10 consejos para mantener un jardín saludable.

10 consejos para mantener un jardín saludable.
Valora este Post

10 consejos para mantener un jardín saludable.

Mantener un jardín saludable, aunque sea pequeño, requiere organización y sobre todo si lo quieres tener verde y saludable, con un aspecto impecable y que se note que está bien cuidado.

A simple vista puede parecer que este esfuerzo requiere una inversión de tiempo y sobre todo de trabajo que quizá no tengas o no puedas mantener, pero nada más lejos de la realidad, ya que con estos consejos fáciles y sencillos te aseguro que puedes mantener tu jardín con un aspecto impecable y siendo la envidia de todos.

Consejos para mantener un jardín saludable.

1.- Cuida el suelo de tu jardín.

La tierra y en especial el suelo en tu jardín es una de las partes más importantes y por tanto el motor de todo el resultado de tus plantas, ello significa que sin una buena base, tus plantaciones no tendrán el esplendor deseado y por tanto toda la decoración de tu jardín se verá gravemente afectada.

Las plantas necesitan un suelo saludable y un lugar idóneo para poder prosperar y llegar a su máximo esplendor.

Tienes que usar una pala o azada para mover la tierra al menos una vez al mes y que así pueda estar en su máximo exponente de dar los nutrientes necesarios a tus plantas para que puedan crecer de forma correcta.

Recuerda que los suelos más duros, como la arcilla, pueden ser quebradizos y por tanto más difíciles de cultivar a la hora de plantar tus plantas y hortalizas, por lo que es recomendable realizar enmiendas en el suelo de tu jardín si este no es de calidad.

En caso de que tuvieras, que suele ser bastante común, un suelo arcilloso, aquí tienes el segundo consejo para tener un jardín saludable.

2.- Mejora de los suelos arcillosos.

Para suelos arcillosos, tienes que tener en cuenta que el relleno con un abono orgánico va a mantener la calidad de esta tierra durante mucho más tiempo, consiguiendo así una producción y crecimiento de tus plantaciones mucho mejor y agradable.

3.- Cuida las herramientas de tu jardín.

Al igual que un gran cocinero tiene que tener unas herramientas adecuadas, los jardineros tienen que tener unas herramientas de calidad en tu jardín para desarrollar sus labores de jardinería.

Tanto rastrillos, carretillas, palas y otros enseres son la clave para mantener un jardín en perfecto estado y saludable.

4.- Riega tu jardín.

Las plantas no pueden sobrevivir sin humedad. La mayoría de las plantas se componen de más del 90 % de agua, por lo que es esencial para mantenerlas hidratadas que dispongan de humedad suficiente.

Las plantas agradecen mucho más que se las riegue temprano por la mañana, cuando el clima es más fresco ya que de esta forma conservan más el agua y pierden menos por el riesgo de la evaporación.

5.- Selecciona las plantas en función de tu tiempo.

Como antes te decía, aunque un jardín saludable requiere tiempo, también es cierto que puedes ahorrarte tiempo, si es que no disponen de él, mediante elegir las plantas más adecuadas, o que menos trabajo requieren de mantenimiento.

El crisantemo, la gardenia o el jazmín son especies de plantas que pueden retener la humedad durante mucho más tiempo que otras especies de plantas, por lo que son especialmente indicadas para jardines en donde sus propietarios no disponen de mucho tiempo para el regadío.

6.- El espacio es importante.

Si elegir la variedad de planta o arbusto es importante en función del tiempo que dispongas para su cuidado, también lo es el espacio del que dispongas y la variedad que vayas a plantar en dicho espacio.

Con esto quiero decirte que tienes que tener previsto que variedad de planta vas a cultivar para que tengas presente que en la época de su madurez y cuando llegue a su máximo esplendor, tenga suficiente espacio como para poder crecer.

Cada planta es diferente, por lo que tiene diferentes necesidades de humedad, luz solar y nutriente del suelo y estas características las tienes que tener contempladas a la hora de decidirte qué plantar en tu jardín.

Asegúrate de que cada planta tiene el espacio adecuado no solo para crecer sino también para la correcta circulación del aire y que no interfiere en la sombra que pueda dar a otras variedades de plantas que sean más pequeñas.

7.- La luz solar.

Si es importante el espacio y el suelo, también lo es la luz solar que puedan recibir tus cultivos, ya que para la mayoría de los vegetales y plantas, el sol y su luz son vitales para el crecimiento.

Tienes que tener muy presente las zonas que tienen más luz durante todo el día, y aquellas zonas en tu jardín que son de sombra, para poder elegir las especies más adecuadas a cada lugar de tu jardín en función de la luz que tienen o reciben durante la mayor parte del día.

8.- Las malezas.

Las malezas pueden llegar a ser una auténtica pesadilla en un jardín y sobre todo a la hora de deshacerse de ellas, prevenir su propagación y erradicarlas de tu propiedad.

Esta es una cuestión vital en tu jardín, las malas hierbas, por lo que siempre acude a un profesional para poder obtener medidas concretas y que garanticen resultados.

No te tomes a la ligera las malezas ya que pueden llevarte al traste el trabajo y esfuerzo que hagas en tu jardín.

En última instancia, no siempre las malas hierbas pueden ser controladas en su totalidad en el suelo de tu jardín, por lo que debes tratar de evitar a toda costa que se propaguen sin control.

9.- El mantillo y su importancia.

El mantillo o acolchado de tu suelo de jardín es ideal para el mantenimiento de la salud de la tierra, ya que los mantiene frescos y también hace que su visión sea agradable, pero además es bueno para el control y la supresión de las malas hierbas.

Incluso este mantillo no tiene por qué ser caro, ya que puedas utilizar los recortes de césped o la recogida de hojas de tu jardín para utilizarlas como mantillo.

10.- La prevención de las plagas.

Al igual que las malas hierbas y las malezas, las plagas de insectos pueden ser muy peligrosas, por lo que la mejor opción de luchar contra ellas es la prevención.

Si tu jardín está infectado con una plaga de babosas, puedes solucionarlo mediante poner un recipiente lleno de cerveza toda la noche.

Las babosas se sentirán atraídas por el aroma de la cerveza y caerán en el recipiente.

Aunque básicos, estos 10 consejos para mantener tu jardín en perfecto estado y saludable te pueden ahorrar mucho trabajo y esfuerzo a la hora del cuidado de tu jardín.

La prevención y la planificación en el diseño de un jardín son aspectos muy importantes a tener en cuenta a la hora de decorar tus espacios al aire libre.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

9 + dos =