solo nos proporcionan una armonía con su sonido, sino que además nos suministran un valor añadido, como es el de decorar el espacio donde las instalamos.

Viendo la danza del agua en movimiento, mediante su fluir a través del circuito cerrado del que disponen hacen que mejore nuestra experiencia auditiva.

Cuando escuchamos las grabaciones de audio de sonidos de la naturaleza, es posible que sintamos la necesidad de cerrar los ojos para bloquear las distracciones visuales que nos rodean. Por el contrario, los atributos visuales de una fuente de pared o fuente de circuito cerrado que tengamos en nuestro jardín nos transportan hacia ese fin, dándonos algo hermoso y elemental para que nos centremos y contemplemos con nuestros propios ojos, mientras disfrutamos de su maravilloso sonido con el fluir del agua.

También es importante saber que el sonido no es monótono, el agua que fluye a través de una fuente cambia su sonido sutilmente en cada momento. Esta cualidad dinámica mantiene nuestra experiencia auditiva expectante y no la convierte en algo aburrido y repetitivo.

Tanto en una fuente de pared como de jardín central, podemos cambiar drásticamente su sonido o “canto” mediante añadirle rocas de forma estratégica y así aumentar su sonido al choque del agua con estas rocas. Si cambias o reorganizas estas rocas u otras características del choque del agua, conseguirás otro sonido completamente distinto al anterior. Puedes añadir nuevos elementos en la trayectoria del agua para conseguir nuevos sonidos como un trozo de madera, metal, etc.

La calidad suave del agua.

Dado que el agua es una parte integral de nuestro mundo y nuestro cuerpo, tiene una habilidad innata para calmar. Estamos instintivamente atraídos por el sonido del agua, y nos sentimos fascinados por su suave movimiento.

Pasar tiempo cerca del agua, escucharla, observarla, e incluso tocarla, nos permite respirar más lentamente y así romper el ciclo de estrés que experimentamos cada día.

Haciendo un espacio en nuestra casa para instalar una fuente nos da el lujo de tener un acceso regular a ese sonido en estado natural.

Las fuentes y su movimiento de agua en circuito cerrado nos proporcionan una experiencia de relajación sin igual, que no sólo puede disminuir nuestros niveles de estrés, sino que además mejoran nuestro sueño y nuestro estado de ánimo, aumentan nuestra motivación y eficiencia e incluso reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

18 + Nueve =