Consejos de seguridad y salud en la jardinería.

Consejos de seguridad y salud en la jardinería.
Valora este Post

Consejos de seguridad y salud en la jardinería.

La seguridad y la salud van unidos cuando de jardinería hablamos, y es que en el jardín hay que vigilar de forma exhaustiva los riesgos que se pueden correr y tener atención sobre ellos.
consejos seguridad jardin
Y es que la jardinería puede ser una gran manera para disfrutar del aire libre, tener actividad física, embellecer tu propiedad, cultivar frutas y vegetales nutritivos.

De cualquier forma, si eres un principiante o un experto jardinero, la salud y la seguridad siempre tienen que ser una prioridad.

A continuación quiero presentarte algunos consejos para ayudarte a mantener esta seguridad en el jardín para que puedas disfrutar de la belleza y los beneficios que te pueden otorgar la jardinería.

Viste para protegerte.

Prepárate para protegerte de las plagas de césped y jardín, productos químicos nocivos, equipo afilado o motorizado, los insectos y los rayos nocivos del exceso de sol.

  •     Usa gafas de seguridad, calzado resistente y pantalones largos para evitar lesiones al utilizar herramientas y equipos de alimentación.
  •     Protege tus oídos cuando estés utilizando maquinaria. Si tienes que levantar la voz para hablar con alguien que este a una distancia prudencial no te esfuerces y es mejor que acabes con la maquina y la apagues, antes de proseguir con tu trabajo.
  •     Usa guantes para reducir el riesgo de irritaciones de la piel, cortes, y ciertos contaminantes.
  •     Usa repelente de insectos. Protégete de enfermedades causadas por mosquitos y garrapatas. Usa camisas de manga larga y pantalones resistentes, usa botas altas de goma o con refuerzos para prevenir accidentes en los pies.
  •     Reduce el riesgo de quemaduras solares y cáncer de piel. Use camisas de manga larga, sombreros de ala ancha, gafas de sol y protector solar con factor de protección solar (FPS) de 15 o superior.

Pon la seguridad primero.

Las herramientas y equipos sin motor pueden causar lesiones graves.

Limita las distracciones, el uso de productos químicos y equipos correctamente, y se consciente de los riesgos para reducir las lesiones.

  •     Sigue las instrucciones y etiquetas de advertencia en los productos químicos y equipos de jardín.
  •     Asegúrate de que el equipo está funcionando correctamente.
  •     Afila las herramientas con cuidado.
  •     Mantén los productos químicos nocivos, herramientas y equipos fuera del alcance de los niños.

Conoce tus límites en el calor.

Incluso estar fuera durante cortos períodos de tiempo a altas temperaturas puede causar problemas de salud graves.

Supervisa tus actividades y el tiempo en el sol para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el calor.

  •     Si estas afuera con un clima caluroso durante la mayor parte del día haciendo un esfuerzo extra, tendrás que tomar más líquidos.
  •     Evita beber líquidos que contengan alcohol o grandes cantidades de azúcar, especialmente con temperaturas calurosas.
  •     Toma descansos a menudo. Trata de descansar en áreas sombreadas para que el termostato de tu cuerpo pueda tener la oportunidad de recuperarse. Deja de trabajar si experimentas falta de aliento o dolor muscular.
  •     Presta atención a los signos de enfermedades relacionadas con el calor, incluyendo la temperatura corporal extremadamente alta, dolor de cabeza, pulso rápido, mareos, náuseas, confusión o pérdida del conocimiento.
  •     Observa a las personas que están en mayor riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el calor, incluyendo a los bebés y niños de hasta cuatro años de edad; personas de 65 años de edad o más; y las personas que están físicamente enfermas o que toman ciertos medicamentos (es decir, para la depresión, el insomnio, o la mala circulación).
  •     Come alimentos saludables para ayudar a mantenerte con energía.

Consejos para personas con discapacidad física.

Habla con tu médico si tienes problemas físicos, mentales o ambientales que pueden perjudicar tu capacidad de trabajar en el jardín con seguridad.

  •     Si tienes artritis, utiliza herramientas que son fáciles de entender y que se adapten a tu capacidad. La investigación muestra que 2 horas y media por semana de actividad física moderada te puede dar más energía y puede ayudar a aliviar el dolor de la artritis y la rigidez.
  •     Si estás tomando medicamentos que pueden causar somnolencia o afectar tu juicio o el tiempo de reacción, no trabajes con ninguna maquinaria, ni subas escaleras, o hagas actividades que puedan aumentar el riesgo de sufrir lesiones.
  •     Escucha a tu cuerpo. Controla tu frecuencia cardiaca, nivel de fatiga y malestar físico.

Disfruta de los beneficios de la actividad física.

La jardinería es una excelente manera de obtener actividad física.

Las personas activas son menos propensas que las personas inactivas a ser obesos o tener presión arterial alta, diabetes tipo 2, osteoporosis, enfermedades del corazón, derrame cerebral, depresión, cáncer de colon y muerte prematura.

  •     Ser activo durante al menos 2 horas y media a la semana hace que seas mucho más saludable. Incluye actividades que eleven tus tasas de respiración y ritmo cardiaco para así fortalecer los músculos. Ayuda a los niños y adolescentes a que sean activos durante al menos 1 hora al día.
  •     Si has estado inactivo, comienza con sólo unos minutos de actividad física cada día. Poco a poco aumentar el tiempo y la intensidad.
  •     Varía tus actividades de jardinería para mantener tu interés y ampliar la gama de beneficios.

Vacunarse.

Las vacunas pueden prevenir muchas enfermedades y salvar vidas.

Todos los adultos deberían recibir una vacuna contra el tétanos cada 10 años.

El tétanos vive en la tierra y entra en el cuerpo a través de heridas en la piel.

Debido a que los jardineros y las personas que trabajan en el jardín usan herramientas afiladas, cavar en la tierra, y manejar las plantas con puntas afiladas, son particularmente propensos a las infecciones de tétanos.

  •     Antes de empezar a cultivar un huerto, asegúrate de estas al corriente de tus vacunas
  •     Pregúntale a tu médico si necesitas alguna otra vacuna.

El hecho de disfrutar de tu actividad favorita como es la jardinería no invalida que tengas que prevenir los posibles riesgos que se puedan derivar de este tipo de actividad, por lo que vigilar la seguridad y la salud en la jardinería tiene que ser una máxima a la hora de desempeñar estos trabajos.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

5 × tres =