Jardinería para los niños y su seguridad en el jardín.

Jardinería para los niños y su seguridad en el jardín.
Valora este Post

La Jardinería para niños y su seguridad en el jardín.

La jardinería para niños y su seguridad en el jardín es un habito que a buen seguro te van a agradecer cuando sean más grandes.

Aunque puedes enseñarles en tu casa, es más que evidente que donde más tiempo pasan los niños es en el colegio, y es por ello que un huerto escolar puede convertirse en un laboratorio de clase al aire libre, que atrae a un sinnúmero de organismos, cada uno enseñando a los estudiantes sobre el ecosistema complejo y fascinante del que somos parte.

Este tipo de jardinería ofrece oportunidades “in situ” para que tus hijos puedan explorar, crear y preguntar, incluso hacer sus pequeñas entradas en la jardinería.

A este respecto, es más que notable la rapidez con la que tus hijos establecen conexiones con sus demás compañeros del colegio, a través de la naturaleza, el trabajo escolar que se requiere a la hora de su participación en la plantación de semillas, haciendo compost o incluso examinando las diferentes especies que se pueden plantar.

Las investigaciones basadas en estudios prueban que el uso de un jardín al aire libre o en interiores, puede mejorar los resultados de los exámenes en el colegio, construir rasgos positivos en el carácter de los más pequeños, motivar a los niños a comer alimentos más sanos y desarrollar un aprecio por el medio ambiente que redundara en beneficios duraderos.

Sin embargo, es cierto que el jardín en el colegio, en muchos aspectos puede ser muy diferente a un laboratorio o jardín de interior en si mismo, pero aún así, un laboratorio interior con las reglas bien diseñadas para mantener a tus hijos participativos en actividades basadas en la naturaleza, es mucho más que nada.

Los huertos escolares son ambientes divertidos y distendidos para los niños, ya que los alejan un poco de lo que realmente consideran el método de estudio tradicional, por lo que los hace mucho más agradables y saludables para aprender.

Por todo ello, también es interesante prestar atención a la seguridad en estos tipos de jardines, y más sabiendo que va haber un grupo de pequeños estudiantes algo más excitados que de costumbre con herramientas de jardinería en la mano.

Las directrices de seguridad y reglas de sentido común ayudarán a evitar accidentes.

Y aunque estoy hablando de la seguridad en los huertos escolares, bien se puede aplicar este mismo sistema de seguridad y prevención de riesgos en tu propio jardín.

Plantas peligrosas: Toxinas y venenos.

Las plantas por lo general van a causar una cierta impresión en los niños y los van a estimular a la hora de verlas crecer, oler y examinar como florecen, pero tienes que recordar que algunas plantas son peligrosas y tienen toxinas para ellos.

Y cuando hablamos de toxinas, no sólo hablo de aquellas plantas que están en el exterior, ya que como bien sabes hay plantas de interior que también pueden causar estos problemas e incluso causar efectos peligrosos con tan solo tocar o rozar la piel, como las hiedras venenosas o las ortigas.

Y es que este tipo de plantas venenosas pueden causar una gran variedad de síntomas, pueden irritar la piel, causar problemas digestivos, alucinaciones, latidos irregulares del corazón o incluso convulsiones.

Hay plantas que son tóxicas sólo en grandes cantidades, mientras que otras pueden causar un problema grave con tan sólo rozarlas.

No todas las plantas son completamente venenosas y algunas sólo una parte de la flor o tallo lo es.

Por ejemplo, los pétalos del tulipán no son venenosos, pero sus bulbos sí que lo son en caso de ser ingeridos.

Incluso hay plantas que son venenosas para los animales domésticos y sin embargo no para las personas. Incluso como método de autodefensa, algunas plantas han desarrollado la cualidad de camuflarse o disfrazarse, de forma que pueden ser y parecerse a plantas que sabemos que no son toxicas y sin embargo serlas.

