Cómo cultivar pimientos picantes en jardineras y macetas.

Cómo cultivar pimientos picantes en jardineras y macetas.
Valora este Post

Cómo cultivar pimientos picantes en jardineras y macetas.

Los pimientos picantes se distinguen de los pimientos dulces simplemente por su picor o sabor.

Hay miles de variedades de pimientos picantes, y esto es debido a la polinización cruzada entre ellos hacen que fácilmente se puedan producir nuevas especies y tipos.

El picor de un pimiento se determina por el número de capsaicinoides en su pared.

Los pimientos picantes pasan por varios nombres, aunque el más común es el chile.

Cómo hacer crecer pimientos picantes.

Los pimientos picantes, por lo general se cultivan como las plantas anuales y sus arbustos compactos erectos generalmente pueden llegar a los dos metros de altura e incluso algo más.

Como hacer crecer pimientos picantes

El fruto, sigue una única flor que crece en el ángulo entre la hoja y el tallo.

Los pimientos picantes, varían de forma y color, e incluyen la pimienta en forma de campana, el pimiento en forma de corazón, el jalapeño de forma cónica y la cayena.

Debido a su facilidad en cuanto a la polinización, hay miles de diferentes tipos de pimientos picantes por su rapidez en cruzarse diferentes especies.

Su rendimiento va a variar en función de multitud de factores, pero por lo general, una planta normal de pimientos picantes puede producir hasta 50 frutos.

El sitio en donde vayas a plantar tus pimientos es importante, por lo que tendrá que estar a pleno a sol por lo menos 6 horas al día en un suelo rico de materia orgánica, que retenga la humedad pero que tenga un buen drenaje.

Hablando del suelo, el pimiento necesita un suelo con un pH del 6,0 a 6,8. Si el pH es inferior a 6,0 vas a tener que añadir piedra caliza a tu suelo; por el contrario, si tu suelo está por encima de 8,0 añade musgo de turba para bajar ese pH.

Una apuesta segura es siempre trabajar con compost envejecido de camas que tengas en tu jardín.

La temperatura óptima del suelo está en 18 grados.

Elige un sitio protegido del viento.

Evita también sembrar tus pimientos en camas, donde otros miembros de la familia de las solanáceas (pimientos, berenjenas, tomates y patas) hayan crecido recientemente.

Algunas variedades de pimientos como el Jalapeño, la cayena y el mirasol prefieren regiones algo más áridas; otros como el Habanero prefieren regiones más húmedas.

La época de siembra.

Los pimientos picantes crecen mejor en temperaturas del aire durante el día a partir de los 18 grados y en la noche sobre 15.

epoca de la siembra pimientos picantes

Los pimientos son más fáciles de cultivar y hacerlos crecer a partir de trasplantes, por lo que iniciar la semilla dentro de las 7 a las 10 semanas antes de la fecha en que tienes la intención de establecer tus pimientos en el jardín es una de las mejores ideas.

En temperaturas superiores a los 30 grados, puede pasar que a tus pimientos se le caigan las flores.

La siembra y el espaciamiento.

Siembra las semillas de pimiento picante a 1 centímetro de profundidad y a 50 centímetros de distancia, dependiendo de la variedad de pimientos picantes que hayas elegido.

El espacio entre las filas de tus plantaciones de pimientos picantes será de 60 a 100 centímetros de distancia.

Siembra tres semillas en cada lugar para que tengas éxito en la plantación.

Puedes trasplantar tus plantas de pimientos cuando estas hayan alcanzado, como poco los 10 centímetros de altura.

Los pimientos necesitan agua para su alimentación, por lo que tienes que mantener uniformemente húmedo el suelo pero no mojado en abundancia, sobre todo cuando aparecen las flores y los frutos empiezan a formarse.

El suelo de aquellas plantaciones de pimientos que permanece demasiado seco, puede producir la caída de las flores.

También tienes que tener especialmente cuidado justo después de los trasplantes, para que el suelo también permanezca húmedo pero no encharcado, así podrás evitar que se pudran las raíces y que prosperen adecuadamente.

Añade, también, compost en la época de la siembra y antes de ella, durante la época de crecimiento y a mitad de temporada.

Una vez establecidas las plantas de pimiento picante puedes variar el riego.

