Cómo plantar flores y plantas en jardineras y macetas

Valora este Post

La plantación de flores en macetas y jardineras nunca pudo ser más fácil. Todo lo que necesitas es tierra para macetas o jardineras, plantas y fertilizantes de liberación lenta. Dicho esto hay algunas cosas que son útiles y que tienes que saber antes de empezar.

Como plantar flores y plantas en jardineras y macetas

Asegúrate de que tu jardinera tiene suficiente drenaje.

El drenaje puede ser el factor más importante para que tus plantas vivan o mueran.

Asegúrate de que tu jardinera tiene un agujero o agujeros lo suficientemente grandes en la parte inferior para permitir que el exceso de agua drene y pueda salir de la jardinera.

En Piedra Artificial Balaustres Martínez, solemos dejar en la parte inferior de nuestras macetas y jardineras un pequeño agujero para el drenaje, pero en cualquier caso a veces quizá no sea suficiente, es por ello que o bien tienes mucho cuidado en el riego de tu jardinera o bien incluso mejor, puedes agregar más agujeros.

Si la jardinera es de metal, puedes realizar los agujeros con un martillo, o un punzón, incluso  con un clavo grande o destornillador.

En caso de que tu jardinera sea de cerámica, puede ser un poco más difícil agregar más agujeros, pero tienes que tener cuidado mediante usar el taladro con broca especial para cerámica.

Ten cuidado y usa gafas de seguridad, cuando vayas a taladrar este tipo de material, ya que es frecuente que salten partículas o polvo de la misma maceta y se pudieran meter en tus ojos.

Muchas plantas mueren por el ahogamiento y el drenaje es la mejor opción para que este suceso no pase con tus plantas.

Retira tus plantas de las macetas cuidadosamente.

Generalmente trasplantar tus plantas a otras macetas es una de las labores más delicadas en las que te puedes enfrentar a la hora de la nueva plantación en tus macetas y jardineras. Tienes que tener especial cuidado a la hora de sacar tus nuevas plantas de las macetas que vienen del vivero para que las trasplantes a las nuevas macetas y jardineras.

En este aspecto, es conveniente que puedas “masajear” la maceta de plástico con la que viene tu nueva planta, para que pueda ir soltándose de la tierra y la puedas arrancar de forma que no sufran las raíces ni la tierra. En otros casos si ves que este método no es del todo practico y tienes conciencia que pueden sufrir las raíces, rompe la maceta del vivero con un cuchillo para que el trasplante lo puedas hacer con éxito sin que las raíces sufran.

Mezcla el fertilizante en el suelo.

El fertilizante para tus plantas en jardineras y macetas es de vital importancia.

La mayoría de las plantas necesitan alimentos para sobrevivir, y la mejor manera que puedes encontrar en esta labor de proporcionar alimentos, es mezclar un fertilizante de liberación lenta en tu tierra para macetas o jardineras antes de plantarlas.

Es una excelente idea usar un fertilizante de uso múltiple y orgánico granular.

También puedes usar un fertilizante diluido, que sea líquido, cada semana o dos semanas durante la temporada de crecimiento.

 

Siembra en jardineras y macetas.

Hay dos cosas importantes que debes saber cuándo plantas una planta en tu jardinera o maceta, incluso en cualquier otro lugar.

Tienes que plantar en el mismo nivel que la planta ha venido de tu vivero. Así que en otras palabras, el nivel del suelo debe permanecer igual, ni más ni menos, tal y como la planta estaba plantada en el vivero, teniendo el tallo y la corona en la misma posición.

También te tienes que asegurar de que no existen burbujas de aire en las raíces de tus plantas y que estas están rodeadas en todo momento de tierra fértil.

En una jardinera llena de plantas, a veces es difícil poner la tierra para que todas las raíces de tus plantas queden sin burbujas o bolsas de aire, pero tienes que asegurarte de que todas las raíces de las plantas están en perfecto contacto con la tierra para que no mueran.

A veces, en estas circunstancias, cuando tienes una jardinera con diferentes plantas, lo mejor es plantarlas y posteriormente regar, para así volver más dúctil el suelo o la tierra y poder moldearla mucho mejor. Con esta acción lo que vas a conseguir que puedes manejar mucho mejor la tierra de tu jardinera, evitando que se produzcan bolsas de aire.

Cuidado de un jardín de jardineras y macetas.

Un jardín de macetas o de jardineras es un recurso para la decoración de jardín que puede convertirse de forma fácil y sencilla en un punto focal, sin embargo también tiene una serie de cuidados adicionales, los cuales no debes pasar por alto para que el éxito y la belleza de este jardín sean patentes a todos.

El riego, sin ir más lejos, es una parte fundamental en tus jardineras y macetas, y pese a todo, es una labor que sin tener que ser mecánica, requiere ciertas aptitudes.

Tienes que saber y conocer las preferencias de tus plantas para saber qué cantidad, cuando y de qué forma tienes que regarlas, y cuando hablo de regar me refiero que le tienes que dar la suficiente humedad para que las raíces puedan crecer, sin necesidad que la planta pueda ahogarse.

El suelo o tierra de tus jardineras y macetas, siempre tiene que estar húmedo,  pero en ningún caso encharcado o demasiado mojado.

Un truco para saber si la tierra de tus jardineras, o en este caso las raíces de tus plantas están suficientemente húmedas, es meter el dedo en la tierra de tu maceta hasta el segundo nudillo. Si la punta del dedo la sacas seca, es que necesitan más agua.

Asegúrate de regar lentamente y que el agua se va a las raíces de tu planta, no que rebote en el suelo y se vaya fuera de la jardinera. No le des mucha presión a tu manguera en esta labor.

El riego es importante y quieres regar en profundidad para que el agua que estas utilizando llegue directamente a las raíces de tus plantas.

La mejor manera de saber si has logrado que esta agua ha llegado a las raíces es cuando el agua sale por la parte inferior de tus jardineras y macetas, por el agujero que anteriormente dejaste para el drenaje.  

De hecho, plantar en jardineras y macetas no es una labor complicada, muy al contrario, es una forma de iniciarse en la jardinera de manera muy sencilla y poco a poco.

Utiliza jardineras y macetas de gran tamaño para poder tener verdadero éxito en la plantación de tus plantas y flores preferidas. Una vez que vayas adquiriendo destreza y experiencia, podrás adentrarte mucho más en el mundo de la jardinería e incluso probar formulas nuevas para tus jardineras y macetas.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

2 × dos =