Cultivo de hierbas para el té.

Cultivo de hierbas para el té.
5 (100%) 1 vote

Cultivo de hierbas para el té.

Un jardín de té.

Tal vez la forma más fácil de utilizar y disfrutar de las hierbas es hacer un té de hierbas.

El té de hierbas (a veces referido como “tisana” porque el término “té”  solía ser reservado para bebidas hechas de una planta específica, Camellia sinensis) se puede hacer de las hojas, flores, semillas o incluso las raíces de hierbas, ya sea recién recogidas, o secas si se almacenan durante la temporada anterior.

Cualquiera que sea la hierba que elijas para su preparación, el proceso es simple, sólo debes verter agua hirviendo sobre la hierba triturada y dejar reposar.

El cultivo de hierbas para el té es una de las cosas más fáciles que puedes hacer en tu jardín.

Ni siquiera necesitas un jardín de té de hierbas específico.

La mayoría de los jardines de té son lugares para disfrutar de una taza de té, no para hacer crecer o plantar y sembrar tus plantas, pero puedes cosechar hierbas para el té en cualquier parte de tu jardín.

Sin embargo, si decides crear un espacio en el jardín dedicado a las hierbas de té, asegúrate de dejar espacio para una pequeña mesa y sillas, ya que de esta forma conseguirás un lugar ideal para relajarte y disfrutar de tu té.

Visita nuestra sección de bancos y mesas para el jardín para tomar ideas en cuanto a los modelos que ponemos a tu disposición para que puedas relajarte en tu jardín y así poder disfrutar al máximo de tu descanso frente a una buena taza de té.

Consejos para el cultivo de hierbas para el té.

  •     Las plantas se deben recoger temprano a primeras horas de la mañana, después de que el rocío se haya secado, pero mientras las hierbas permanecen frescas.
  •     La mayoría de las hierbas frescas están en su punto óptimo justo antes de que florezcan. Sin embargo, muchas tienen flores comestibles que aportan un gran sabor al té.
  •     Durante su recogida se debe prestar atención en no romper o aplastar las hierbas hasta que no vayan a ser utilizadas. De esta forma evitamos perder cualquiera de sus aceites esenciales.
  •     Cosecha todas tus hierbas al final de temporada, antes de que se aproxime el frío y las heladas. Una vez recogidas las hierbas y tés los puedes secar para almacenar durante el invierno o para su uso como condimentos.  

¿Cuánto necesitas para hacer un buen té de hierbas?

Por supuesto, el sabor es una cosa personal, y es posible que tú particularmente optes por un sabor más fuerte o por el contrario más débil.

Lo que debes tener en cuenta es que el sabor va a depender de la calidad y frescura de las hierbas.

1.    Las hojas frescas: 3 cucharaditas por taza de agua.

2.    Las hojas secas: 1 cucharadita por taza de agua.

Hierbas para infusiones.

Esta es una cuestión de gusto personal, pero las siguientes hierbas te pueden servir de referencia a la hora de decantarte por cultivar una u otra especie.

  •     Albahaca.
  •     Manzanilla.
  •     Hinojo.
  •     Bálsamo de limón.
  •     Verbena de limón.
  •     Menta (menta piperita, menta naranja).
  •     Monarda.
  •     Escaramujos.
  •     Romero.
  •     Salvia (salvia piña).
  •     Lavanda.

Consejos para crear tus propias infusiones.

  •     No tengas miedo de mezclar y combinar hierbas. Si los olores se mezclan bien, los sabores, probablemente, también lo harán.
  •     Cuanto más tiempo se infusionen las hierbas, más fuerte será el sabor, llegando incluso a hacer un té amargo.
  •     Si añades un chorro o unas gotas de zumo de frutas para el té, puedes transformar su sabor.

No es complicado que puedas plantar y sembrar hierbas para él te en tu jardín o incluso hierbas para tus infusiones favoritas, solo tienes que tener algunas precauciones y algo de mimo con estas plantaciones.

Los beneficios son grandes y las satisfacciones más, desde el sabor y el aroma a las fragancias que pueden aportarte en tu jardín, así que anímate en plantar un jardín de hierbas aromáticas por qué bien merece la pena.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

quince − Once =