Jardineria con flores silvestres y plantas nativas.

Jardineria con flores silvestres y plantas nativas.
Valora este Post

Jardinería con Flores silvestres y plantas nativas.

La jardinería con flores silvestres y plantas nativas es sumamente sugestiva y atrayente, ya que por lo general los geranios, las begonias y las margaritas, entre otras especies típicas, suelen dominar los jardines con su gracia sencilla y elegancia, siendo esta cualidad la que hace que cualquier jardín o paisaje se vea reforzado por su presencia.

jardineria con flores silvestres

Sin embargo las flores silvestres o las plantas nativas tienen un especial merito y no sólo por sus cualidades ornamentales sino también por su dureza y facilidad de mantenimiento.

Una vez que están plantadas y regenerándose, ya que se han establecido en su hábitat preferido necesitan muy poca atención, lo que les proporciona años de belleza sin que te tengas que preocupar.

Las plantas nativas también juegan un papel importante en la preservación de la biodiversidad y el equilibrio ecológico; Es más, son una fuente importante de alimento y refugio.

Sin embargo, y es muy común, no todas las plantas que crecen de forma silvestre en tu zona tienen por qué ser necesariamente nativas de la misma.

Muchas que ahora consideramos flores silvestres, es muy posible que se hayan introducido en el hábitat de tu zona de forma intencionada o incluso por accidente.

Incluso, puede llegarse el caso, de que estas plantas hayan escapado del cultivo tradicional y que se hayan propagado por la zona en la que vives, se hayan establecido con toda naturalidad y hayan sobrevivido e incluso difundido por el medio silvestre de tu zona.

Ejemplos como Daucus carota o Lythrum salicaria se han adaptado con tanto éxito que ahora se consideran malas hierbas, aunque sean bonitas.

Hay infinidad de libros y fuentes de información sobre las flores silvestres que cuentan con mapas, con regiones sombreadas que indican de donde es una flor silvestre en particular, como crece y cuál es su zona nativa.

Esta información es buena, pero a menos que seas un purista, el hecho de que una determinada planta no sea nativa de tu región no significa necesariamente que no pueda crecer con éxito en esa región.

De hecho, muchas especies presentan este tipo de ventaja, que son lo suficientemente adaptables para crecer bien en otras regiones que no sean la suya propia; aunque bien es cierto que por su naturaleza, crecen mejor en su zona de clima y condiciones de cultivo natural.

Si estas considerando la posibilidad de agregar a tu jardín este tipo de flores silvestres, recuerda que las especies de plantas que no son nativas o que no están adaptadas a tu zona, pueden crecer de la misma forma si tienes en cuenta el acondicionamiento de la topografía, el suelo y otros factores que entran en juego para su desarrollo, pero que tendrás algo más de trabajo con estas plantas no autóctonas de tu zona.

El sitio y las condiciones del suelo.

Las características físicas de tu jardín o paisaje determinarán, en gran medida, los tipos específicos de flores silvestres o plantas nativas que pueden crecer.

Afortunadamente, hay flores silvestres adaptadas a prácticamente todos los escenarios ecológicos y que puedes usar en tu propio jardín.

Antes de decidir qué tipos de flores silvestres vas hacer crecer, dar un paseo alrededor de tu zona y observar los diferentes tipos de zonas que tienes para incluir este tipo de plantación te va ayudar a determinar en gran medida cuáles son tus necesidades.

Trata de medir la luz del sol en lugares concretos más bien que en lugar de recibir esta misma luz del sol durante muchas horas consecutivas, como también tienes que tener muy en cuenta que parte y duración el lugar tendrá sobre la sombra.

Si estas observando estas situaciones climatológicas en tu jardín durante finales de otoño o principio de la primavera, cuando los árboles y arbustos están sin hojas, lo tienes que tener en cuenta ya que este tipo de plantaciones y su sombra cambiara con la nueva temporada.

Ten en cuenta también el suelo, si es una zona seca y árida o húmeda y pantanosa, si está protegido del viento o por el contrario está expuesto a él.

La cantidad y calidad de la luz recibida cada día en este tipo de plantaciones y flores silvestres puede ser crucial para su desarrollo.

Las flores silvestres comunes de las praderas y grandes prados abiertos, normalmente crecen a pleno sol y lo harán mejor cuando reciben esta luz solar durante más de la mitad del día.

Algunas flores que crecen en los bosques sombríos logran obtener la luz solar que necesitan por la floración a principios de la primavera.