Recuerda que los pimientos picantes que se ven privados de agua suelen convertirse en pimientos con frutos mucho más picantes.

Plantas de compañía.

Remolachas, ajos, cebollas, nabos, rábanos.

Cuidado de los pimientos picantes.

Mantén tus camas de siembra de pimientos picantes libres de malezas para evitar que estas malas hierbas quiten vitalidad al crecimiento de tus pimientos.

cuidado pimientos picantes

Los pimientos picantes tienen las raíces poco profundas, por lo que cultivar alrededor de estos se debe hacer con sumo cuidado para que no le resten vitalidad.

El mantillo también ayudará a mantener la temperatura y humedad del suelo.

En la medida de lo posible, evita los fertilizantes de nitrógeno de alta concentración ya que crearán grandes plantas de hoja también grande pero que producirán pocos o ningún fruto.

Las altas temperaturas y el viento pueden causar que las flores se caigan y que las plantas no puedan producir frutos.

El mantillo plástico puede mejorar el rendimiento de la pimienta y los pajotes de abono orgánico reducirán el deshierbe y el riego, pero no la producción de pimientos.

Macetas y jardineras para el cultivo de pimientos picantes.

Los pimientos picantes se pueden cultivar en una maceta o jardinera grande.

Una maceta o jardinera de unos 20 centímetros podrá alojar a una sola planta de pimiento.

Tomando esta regla, puedes calcular, en función de lo grande que sea tu maceta o jardinera, cuantas plantas de pimientos puedes plantar en función de sus dimensiones.

Recuerda que también puedes cultivar tus pimientos picantes en el interior de tu casa antes de la última helada en primavera para obtener una ventana en su crecimiento.

Si empezaste a cultivar tus pimientos en el interior de tu casa y ahora es ahora de moverlos al exterior, hazlo paulatinamente y poco a poco; lo mejor será que vayas acostumbrando tus plantas de pimiento a la luz exterior cada día mediante mantenerlos durante unas horas expuestos al exterior hasta que se hayan acostumbrado al nuevo clima exterior.

Jardineras y Macetas de piedra CUBIC

Plagas.

Tus plantas de pimientos picantes pueden ser atacadas por pulgones, gusanos y escarabajos entre otros.

Puedes prevenir estas plagas mediante la colocación de collares preventivos contra estas plagas alrededor de cada trasplanta en el momento de la siembra.

Los escarabajos pulga y los afidos los puedes controlar mediante una manguera con agua y echándolos de la planta.

Enfermedades.

Los pimientos son susceptibles a la putrefacción, la pudrición apical, antracnosis, virus, la mancha bacteriana y el moho.

Debido a estas enfermedades, tienes que tener tu jardín limpio y libre de malezas donde las plagas y enfermedades se pueden esconder y crecer.

Retira todas aquellas plantas infectadas o que puedan tener síntomas de enfermedad, para así prevenir que se puedan propagar.

Si fumas, lávate las manos antes de trabajar con las plantas para evitar la propagación del virus del mosaico del tabaco.

Cosecha.

Los pimientos picantes están listos para la cosecha en 60 a 95 días después de la siembra, dependiendo de la variedad.

La mayoría de los pimientos picantes maduran de verde a rojo como las semillas en su interior.

Los chiles verdes no están maduros, aunque algunas personas prefieren el sabor de estos chiles verdes.

Los pimientos picantes rojos están maduros y tienen un sabor mucho más afrutado.

Los chiles más picantes suelen tener un color naranja.

Para prologar la cosecha de tus plantas de pimientos picantes, puedes recolectar con regularidad su fruto para que así la planta se pueda reproducir con asiduidad.

La seguridad de la cosecha.

Los pimientos picantes contienen productos químicos orgánicos llamados capsaicinoides que pueden quemar la piel y los ojos.

Usa guantes de goma cuando coseches los pimientos picantes y ten cuidado de no frotarte los ojos o mucosas.

El mejor antídoto para la quema de la piel de los pimientos picantes y aplicar alcohol isopropílico.

El cultivo de los pimientos picantes en jardineras y macetas es una labor que no reviste complicación y que está al alcance de cualquiera, solo hay que tener unas precauciones y seguir algunos pasos sencillos para poder sacarle un mayor rendimiento a tu trabajo.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

19 − dieciocho =