Cómo crear un jardín. Elegir las plantas y cultivos para el jardín.

Cómo crear un jardín. Elegir las plantas y cultivos para el jardín.
Valora este Post

Cómo crear un jardín. Paso 2 Elegir las plantas y cultivos para el jardín.

La elección de las plantas, flores y los cultivos que vas a plantar en tu jardín y la planificación de ellos, influye directamente en el rendimiento que vas a obtener de tu huerto y jardín.

En anteriores artículos te hablaba de:

En este artículo te voy a mostrar lo importante que es elegir las plantas y qué cultivos son los más beneficiosos para tu jardín.

Seleccionar correctamente los cultivos en tu jardín es una labor importante que no tienes que descuidar o pasar por alto en ningún momento. Dependiendo de tu zona climatológica, del tiempo y otros aspectos, tienes que decidirte por unos u otros, ya que todos los cultivos no tienen el mismo rendimiento bajo situaciones o circunstancias climatológicas diferentes.

Verduras de crecimiento fácil.

  •     Frijoles
  •     Las remolachas
  •     Brócoli
  •     Zanahorias (especialmente en camas profundas)
  •     Ajo
  •     Hierbas
  •     Col rizada
  •     Lechuga
  •     Chícharos
  •     Patatas
  •     Rábanos
  •     Las calabazas de verano
  •     Tomates
  •     La calabaza de invierno
  •     Calabacín

Cuando estás empezando con un jardín, es importante escribir y dibujar para hacerte una idea de cómo pueden quedar las cosas en él antes de ponerte manos a la obra. Diseña tu jardín y no te lleves por la emoción, sino más bien idea cosas realistas y que puedas llevar a cabo.

No intentes abarcar más allá de donde no puedas llegar.

1.- Para jardines de flores,  aprender a cultivar flores es relativamente fácil, especialmente si decides a trasplantarlas.

Tus preferencias estéticas serán una parte importante en la elección de los tipos de flores que vas a decidir plantar y hacer crecer, pero antes de decidirte por algunas considera los siguientes puntos:

  •     Su espacio de crecimiento: Casi todas las plantas prefieren un buen drenaje, suelo fértil y la mayoría necesita pleno sol, pero algunas flores son tolerantes a la sombra y otras en realidad prefieren la sombra. Si planeas el cultivo de flores en un lugar de sombra, asegúrate de elegir las variedades tolerantes a la sombra.
  •      La forma y tamaño de la planta: Las plantas que elijas deben ajustarse al espacio disponible para ellas. Como regla general para los jardines de varias capas, las plantas más altas deberás plantarlas y cultivadas detrás de las plantas menos altas.
  •     El color de la flor: La misma planta a menudo viene en una variedad de colores. Si realmente te gusta el aspecto, la forma y el tamaño, pero el color no es correcto para ti, comprueba para ver si se tiene diferentes colores.
  •     Insectos y resistencia a las enfermedades: Si sabes acerca de una determinada plaga o enfermedad que es común en tu área o si has tenido problemas con una de estas plagas en el pasado, elige las flores que son naturalmente resistentes a esas enfermedades. Una gran idea para mantener tus plantas libres de enfermedades y de plagas es mediante cultivar flores nativas de tu región.

Mantén tus plantas sanas con riego adecuado, en un suelo saludable y controlando las medidas preventivas para las plagas y enfermedades.

Tu decisión… ¿ anual o perenne ? 

Esta decisión en cuanto a la clase de flor que quieres para tu jardín la debes tomar con paciencia. Para ayudarte en tomar una decisión estas son algunas de las principales ventajas entre ellas:

o    Perenne:

Vive mucho más tiempo por lo que no tienes que volver a sembrarla cada año   

Por norma general es menos cara de mantener ya que con las nuevas plantas quizás no necesites comprar para el nuevo año.

Menos problemas de plagas ya que las plantas son típicamente más fuertes.

Requiere menos agua.

o    Anual

Este tipo de flores permanecen por mucho más tiempo (por lo general a partir de la primavera hasta las primeras heladas de otoño)

•    Resistencia de la planta: Se utiliza para categorizar la tolerancia al frío de flores anuales en una de las tres categorías.

Considera la posibilidad de resistencia de tus plantas al momento de decidir los tiempos de plantación para las flores anuales:

  •     Fuerte: Puede tolerar heladas ligeras después de la aclimatación sin ser  gravemente dañadas.
  •     Medio: Puede tolerar el frío, lluvias y tiempo húmedo, pero puede ser dañada o secarse por las heladas.
  •     Débil: Necesitan suelos calientes para germinar y crecer adecuadamente.

Así que a modo de ejemplo, si te gusta tener flores de primavera en tu jardín, compra flores anuales resistentes.

•    Tiempos de jardín de flores: Te Recomiendo encarecidamente plasmar o dibujar tus diseños de jardines de flores en un papel. Esto no sólo te facilitara un mapa de la época de siembra, sino que también te recordará las anuales que plantaste. Esta es una consideración importante para la rotación de cultivos anuales

2.- Para huertas, antes de empezar con este tipo de forma de cultivar, te recomiendo que sigas algunos pasos.

  •     Número de jardín Camas
  •     Profundidad de jardín Camas
  •     Ancho de jardín Camas
  •     Longitud del Jardín Camas
  •     Jardín Pasarelas
  •     Jardín Planificación Riego

Número de jardín Camas.

