Huertos en relieve y camas elevadas de jardín fáciles de mantener.

Valora este Post

Huertos en relieve y camas elevadas de jardín fáciles de mantener.

¿Estás buscando hacer un huerto fácil de mantener?
Pues considera la posibilidad de un huerto en relieve o construir en tu jardín una cama elevada.

Evidentemente, los beneficios de la construcción de una jardinera elevada en tu jardín son muchos, pero para empezar requiere menos flexión para la siembra, el deshierbe, el riego y la cosecha.

Un huerto planteado de esta forma también es una excelente alternativa para el cultivo de hortalizas en lugares difíciles, como pendientes.

En este tipo de terrenos, las camas elevadas pueden ser una excelente opción, ya que se puede ajustar su profundidad fácilmente y adaptarse a la pendiente.

Dependiendo de tus necesidades individuales, las camas elevadas se pueden hacer de infinidad de formas, tamaños y medidas, haciéndolas muy practicas y hermosas.

Cómo hacer una jardinera elevada.

Lo primero que tienes que hacer es decidir que material vas a emplear en la sujeción de la tierra a la hora de construir tu jardín elevado.

Madera, hormigón, ladrillos, piedras y otros, pueden ser implementados de forma sencilla para el uso en una cama elevada.

camas elevadas de madera

Normalmente, la madera suele ser el material más utilizado; aunque tienes que tener cuidado con el uso de madera que se haya tratado a presión con productos químicos, ya que estos productos pueden entrar en conflicto con las plantas que plantes en tu jardinera elevada o dañar al propio suelo de tu cama elevada.

Medidas para una cama elevada.

En alguna ocasión te he comentado que las medidas más utilizadas a la hora de realizar una cama elevada en el jardín suele ser de 1 metro de ancho, pero no tiene porque ser una medida estricta, ya que puedes hacerla como quieras.

Sin embargo, este ancho es recomendable para una jardinera elevada en el jardín, ya que de esta forma, con esta disposición, puedes llegar a todas las áreas de la cama, incluyendo el centro, para un fácil acceso a todas las zonas.

En cuanto a su largura o longitud, va a depender principalmente de tus necesidades particulares.

La profundidad generalmente requiere de al menos de 15 a 30 centímetros como mínimo para el desarrollo adecuado de las raíces de las plantas, pero que también será estimativo, ya que dependiendo de qué plantas vayas a plantar así tendrá que ser la profundidad de tu jardinera elevada.

La creación de caminos entre las camas de tu jardín hace que el mantenimiento sea más fácil y se vea atractivo tu jardín.

Puedes crear este efecto mediante la adición de una capa de tela de jardinería de plástico u otro entre cada cama y cubriéndola con un material acolchado adecuado, como gravas o guijarros.

Las vías deben ser lo suficientemente amplias para facilitar la accesibilidad a las camas con espacio adicional para una carretilla.

Ubicación de una cama de jardín.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de construir una cama de jardín es elegir la ubicación más idónea y adecuada.

Elegir el sitio tiene que ser fundamental, y en función de lo que vayas a plantar, tiene que ser un sitio que tenga suficiente luz solar y agua.

Cuando hablamos de construir una cama de jardín, se recomienda que el lugar donde esté dispuesta tenga al menos de 5 a 8 horas de sol.

Cuenta además que el suelo en una cama elevada se calienta más rápido y que también se seca más rápido que el suelo al nivel del suelo; por lo tanto, tendrás que regar tu huerto elevado con más frecuencia, especialmente durante la época calurosa y seca.

Dentro del lugar en donde vayas a elegir la construcción de tu cama elevada, también tienes que considerar el hecho de que tu cama elevada se puede aprovechar del agua de lluvia.

El riego es importante, por lo que tener un buen sistema de riego automático te va a ayudar a mantener la humedad.

A menudo es mejor utilizar mangueras de remojo que se pueden colocar directamente en la cama, que no el uso de aspersores, que aunque se pueden utilizar, son más propensos a propagar enfermedades si el follaje se mantiene excesivamente húmedo.

El uso de coberturas orgánicas, tales como paja o heno, también se puede utilizar para ayudar a retener la humedad dentro de estos huertos.

La tierra y el suelo en las camas elevadas.

Las jardineras elevadas o camas de jardín tienen suelos más flexibles, lo que es ideal para cultivos con raíces, proporcionando un entorno más óptimo para el crecimiento de la raíz.

Cuando tengas tu cama elevada lista, llénala con tierra o mézclala con el suelo existente y compost o estiércol.

Cuando comiences la siembra de tus cultivos en tus camas elevadas de jardín, las variedades más altas las debes colocar más cerca del norte para evitar el sombreado a los cultivos más pequeños.

Beneficios de las camas elevadas.

Los beneficios de las camas elevadas es que son más fáciles de mantener ya que son accesibles desde todos los lados y además están por encima del suelo, lo que hace que las tengas más cerca para trabajarlas mejor.

Esto significa que las plantas están creciendo por encima del nivel del suelo o calzadas que tengas en tu jardín y que por tanto hay menos necesidades de agacharse o inclinarse mientras cuidas de tus cultivos.

Ahorran espacio y permiten que los cultivos crezcan más cerca, lo que resulta en más humedad para las cosechas y menos crecimiento de malezas.

Los beneficios son muchos de construir camas o jardineras elevadas en tu jardín, incluso no tienen que tener un tamaño inflexible, ya que con el tiempo las puedes hacer más grandes.

Introdúcete en el mundo de la construcción de camas elevadas en tu jardín y aprovéchate de los grandes beneficios que puedes obtener de esta construcción.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

17 − catorce =