Cómo cuidar las plantas en macetas.

Cómo cuidar las plantas en macetas.
Valora este Post

Cómo cuidar las plantas en macetas.

El cuidado de tus plantas y flores en macetas o jardineras, pese a que no es un trabajo complicado sí que es cierto que hay que tener algunos aspectos en mente para sacarles el máximo partido.

Como cuidar las plantas en macetas

La elección de una maceta o jardinera que sea la correcta no garantiza el resultado del crecimiento en condiciones optimas de tus plantas, es por eso que para mantener las plantas saludables o tus flores favoritas en buen estado en jardineras y macetas te traigo este artículo en donde podrás encontrar consejos para llevar a buen término el crecimiento de todo aquello que plantes.

Visita nuestra tienda online para la compra de jardineras

Elegir la maceta o jardinera correcta.

Al margen de elegir, en función de tus gustos o necesidades, la maceta o jardinera que más se ajusta a lo que deseas, tienes que tener muy presente que dicha maceta tenga agujeros de drenaje para permitir que el agua fluya libremente.

Puedes ver mi artículo: Orificios de drenaje para macetas y jardineras donde te doy buenos consejos para realizar estos agujeros de drenaje.

El drenaje insuficiente puede causar que las raíces se ahoguen y la planta muera prematuramente.

Y aunque casi cualquier recipiente lo puedes usar como maceta o jardinera, es muy aconsejable utilizar las que se fabrican especialmente para cada caso.

Si prefieres macetas ligeras, para moverlas más fácilmente, puedes decantarte por opciones como la resina, fibra de vidrio o el plástico.

Eligiendo la tierra perfecta para macetas.

No utilices tierra de tu patio o jardín, ya que puede contener semillas de malas hierbas, insectos y enfermedades.

Compra tierra para macetas en tu centro de jardinería que sea de calidad.

Te puede ir muy bien una mezcla suelta y ligera de materiales como la turba, vermiculita y materia orgánica descompuesta.

En cualquier caso, pide consejo en tu centro especializado, e incluso para depende de qué tipo de plantaciones, muy posiblemente puedes encontrar la tierra especializada y formulada para ese tipo o especie de planta en concreto.

Para reducir el mantenimiento de la planta, es posible comprar la mezcla para macetas que contenga un fertilizante de liberación con polímero de retención de la humedad.

En caso de que quizá no puedas encontrar este tipo de fertilizante, puedes adquirir uno que sea de liberación lenta y seguir las instrucciones del envase.

En cuanto a los fertilizantes y abonos para la tierra te pueden interesar estos dos artículos:

1.    Fertilización de plantas en jardineras y macetas. Un artículo en el que te muestro aspectos importantes a tener en cuenta para usar el fertilizante en tus macetas.

2.    Fertilizantes y abonos para el cuidado de la tierra. Lectura recomendada. Un artículo muy extenso y tremendamente detallado en cuanto a muchos aspectos esenciales de los fertilizantes y abonos para la tierra, te lo recomiendo.

Eligiendo las plantas.

Plantar y hacer crecer la planta correcta en el lugar idóneo es un lema.

Debes tener en cuenta las condiciones del espacio que dispones, ya que sería una pérdida de tiempo intentar hacer crecer una rosa, que suelen requerir muchas horas de pleno sol, en un porche que recibiera sólo una hora o quizás menos.

Si no eres un experto o no tienes la suficiente trayectoria en la jardinera como para determinar que va a necesitar tu planta, es mejor que pidas consejo, o en tu centro de jardinera o buscando información en la red, o incluso a un jardinero, para así determinar qué plantas prosperarán en el lugar que has designado para esa función.

Al decidir qué comprar, lo más sencillo es utilizar un tipo de planta por maceta.

Si optas combinar varios tipos de plantas, asegúrate de que todas las especies son afines entre sí, que les gusta las mismas condiciones de luz y humedad.

Por ponerte un ejemplo: No pongas un cactus en la misma maceta que un pensamiento ya que simplemente las condiciones de su riego son tan diferentes entre estas especies, que o bien te pasarías en regar una o le faltaría agua a la otra.

Preparar las macetas.

Si tus macetas son grandes, colócalas donde en última instancia van a ir, antes de llenarlas de tierra.

Una vez están llenas de tierra y las riegas, pueden ser demasiado pesadas para que las muevas.

O bien se previsor y ponlas encima de una superficie que puedas mover y que tenga ruedas para así desplazarlas libremente hasta el lugar donde vayan a estar.

Pon un filtro de café o grava sobre el agujero de drenaje en el fondo de tu maceta para evitar que la mezcla de tu tierra se escape o caiga al suelo, pero asegurándote de que permites que el agua drene a través de este filtro o grava.

Antes de llenar tu maceta con la tierra, comprueba el contenido de su humedad, lee las instrucciones de la bolsa para humedecerla adecuadamente.

En general, es necesario agregar un poco de agua a la vez que amasas y mezclas la tierra para humedecerla de forma que sea mucho menos drástico para la planta empezar a recoger los nutrientes de su nueva tierra.

