Jardinería para principiantes.

Jardinería para principiantes.
5 (100%) 2 votes

Jardinería para principiantes.

¿Eres nuevo en la horticultura y no estás seguro por dónde empezar?

No te preocupe demasiado; aunque pueda parecer un trabajo complicado y que pueda asustar a primera vista, no es tan difícil como parece. Sólo tienes que seguir unas sencillas instrucciones con el fin de tener éxito con los trabajos de jardinería.

Inicio de un jardín de verduras.

El primer paso y probablemente más importante es decidir qué cultivos quieres hacer crecer y donde los vas a plantar.

Inicio de un jardin de verduras

Como eres nuevo en este tipo de jardinería, empieza por algo pequeño y considera la posibilidad de realizar tu jardín en camas pequeñas o incluso en jardinera y macetas ya que estas alternativas funcionan bien en espacios limitados.

Cuando tengas una idea general acerca de lo que quieres, planifica en consecuencia.

Dibuja en un papel y haz unan lista de las verduras que te gustaría incorporar a tu jardín.

Por lo general, siempre será mejor que plantes aquellas verduras que te gustan y que además sean fáciles de cultivar.

Buenas opciones para la plantación de verduras para principiantes incluyen:

  •     Las remolachas.
  •     Zanahorias.
  •     Lechuga.
  •     Rábanos.
  •     Calabacín.
  •     Tomates.
  •     Pepinos.

El que puedas investigar sobre estos cultivos de antemano para asegurarte de que son los más adecuados para tu zona climatológica o área en particular te puede ayudar a descubrir formas y maneras, así como trucos para tener éxito en su cultivo.

Selección de una ubicación para el Huerto.

Una vez que hayas establecido el diseño, escanea el paisaje de los alrededores para determinar un lugar perfecto para tu huerto y que te puedas asegurar de que va a encajar.

Por ejemplo, toma nota de los patrones de sol y el viento.

Este tipo de huertos tiene éxito si tiene al menos 5 horas de pleno sol, aunque 8 horas sería lo ideal.

El viento puede dañar tus cultivos y secarlos.

¿Existe una protección adecuada como un edificio, cerca, u otra estructura cerca?

Si no es así, tendrás que ajustar tus planes de manera apropiada.

Los huertos también necesitan mucha agua, por lo que la ubicación de tu huerto cerca de una fuente o punto de agua va a garantizar que el riego sea el correcto.

La mejora del suelo en un jardín de verduras.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta antes de empezar, es la condición del suelo.

Sin preparativos adecuados del suelo, tu jardín es muy posible que tenga dificultades para prosperar.

El otoño es normalmente el mejor momento para preparar tu huerto.

Tienes que limpiar la zona de malas hierbas y otros desechos como palos, piedras y rastrillar la superficie lisa.

La materia orgánica en el suelo es vital para huertos saludables.

Si el suelo no contiene cantidades suficientes de material orgánico, entonces tendrás que trabajar un poco añadiendo composta o abono.

El compost ayuda a mejorar la textura, la fertilidad y el drenaje del suelo.

Tienes 3 artículos muy interesantes para aprender del compost.

  1. Cómo crear un jardín. Compost.
  2. Cómo hacer compost de forma fácil.
  3. Conceptos básicos del compostaje.

Después de que el suelo se ha trabajado correctamente, ahora estás listo para comenzar a plantar tu huerto.

Tendrás que establecer los cultivos más altos en el punto más alejado y poco a poco ir trabajando del final hacia el frente.

Disfrutando de la horticultura para principiantes.

Todo lo que ahora queda es el mantenimiento general del jardín, que en sí mismo es tan importante como la plantación para poder lograr tener éxito.

Riega tu jardín a menudo, al menos una vez a la semana con un buen remojón.

Es posible que tengas que regar con más frecuencia durante los períodos de más calor.

Mantén las malas hierbas controladas y ayuda a retener la humedad en tu jardín mediante la adición de mantillo, ya que al hacerlo, te ahorraras trabajo.

Una vez que comienza la temporada de cosecha, recoge los frutos maduros con frecuencia para fomentar una mayor producción.

En función de los tipos y cantidades de cultivos que hayas elegido, los puedes conservar congelándolos o enlatándolos.

Aunque evidentemente y es innegable que tener un huerto es para disfrutar y comer el fruto recién cogido.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

2 × cuatro =