Aun así, no tienes porque tener miedo a todo lo anterior, ya que es fácil cultivar un huerto de forma segura con unas cuantas reglas sencillas:

  •     Nunca comas cualquier planta, flor, baya, semilla, nuez o hongo a menos que no estés seguro de lo que es y que es comestible y saludable.
  •     Enseña siempre a tus hijos a pedir permiso a un adulto responsable antes de comer cualquier planta del jardín.
  •     En caso de que tengas plantas de este tipo en tu jardín, a la hora de eliminarlas, protegete de forma segura, mediante usar guantes de goma que sean gruesos. Este tipo de plantas no las tienes que colocar en tu pila de compost y recuerda lavarte las manos y los guantes con agua y jabón abundante, ya que las sustancias irritantes de estas plantas se pueden transferir fácilmente desde los guantes a la piel, por lo que tienes que tener cuidado y evitar el contacto hasta que te hayas lavado a fondo.
  •     En caso de que los niños estén el jardín recogiendo los frutos del huerto, un adulto en todo momento tiene que supervisar este tipo de trabajos.
  •     Las setas y hongos puede crecer durante la noche y muchas de ellas son tóxicas y aparentar que son buenas, por lo que todas aquellas que puedan haber crecido en tu jardín, deséchalas si no las conoces en profundidad y estas totalmente seguro que son comestibles.
  •     Los productos químicos que utilices en tu jardín, como insecticidas, fertilizantes y herbicidas entre otros, los tienes que mantener en sus embalajes originales y nunca muevas este tipo de elementos químicos a un paquete, lata o recipiente de comida o bebida, ya que puede confundirse.
  •     No esta de más poder tener el teléfono del centro de control de intoxicaciones o del hospital más cercano a tu propiedad muy a mano, en caso de necesitarlo.
  •     Si tienes dudas en cuanto a si una planta es o no tóxica, una buena forma de averiguarlo es tomar una muestra o recorte de la planta y llevarla a tu vivero habitual para su identificación, incluso en tu ayuntamiento o comunidad local te pueden informar de cuáles son las plantas venenosas autóctonas de la zona en la que vives.

¿Qué plantas debo evitar?




Hay varias plantas de interior y de exteriores comunes que contienen toxinas, como el narciso, ficus, el lirio de la paz e incluso la aloe vera.

Muy posiblemente debido a este tipo de circunstancias quieras mantener este tipo de plantas lejos del alcance de los niños y más si estos son de edades cortas, pero como te decía antes, si los enseñas de forma que entiendan los riesgos sus peligros, la seguridad y protección es mucho mayor.

Del mismo modo, el hecho de que puedas cercar el jardín también es una buena idea para la protección de las mascotas, ya que algunas plantas son peligrosas para los animales domésticos, como los lirios, los bulbos de tulipanes, las azaleas, adelfas, ciclamen y las azucenas entre otras muchas especies.

En cualquier caso, la regla de oro es: “Ante el desconocimiento, no probar”.

Animales al aire libre que hay que vigilar.

Aunque hay algunos animales que pueden ayudar a que prospere tu jardín, bien es cierto que hay otros que es mejor evitar y más cuando hay niños.

Cuando estas trabajando fuera en tu jardín y con tu hijos, siempre existe la posibilidad de poderte encontrar con animales como las serpientes, arañas, garrapatas o cualquier clase de insectos que pueden adherirse a la ropa y por lo tanto las puedes introducir dentro de casa.

Los críos deben, y tienes que enseñarles a respetar la vida silvestre de todo tipo y que no siempre es bueno que para su aprendizaje tengan que tocar las cosas, sino que más bien primero, ante el desconocimiento y la novedad, observar.

A este respecto, tienes que asegurarte de mirar antes de tocar cuando estas trabajando con pilas de leña, cobertizos o áreas que son oscuras, ya que las arañas pueden estar en estos lugares.

También asegúrate de que los niños, si te están acompañando en las labores de jardinería, llevan guantes puestos para su protección y que son de su talla para mantener a salvo sus manos.

Aunque las hormigas, las abejas y orugas no son del todo peligrosas, también hay algunas especies que si lo pueden ser.

En este sentido, tienes que inculcar en tus hijos la educación de que en cuanto a los insectos en el jardín: “se mira pero no se toca”, esto debe ser una máxima para niños de corta edad.

Elementos Químicos y Pesticidas.