Una vez que el clima se calienta y la hoja de los árboles, estas plantas disfrutan cada vez de esa sombra filtrada.

Debido a estas condiciones, han arreglado su horario de floración en consecuencia con su hábitat y las situaciones que le rodean.

Otros factores importantes para que puedan madurar tus flores silvestres en tu jardín son el tipo de suelo que puedas tener, su acidez o alcalinidad medida por el pH del suelo, la cantidad de agua que puedan conservar y la dureza.

Muchas flores silvestres tolerarán condiciones de sequia o suelos relativamente pobres.

En cualquier caso, las flores silvestres suelen tener diferentes tipos de crecimiento en diferentes regiones de un mismo país.

Fuentes de Plantas Nativas.

La recolección de plantas nativas en el medio silvestre, pese a ser la manera más directa de conseguir dichas plantas, también es la que se puede considerar como menos ética, ya que muy posiblemente haya especies protegidas que sea ilegal su recolección, como lo son las especies raras o amenazadas.

Es más, suele pasar que este tipo de plantas silvestres suelen estar a menudo adaptadas a sus condiciones de crecimiento y con frecuencia no van a sobrevivir con el movimiento de su hábitat natural a las condiciones de tu jardín.

En otras palabras, no te recomiendo excavar una planta para conseguir una especie silvestre de tu zona y trasplantarla a tu jardín.

Afortunadamente, hay muchos viveros que a buen seguro tienes muy cerca de tu casa que tienen plantas y flores silvestres en semilla.

El cultivo de plantas silvestres a partir de semillas es un método mucho más económico que comprar estas mismas plantas ya con un crecimiento maduro.

La principal desventaja en cuanto a las semillas, es que muchas plantas nativas suelen requerir un largo tiempo para madurar o incluso germinar la semilla.

Con estas circunstancias, a menos de que seas paciente para tener estas plantas durante una temporada para que crezcan, te recomendaría que la mejor manera de empezar con tu jardín de flores silvestres, seria la compra de plantas en tu vivero que sean ya maduras.

Plantas agresivas.

Las plantas que crecen salvajemente por lo general tienden a ser bastante eficientes en cuanto a su reproducción a través de la dispersión de sus semillas y otros medios.

En la mayoría de las situaciones este es un rasgo muy interesante y deseable en cuanto a su reproducción, pero algunas plantas nativas toman esta exuberancia en extremos bastante preocupantes en cuanto a que su propagación puede convertirse en una plaga, por lo que vale la pena antes de decidirte por una especie, hacer una investigación sobre la misma y prevenir esta situación.

Integración de plantas nativas en el jardín y el paisaje.

Las flores silvestres y otras plantas nativas no tienen que relegarse a zonas alejadas de tu jardín de flores.

Aunque sería un error introducir plantas agresivas en una cama formal o en su frontera, muchas otras flores silvestres son muy adecuadas y se integran perfectamente en tu jardín.

Cuando estés incluyendo este tipo de plantas en tu jardín, trata de seleccionar aquellas especies que complementen el resto de tu jardín de flores en términos de altura, tiempo de maduración, floración y color.

La creación de un pequeño jardín de flores silvestres es una manera maravillosa de mostrar diferentes especies que formen un abanico extenso en toda la variedad de flores que puedas tener en tu jardín.

Esto también te da la oportunidad de conocer los hábitos y cualidades ornamentales de diversas plantas nativas antes de añadirlos a tus otras camas elevadas en el jardín o incluso en tus fronteras.

Los jardines con un diseño en el que las rocas son las protagonistas, son un ambiente perfecto para aquellas plantas que son alpinas y con claros síntomas de especies áridas que necesitan mucho sol, buena circulación de aire y un suelo bruscamente drenado.

En cualquier caso, es más que evidente que muchas flores silvestres perennes tienen largos tallos y flores vistosas que agregarán mucho interés y arreglos florales a tu jardín y su decoración.

Como puedes ver, las plantas y flores silvestres nativas de tu zona tienen mucho que ofrecerte.

Si quieres aprender más, la mejor manera es empezar a practicar y para ello es bueno que puedas familiarizarte con las flores silvestres e identificar las plantas que puedan crecer en tu zona, teniendo muy en cuenta las condiciones de crecimiento para dicha zona.

Si haces esta labor de investigación, en poco tiempo podrás estar familiarizado con docenas de plantas de tu zona y tener una buena idea acerca de cómo las podrías incorporar al diseño y decoración de tu jardín.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

tres × dos =