Protección de una fuente de jardín del mal tiempo.

Protección de una fuente de jardín del mal tiempo.
5 (100%) 4 votes

Protección de una fuente de jardín del mal tiempo.

Aunque las fuentes fabricadas en piedra artificial pueden resistir la mayoría de las condiciones climáticas externas y extremas, deben y tenemos que protegerlas de las condiciones del mal tiempo severo. 

fuente para jardin invierno

Nuestras fuentes de Piedra Artificial para jardín están construidas a partir de materiales como son el hormigón pre-moldeado sólido, como también es conocido como PIEDRA ARTIFICIAL, que incorporan las mejores materias primas del mercado, como cementos y áridos de máxima resistencia, que añaden dureza a la mezcla.

Este tipo de productos ayudan al hormigón a soportar la expansión y contracción que se produce cuando los materiales están expuestos al calor y el frío de las constantes variantes y fluctuaciones de temperaturas en el exterior.

Esta expansión y contracción es lo que eventualmente puede conducir a pequeñas fisuras que con el tiempo se convierten en grietas, sobre todo si las temperaturas extremas son repentinas. Este cambio repentino de la temperatura es más frecuente y sobre todo causado por el llenado de la fuente durante el día, mientras que la luz solar incide directamente sobre la fuente y el hormigón está caliente al tacto.

Blinda tu fuente de piedra artificial contra las heladas.

Extracción del agua.

congelacion fuente jardinEl clima helado es una de las causas por las que las fuentes, sino las mantenemos y extremamos las precauciones, pueden agrietarse. Pero tomando algunas medidas, de fácil utilización, tu fuente estará a salvado de estas incidencias.

Cuando se aproxima el frio, debes tener muy presente drenar tu fuente de todo el agua, vaciarla completamente para conseguir que no quede ningún depósito de agua en los platos. Con esta acción conseguirás que las temperaturas de congelación no solidifiquen el agua dentro de la fuente produciendo desperfectos. Este tipo de solidificación del agua convirtiéndola en hielo, ejercerá presión sobre el hormigón provocando grietas e incluso su rotura. Si has sido previsor, muy posiblemente hayas contemplado la idea de instalar un sistema de drenaje para tu fuente, de forma que activándolo te ahorraras tiempo en su vaciado.

En caso de que no lo tengas, con simplemente un recipiente podrás retirar toda el agua, y el restante que quede, puedes servirte de un paño para secar toda la humedad y absorber la poca agua que pueda quedar.

La sustitución del agua de tu fuente, es importante, ya que cambiar el agua periódicamente en tu fuente hace que puedas prevenir e incluso eliminar los desechos y hojas que puedan caer, la suciedad y otras partículas en el aire, y lo más importante: el lodo, o poso que pueda crearse en la base de los platos.

Este tipo de lodo o poso de suciedad puede provocar obstrucciones en las hélices de la bomba, llegando a estropearla. Podría restringir la salida del agua y ensuciar los tubos que hacen circular el agua a través de la fuente.

Cubriendo la fuente.

Después de que el agua haya sido drenada, que hayas secado por completo la fuente y sus platos, sería una estupenda idea que antes de que llegara el tiempo del frio, pudieras instalar una cubierta a modo de lona de alta resistencia para protegerla de las inclemencias del tiempo.

Siempre es mejor prevenir que curar, y te puedo asegurar que es más fácil drenar y secar la fuente, limpiarla, secarla y cubrirla durante la época del frio, que no dejarla expuesta a esta climatología adversa y cuando llegue el buen tiempo acometer esta labor. Si la preservas de las situaciones adversas, te vas a ahorrar mucho trabajo de mantenimiento.

Desmontaje y reubicación.

Otra opción para proteger la fuente de tu jardín en duros climas extremos, es desmontarla y guardarla.

En el caso de las fuentes de piedra artificial, esta circunstancia es bastante complicada, ya que por lo general, suelen estar unidas mediante materiales de agarre que son difíciles de despegar.

Así que inevitablemente mi consejo sería que no trates de despegarlas ya que con toda seguridad conseguirás romper alguna pieza. Sigue el consejo de cubrirla de forma que esté protegida durante el frio.

Llenado de la fuente de jardín.

Cuando llega el buen tiempo, ya puedes volver a poner el funcionamiento tu fuente en el jardín.

Existen procedimientos que se deben seguir a la hora de la puesta en marcha de nuevo de la fuente de jardín y su llenado de agua.

El llenado y adición de agua a cualquier fuente de jardín al aire libre se debe hacer, ya sea por la mañana temprano o por la noche.

Nunca llenes tu fuente con agua a plena luz del día y mientras el sol da de lleno en tu fuente.

La razón que tengas que desempeñar esta labor de esta forma, es debido a que el hormigón de tu fuente absorbe el calor de la luz solar. La mayor parte del calor es absorbido por el hormigón, y añadirle agua en este tramo del día, estando el hormigón tan caliente, puede provocar una repentina contracción en la piedra artificial debido a la diferencia de temperatura entre el agua fría y el hormigón caliente.

fuente de invierno

Esta situación provoca una presión sobre el material, que puede dar lugar a fisuras que se hacen más grandes cada vez que repetimos esta acción, dando lugar a una fuga de agua o provocando roturas.

Las fuentes de jardín se hacen para el uso al aire libre y, por tanto, están expuestas a las inclemencias del tiempo y las temperaturas.

Estas condiciones pueden incluir la luz del sol, la lluvia, el viento y el clima helado. Aunque el material que utilizamos en la fabricación de nuestras fuentes, como es la piedra artificial, es un material robusto, e incluso a veces construimos utilizando materiales de fibra de vidrio para reforzarlas, debes prestar atención a la protección de la fuente en condiciones y climas extremos.

Las fuentes requieren el drenaje de aguan cuando la temperatura se acerca a la congelación para proteger que el agua se convierta en hielo y que ejerza presión sobre el hormigón provocando desperfectos, roturas y fugas inevitables de agua.

La fuente también se puede cubrir con una lona de alta resistencia o desmontándola y almacenándola si es factible.

Tenemos a tu disposición cientos de fuentes disponibles que pueden cubrir tus necesidades, tanto de tamaño, forma y presupuesto.

Algunos de los estilos de fuentes al aire libre han resistido la prueba del tiempo como fuentes de varios niveles con gradas clásicas, mientras que otras son más modernas y contemporáneas.

A pesar de que las formas son diferentes, las fuentes y su protección deben ser atendidas de forma similar.

Cuida tu fuente para jardín de piedra artificial protegiéndola de las inclemencias del tiempo, para que puedas disfrutar de sus beneficios durante muchos años.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

dieciocho − Diez =