Al iniciar un jardín de estas características, debes tener dos cosas en mente cuando consideres el número de camas que necesitará:

1.    El hecho de que estás comenzando con una pequeña extensión ahora no significa que no tendrás que ampliar más tarde

2.    No fuerces demasiado la marcha y te pongas retos complicados al principio. A medida que adquieras experiencia, estos se convertirán en tu estrategia anual para fomentar tanto las plantas de mayor rendimiento con frutos más nutritivos y sabrosos y para protegerse de las plagas y enfermedades.

Profundidad de los lugares a plantar.

Haz tus camas por lo menos a 51 cm de profundidad para obtener plantas con raíces más profundas y que tengan suficiente espacio para extenderse. Cuanta más profundidad mejor será el rendimiento.

Con el fin de lograr esto sin compactar el suelo demasiado, es muy recomendable la jardinería orgánica en lugares elevados. Tienes dos opciones para hacer esto:

1.    Crea la parte superior del montículo con una zona plana, labrando tierra de tu jardín y añadiendo un montón de compost y otros fertilizantes orgánicos cuando sea necesario.

2.    Crea tu jardinería orgánica en zonas elevadas dentro de soportes. Aunque no es necesario, las camas apoyadas son ventajosas por varias razones:

  •     Tienen un aspecto “más limpio”.
  •     Estas formas de cultivar hacen un trabajo mejor y mantienen las malas hierbas y malezas controladas.
  •     Una cama profunda, mediante añadir tierra en su parte superior la hace más cómoda de atender ya que no tienes que inclinarte para cuidarla.

Si decides hacer tu cama elevada dentro de unos soportes, hay dos maneras de realizarlas:

  1.     Comprar kits pre-hechos jardín para el montaje fácil de una cama.
  2.     Construye tus propias camas utilizando tus propios diseños.

Ancho de las camas en tu jardín.

Acabar con el crecimiento

Estas pequeñas parcelas que instalamos en el jardín a las que llamamos “camas”, tienen que tener una dimensión que nos facilite el cultivo de una forma cómoda. Tienes que acceder a todo es espacio sin la necesidad de entrar dentro de la cama, ya que acceder a este espacio daría como resultado pisar el suelo y por tanto compactarlo y restringir el flujo de aire y agua para tus plantas.

Así que el ancho de las camas debe permitir llegar fácilmente al centro de la misma, donde las plantas están creciendo, sin pisar o apoyarse en ellas.

Para determinar el ancho, como norma general no superara los 120 centímetros, que es una medida cómoda para que puedas alcanzar fácilmente con las manos y sin esfuerzo la zona central para poder trabajar con tus plantas. En cuanto al largo, esta medida es indiferente y siempre vendrá determinada por el espacio que dispongamos en el jardín o las plantas que vayamos a colocar.

Ten en cuenta que las filas que puedas plantar dentro de la cama pueden ser el doble de anchas, ya que podrás acceder a ellas cómodamente desde ambos lados.

Longitud del Jardín Camas.

De nuevo, esto depende de ti y depende principalmente de la cantidad de espacio que tienes en tu jardín o bien de la cantidad de plantas que vas a plantar.

Pasillos entre las camas.

No te olvides de hacer sus pasarelas entre camas de tu jardín que sean anchas. Asumiendo que tu cama tiene varias filas (que, obviamente, depende de la cantidad de espacio del que dispones), deberías ser capaz de arrodillarte cómodamente sin tocar la cama levantada que tienes detrás de ti.

Planificación del riego en tu Jardín.

El riego a mano funciona muy bien, pero la creación de un sistema de riego por goteo al diseñar tu jardín funciona aún mejor. Este sistema de riego hace que se economice mucho mejor el agua y que sea más efectivo el riego sobre la planta, ya que el agua cae directamente sobre la base de la planta, dando a las raíces un acceso mucho más fácil a la humedad.

También este tipo de riego mantiene las hojas de tus plantas secas, y esto ayuda en gran medida a mantener lejos las enfermedades.

El uso de una manguera de jardín.

Si te decides por regar tu jardín a mano, considera la idea de adquirir una buena manguera de jardinería, que será la que te proporcionara agua desde el grifo hasta el jardín sin necesidad de llevar a través de tus cultivos cubos llenos de agua.

Y hablando de no arrastrar la manguera a través de tus cultivos, si el posicionamiento de tu jardín o la disposición de las camas hacen que esto sea un problema, sólo tienes que levantar y posicionar varias guías de manguera de jardín alrededor de las esquinas de sus camas, para que la manguera llegue a todos los lugares sin necesidad de pasar por en medio de tus cultivos.

El uso de regaderas.

Si bien es cierto que todas las regaderas sirven para el propósito de la entrega de agua donde más se necesita y somos nosotros quienes mediante la regadera podemos canalizar y dirigir donde regar nuestras palntas, hay una gran diferencia entre lo barato y lo bueno:

  •     Material de nuestra regadera: El plástico está bien, pero no te va a durar tanto como el acero galvanizado.
  •     El Diseño: Una buena regadera debe ser lo suficientemente grande como para evitar múltiples viajes al grifo, pero lo suficientemente pequeña para que no sea un peso difícil de manejar. Debe ser fácil de sujetar. Detener y comenzar su vertido debe ser fácil para que puedas regar tu planta con la cantidad deseada de agua.
  •     Su boquilla: Una corriente suave, y el vertido de agua es esencial para la prevención de daños a las plantas o el exceso de riego en un área concreta. En este aspecto todas las boquillas que dispersen el agua a modo de lluvia son perfectas para este tipo de cultivos.

La elección de tus cultivos y la planificación del jardín, son de vital importancia a la hora de tener éxito en el inicio y cultivo de un jardín.

En el siguiente artículo te mostrare el método y las formas para usar el Compost en tu jardín.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

Nueve + 2 =