Mantenimiento del jardín diario, semanal y mensual.

Mantenimiento del jardín diario, semanal y mensual.
Valora este Post

Mantenimiento del jardín diario, semanal y mensual.

El mantenimiento de un jardín saludable y atractivo es un trabajo constante y diario, con labores que se efectúan diariamente, semanalmente y mensualmente.

Mantenimiento del jardin

Siempre hay alguna planta que necesita atención, la hierba cuidado y los árboles y arbustos poda.

El número de trabajos en un jardín puede llegar a ser abrumador en la misma manera que este jardín tiende a crecer.

El truco para no cansarse en la labor de todos estos trabajos consiste en organizarse las tareas de acuerdo a un horario diario, semanal e incluso mensual.

Las tareas de jardinería diarias.

La clave para mantener un jardín saludable es pasar un poco de tiempo al día caminando por tu jardín, mirando las plantas y el cuidado de las pequeñas labores de jardinería.

No sólo vas a dedicar un tiempo cada día para relajarte y disfrutar de tu entorno, sino que también necesitas prestar atención a esos pequeños trabajos diarios en tu jardín, para que las labores cotidianas no se amontonen.

Riego.

No todas las plantas requieren la misma cantidad de agua, es por ello que tienes, en tus labores diarias, que estar muy atento a buscar los signos de exceso de riego o por el contrario la falta de agua en tus plantas.

Deshierbe.

Las plagas en las hierbas y malezas de tu jardín pueden albergar enfermedades tan dañinas que pueden transmitirse y propagarse por todo tu espacio al aire libre.

Para mantener las malezas bajo controlar, tienes que eliminarlas por completo tan pronto aparezcan.

Una manera de mantener las malezas bajo control es evitar que las malas hierbas puedan  florecer y que cuajen sus semillas.

Cuando estas malezas son pequeñas y están tiernas, usa la azada para cortarlas de raíz.

Control de plagas.

Las plagas y enfermedades pueden dañar las plantas a un ritmo alarmantemente rápido.

Dos orugas hoy, se pueden convertir en más de una veintena mañana y en pocos días ser un ejército que desbaste todo un jardín.

Por lo que el control y sobre todo la prevención serán los métodos más eficaces contra la lucha de estas enfermedades.

La cosecha.

Un jardín de crecimiento saludable y productivo te ofrece una cosecha abundante todos los días.

La huerta ofrece un menú rotativo de alimentos para tu mesa.

El jardín de flores está en floración constante con flores para engalanar tus jarrones con brillantes colores.

El jardín de hierbas está lleno de delicias aromáticas que esperan ser recogidas para añadir sabor y aroma a tus comidas.

Pese a que los beneficios de la conservación y el cuidado de tu jardín son muchos y variados, también tienes que tener en cuenta que requieren trabajo y esfuerzo por tu parte.

Las plantas con flores marchitas las tienes que quitar para mantener el resto de plantas con flores tupidas y así promover el crecimiento y la ramificación.

Los lechones necesitan ser estimulados para que las plantas puedan lanzar sus nuevos brotes.

En estas labores de jardinería diaria, hay muchas acciones que no te llevarán mucho tiempo, como por ejemplo barrer las hojas del día anterior, haciéndolo todos los días el mantenimiento es mucho mayor y la labor cuesta menos.

Proyectos de jardinería semanal.

Las grandes tareas de jardinería se pueden aplazar para realizarlas en un día concreto de la semana, o incluso durante el fin de semana, debido a que son trabajos que requieren de más tiempo.

Esto significa que quizá por el tiempo y el trabajo, sea el mejor momento, durante el fin de semana, para hacer frente a ese tipo de tareas.

Planta semillas y trasplantes.

Mantener un jardín fresco y atractivo es una tarea que se debe estar realizando constantemente.

Haz esta tarea más fácil mediante la plantación de semillas y trasplantes a la vez.

Al elegir estos trasplantes, selecciona las plantas que tienen requisitos de crecimiento similares a las que seas más fácil de cuidar mientras estas plantas crecen en tiempos de germinación similares.

Corta el césped.

Cortar y recortar el césped puede ser una tarea ardua si tienes un jardín grande.

Tener un plan y horario específico para llevar a cabo esta labor te va a resultar en beneficios de optimización de tiempo a la vez que de mantenimiento.

Limpia alrededor de las plantas.

El mal tiempo puede causar un desastre en tu patio.

Las hojas se acumulan en los macizos de flores y las ramas muertas se caen de los árboles, es por ello que es bueno pasar un poco de tiempo cada semana para rastrillar estas hojas y recoger los residuos en tu jardín para transportarlos a la basura.

Revisa las herramientas de jardín.

Las herramientas de jardín las tienes que inspeccionar regularmente para mantenerlas en perfecto estado de funcionamiento.

Comprueba los niveles de aceite y combustible en las herramientas eléctricas antes de usarlas.

Lava las palas y azadas después de cavar en tu jardín y busca signos de daño o problemas potenciales para poderlos solucionar antes de usarlas nuevamente.

Las tareas de jardinería mensuales

Una vez al mes, sería bueno que pudieras apartar un día en exclusividad para trabajar en labores en tu jardín que sean más grandes.

Muchos de estos trabajos requerirán una cierta planificación con antelación de forma que todo pueda estar organizado para desempeñar estos trabajos más laboriosos.

La poda.

Muchas plantas requieren una poda una vez o dos veces al año.

Los árboles pequeños y arbustos pueden ser fácilmente podados por ti mismo. Los árboles más grandes pueden requerir los servicios de un profesional.

Mantener las plantas adecuadamente podadas las mantiene en forma, reduce el problema de las ramas muertas en descomposición y mantiene el crecimiento de sus nuevos brotes y su regeneración.

Fertilización.

Dependiendo del tipo de planta, la fertilización puede ser una tarea mensual o anual.

Si un jardín recibe modificaciones periódicas de abono, otros tipos de abonos no suelen ser necesarios.

La división de las plantas.

Plantas como jacintos, lirios y otras las debes excavar en el suelo, dividirlas para ser plantadas en un nuevo arriate.

El Mantillo.

El mantillo ayuda a reducir las malas hierbas en un jardín y ayuda al suelo a retener la humedad. Una vez al año, puedes sustituir el abono en el jardín y parterres.

El mantenimiento de equipos de jardinería.

Al final de cada temporada de jardinería, lleva a cabo cualquier tipo de mantenimiento y reparaciones necesarias para las cortadoras de césped, podadoras y motosierras.

De esta manera, el equipo estará listo para el comienzo de la próxima temporada.

No dejes que las tareas de jardinería se conviertan en una tarea rutinaria.

Mantente a la vanguardia de su mantenimiento en lo que se refiere a tu jardín mediante la comprobación todos los días de los posibles problemas que puedan surgir en tu jardín y hazles frente nada más los descubras para que no se extiendan y sean más difíciles de erradicar.

Guarda los trabajos más grandes para el fin de semana cuando puedas dedicarles más horas.

Los trabajos más grandes se pueden programar para un día durante el mes.

Mediante la planificación de tus tareas de jardinería, no sólo puedes disminuir el trabajo sino que además puedes maximizar el placer del disfrute en tu jardín.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

Diez + Once =