Tanto en casa como en la escuela, es muy posible que haya políticas diferentes en cuanto al uso de los productos químicos para cualquier tipo de problemas en cuanto al control de plagas en el jardín o incluso crecimientos y otros aspectos, pero sea cual sea este tipo de política, es necesario establecer un plan en cuanto a la seguridad de este tipo de agentes y más cuando los niños pueden tener acceso.

Este tipo de productos químicos se suelen encontrar en pesticidas, fertilizantes y herbicidas que pueden ayudar a crecer tu jardín, pero también son peligrosos en caso de ingestión, si entran en contacto con la piel u ojos, o incluso si se inhala.

A veces se confunde el hecho de que una etiqueta diga que es un producto orgánico, para dar por sentado de que no es tóxico, y nada más lejos de la realidad, ya que este tipo de productos se debe mantener con las mismas precauciones y reglas de seguridad que los demás productos.

Si estás en tu jardín con tus hijos, no rocíes con este tipo de productos si hace viento ya que se pueden impregnar en la ropa o incluso inhalarlos.

Si tus hijos quieren cavar en el jardín, asegúrate de que no es un área que ha sido tratada con productos químicos.

Para la seguridad en tu jardín y con tus hijos, sigue antes, durante y después estos consejos con los fertilizantes y pesticidas:

  •     Antes de su uso, lee las instrucciones. Usa la ropa adecuada para protegerte, incluyendo gafas de seguridad, guantes o mangas largas y pantalones largos.
  •     Durante su uso, sigue las instrucciones que aparecen en el paquete del producto y las sugerencias del fabricante y nunca dejes el productos desatendido o sin vigilancia en caso de que estén tus hijos ayudándote en las labores del jardín.
  •     Después de usar el productos, ponlo lejos y fuera del alcance de tus hijos y tus mascotas, guárdalo en lugar seguro y desecha todos aquellos recipientes que no vayas a usar y que hayan estado en contacto con estos productos químicos.

Protección Solar.

La seguridad en el jardín es importante y la exposición al sol puede ser muy perjudicial de forma continuada o en espacios de tiempo prolongados.

Es muy importante proteger a tus hijos de la sobreexposición a la luz solar. Esta precaución se ve reforzada por el hecho de que hasta el 50 % de los contactos que tiene un individuo con el sol, suelen ser antes de la edad adulta.

Las quemaduras de sol son un signo visible de lesiones, así que no esperes a proteger a tus hijos después de una quemadura, ya que la mejor de las protecciones es la prevención. Planea con anticipación.

Es importante que los niños cuando salgan al jardín para ayudarte en tus trabajos, usen ropa adecuada y que les cubra el cuerpo, así como gorras para protegerlos de la exposición al sol, y más cuando este tipo de trabajos se realicen en los horarios en los que el sol es más intenso.

Aplica protector solar con regularidad sobre tus hijos.

Aplica este protector solar antes de la exposición al sol.

Las preocupaciones de seguridad adicionales:  

  1. Enseña seguridad en cuanto a las herramientas de jardinería a tus hijos desde el principio y se meticuloso en cuanto a cumplir las reglas se seguridad con este tipo de maquinas.
  2. Ayuda a tus hijos a entender que el uso de las herramientas es un privilegio pero también es una gran responsabilidad con la que se deben comportar apropiadamente.
  3. Ten especial cuidado con la madera tratada, traviesas de tren y maderas empapadas en creosota de lixiviación o productos químicos que no son nada aconsejables para utilizarlos en tu jardín.
  4. Vigila las estacas para las plantas, como los tomates, pepinos y otros para que no tengan riesgos tus hijos con ellas, sobre todo no las dejes al mismo nivel que la altura de sus ojos.

Aunque tienes que tener ciertas reglas o protecciones en cuanto a los trabajos que pueden desempeñar tus hijos en el jardín, tanto en casa como en el colegio, si que es cierto que también es importante que explores las inquietudes de tus hijos con respecto a la naturaleza.

El hacer hincapié en esta serie de beneficios para tus hijos es importante ya que los ayudara a comprender las gratificaciones que pueden obtener de trabajar en el jardín y disfrutar de la jardinería.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

dieciocho + siete =