Llena la maceta que hayas destinado, por diseño y dimensiones, a alojar tu planta, pero no hasta arriba, sino más bien dejando espacio para poder regar con soltura y sin riesgo de que el agua pueda tirar la tierra fuera de la maceta.

Trasplante.

El trasplante es una labor importante y fundamental para el buen crecimiento de la planta.

trasplantar plantas en macetas 6

Antes de retirar la planta de su maceta original del vivero, te aconsejo que puedas regarla, en su envase original, al menos, una vez antes de ser trasplantada, ya que esto facilitaría su remoción y disminuiría el estrés del trasplante.

Nunca tires de una planta por su tallo para sacarla de su maceta original. Si está “atascada”, toca con los dedos en los lados de la maceta realizando presión para poder aflojarla.

No amontones la tierra en la parte superior de la planta y asegúrate de que los tallos no estén tapados con tierra.

Deja espacio suficiente entre la tierra y el borde de la maceta para que así te sea más fácil regarla.

Riega tu maceta para que se asienten las raíces en su nuevo hábitat.

En caso de que el nivel del suelo descienda por debajo de la parte superior de la bola de la raíz, agrega mezcla adicional para cubrir las raíces.

Riego.

Si estas en un clima templado, probablemente puedas regar tu planta en la maceta una vez a la semana.

A medida que avanza la época de calor, las plantas necesitan más agua.

No sólo es el clima cálido lo que hace que la evaporación de la humedad sea más intensa, sino que otros factores pueden elevar la frecuencia del riego, por eso es importante que vigiles muy de cerca la humedad de la tierra de tus plantas y agregues agua conforme vayan necesitándola y a medida que crecen.

Las plantas colgantes en macetas pequeñas pueden necesitar regar dos veces al día, que es preferible hacerlo o bien por la mañana o bien cuando haya caído la tarde.

Riega tus plantas hasta que el agua salga por los orificios de drenaje, de esta manera sabrás que el suelo se ha empapado completamente y que toda la tierra de tu maceta ha conseguido el agua necesaria.

Riega la tierra, no las hojas y las flores.

Mojar el follaje puede conducir a enfermedades fúngicas y manchas amarillentas en las hojas.

No te preocupes si tus plantas o tus flores se marchitan un poco o las ves algo más apagadas en las horas más calurosas del día, mientras que la parte superior de la tierra este húmeda, es probable que no necesiten agua.

El marchitamiento es un mecanismo de autoprotección para evitar la pérdida de humedad de la zona de la raíz.

Espera a la puesta del sol para ver si se revierte este proceso, sino fuera así y persiste, riega con algo más de insistencia o utiliza abono y fertilizante especialmente indicado para esta circunstancia.

No dejes en tus macetas que el agua se estanque ya que esto puede causar que se pudran las raíces y muera tu planta. Si estás utilizando platillos, vacíalos después.

Alimentación de plantas en macetas.

Las plantas que crecen en macetas necesitan más fertilizante que aquellas que crecen directamente en el suelo.

Cuanto más agua, más rápidamente se disuelven los nutrientes de la tierra, es por ello que debes utilizar un fertilizante de liberación adecuada al ritmo y características de la tierra que has usado.

Una buena recomendación para un crecimiento adecuado de tu planta sería darles fertilizante líquido o soluble en agua cada dos semanas, según las instrucciones del fabricante.

Flores recomendadas para macetas al sol.

  • Angelonia
  • Margarita africana (Arctotis)
  • Dalia
  • Hierba púrpura fuente (Pennisetum setaceum ‘Rubrum’)
  • Lantana
  • Verbena
  • Zinnia
  • Begonia tuberosa

Flores recomendadas para macetas a la sombra

  • Fucsia
  • Impatiens
  • Browallia
  • Torenia

Plantas de follaje de colores recomendadas para macetas al Sol y la Sombra.

  • Caladium (sombra)
  • Coleo (sol y sombra, dependiendo de la variedad)
  • Phormium (pleno sol y sombra parcial)
  • Canna (pleno sol y sombra parcial)
  • Helechos (varios tipos, el sol se filtra a la sombra)
  • Escudo persa (Strobilanthes dyerianus, a pleno sol / sombra parcial)
  • Vid ornamental batata (Ipomoea batatas, a pleno sol / sombra parcial)
  • Hierba ornamental (varios tipos, a pleno sol)

Flores recomendadas para macetas al Sol y la Sombra.

  • Twinspur (Diascia, a pleno sol / sombra parcial)
  • Mini petunia (Calibrachoa, a pleno sol / sombra parcial)
  • Nemesia (pleno sol / sombra parcial)
  • Scaevola (pleno sol / sombra parcial)
  • Salvia (Salvia guaranitica, a pleno sol / sombra parcial)

Nota: Cuando aparece un solo nombre, los nombres botánicos y comunes son los mismos.

Cuidar las plantas en macetas y jardineras es un arte pero también un trabajo muy bien recompensado que puede llenarte de satisfacción y darte unos beneficios que no esperas.

Aprovecha que para hacer un jardín de macetas no necesitas una gran inversión, es muy barato, y usa tu imaginación para adentrarte en este campo tan interesante y a la vez sencillo de la jardinería.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

diecinueve + Trece =