Cómo plantar pimientos en macetas y jardineras.

Cómo plantar pimientos en macetas y jardineras.
Valora este Post

Cómo plantar pimientos en macetas y jardineras.

De los pimientos dulces afrutados en tonos del arco iris de color amarillo, naranja o rojo hasta los habaneros que pueden hacerte llorar, todos los pimientos y sus variedades comparten una cualidad; puedes cultivarlos tú mismo y en una maceta o jardinera.

Los pimientos pueden ser dulces y suaves o picantes como el fuego, dependiendo de la variedad que vayas a usar y quieras plantar.

Con el cultivo de un surtido de variedades en tus macetas o jardineras, puedes tener pimientos suaves, carnosos para ensaladas o ligeramente picantes para salsas frescas e incluso más picantes para sacudidas audaces de sabor.

Al elegir tus pimientos y su gama de variedades, puedes realizar una mezcla maravillosa en la plantación de tus jardineras para que sabores y tamaños puedan jugar un aspecto visual atrayente.

Bajo las condiciones de calor en el verano, las variedades que llevan enormes frutos pueden arrojar sus flores y engalanar la decoración de tus macetas.

Los pimientos de fruto pequeño también maduran más rápido, lo que es importante en climas fríos donde los veranos son cortos.

Como los pimientos cambian de color de verde a amarillo, naranja o rojo, también su sabor y su contenido de vitamina mejora drásticamente.

A veces hay personas que piensan que no les gustan los pimientos y que cambian de opinión una vez que han probado completamente todas sus bondades y sobre todo cuando comprueban lo fácil que es cosecharlos en una maceta y los beneficios en forma de decoración y sabores que pueden obtener de ellos en su cocina.

El suelo, la plantación y los cuidados de los pimientos.

Es una buena idea que puedas plantar varios tipos de chile, no sólo para disfrutar de los diferentes sabores y colores, sino porque suele pasar que algunos maduran más rápidamente que otros, por lo que un buen surtido de variedades alargará el tiempo en el que se pueden cosechar.

pimientos en jardineras

El crecimiento de tus pimientos es fácil en cualquier lugar que sea soleado, con buen drenaje y son buenos candidatos en aquellas macetas y jardineras que son espaciosas.

Los pimientos tienen un hábito de crecimiento natural en posición vertical, lo que a menudo se benefician del replanteo, que mantiene las ramas e impide que se rompan cuando se encuentran cargadas de frutos.

Los pimientos de colores también dan viveza a tus macetas que puedas tener plantadas con flores u otras plantas ornamentales comestibles, donde pueden servir fácilmente como notas de colores protagonistas.

Los pimientos crecen mejor en un suelo con un pH entre el 6,2 y el 7,0, aunque pueden tolerar condiciones ligeramente alcalinas cerca del 7,5.

Mezcla una generosa cantidad de materia orgánica para ayudar al suelo, en la plantación de tus pimientos, a retener la humedad, ya que la tierra húmeda es crucial en la producción y crecimiento del pimiento.

Después de la siembra, el abono en cada planta de pimiento es fundamental para mantener el suelo fresco y húmedo.

En función de la zona en la que estés, aproximadamente 6 semanas después de la siembra, poco después de que tus pimientos comienzan la floración y el cuajado, a menudo es útil para alimentar las plantas ligeramente con un fertilizante de liberación prolongada orgánica o para mantenerlas fuertes y vigorosas.

Basta con tirar de nuevo un poco de mantillo, esparcir fertilizante alrededor de cada base de la planta y sustituir el abono antes de regar.

Solución De Problemas

Después que las flores del pimiento son polinizadas, desarrollan frutos.

Los pimientos verdes pueden hacer una pausa durante el clima caliente, pero van a empezar de nuevo a producir cuando el clima se enfría.

Los pimientos tienen pocos problemas de plagas graves y enfermedades comunes se pueden prevenir mediante el cultivo de variedades resistentes.

Aquellas plantas que parezcan frágiles y fibrosas pueden estar infectadas con virus que extienden los pulgones y otros insectos pequeños, incluso aquellas plantas que puedan padecer de poco riego pueden estar infectados por nematodos en la raíz.

Otro problema potencial es una ola de frío que pueda sobrevenir a tus pimientos a finales de la primavera.

Si la siembra se retrasó mientras esperabas mejores condiciones de siembra, coloca más tierra humedecida para macetas en los contenedores que tengas tus plantaciones.

Cosecha y Almacenamiento.

Los pimientos, por regla general, comienzan con un color verde y pueden cambiar ese color a medida que maduran para conseguir su color específico.

Para su recolección, puedes usar tijeras de podar o un cuchillo para afilado para cortar tus pimientos con un corto trozo de pedúnculo.

Es mejor este método, que no tirar con la propia mano del pimiento, ya que puedes causar roturas en ramas enteras.

Enjuaga tus pimientos con agua, sécalos y guárdalos en el frigorífico. Las frutas que se no se comen frescas las puedes secar y congelar para guardarlas.

Los pimientos que se cosechan en el clima frío del otoño y que están empezando a cambiar de color, con frecuencia, siguen madurando cuando se mantienen en una habitación caliente en el interior durante algunos días.

La mayoría de las plantas de pimiento sostienen numerosas frutas verdes cuando la primera helada mata las plantas.

Consejos específicos para plantar pimientos en macetas y jardineras:

En Piedra Artificial Balaustres Martinez, te ofrecemos una amplia gama de macetas y jardineras para la plantación de tus pimientos.

 

  1.     Los pimientos suelen variar mucho en tamaño cuando la planta madura, por lo que saber que variedad vas a plantar en tu maceta te va a ayudar a elegir qué tipo de maceta necesitas, cual es la más adecuada y que dimensión debe tener para que tus plantas de pimientos puedan crecer de forma adecuada.
  2.     En la plantación de pimientos en jardineras y macetas, utiliza únicamente aquellas variedades que sean compatibles con este tipo de plantaciones.
  3.     Utiliza la tierra más adecuada para macetas y jardineras según a la variedad de pimiento que vayas a plantar. Hay en el mercado mezclas de tierra que contienen corteza de pino compostada mezclada con turba y perlita que son ideales para los pimientos en macetas. Otras mezclas usan fibra de coco, cáscaras de cacahuete y cáscaras de arroz para estos fines. Las mezclas que son altas en musgo de turba se comprimen demasiado durante la temporada de cultivo reduciendo así la masa de las raíces, por lo que tienes que tener cuidado con ella, ya que sin esta masa, las plantas serán incapaces de desarrollarse adecuadamente y mantener el agua suficiente para pasar el día.
  4.     Si vas a plantar pimientos que necesitan apoyo, como los tipos de campana, instala un soporte poco después de la siembra para que minimices el daño a las plantas del pimiento que sean relativamente frágiles. Las jaulas de tomate, que son de alambre, suelen funcionar muy bien.
  5.     Unos buenos pimientos son el fruto de una alimentación regular, por lo que tienes que tener especial atención en no sólo utilizar una buena tierra para el cultivo de tus pimientos, sino que también tienes que proporcionar un fertilizante y abono especial para que el crecimiento y la protección ante plagas sea eficaz. Puedes empezar por alimentarlos mediante una aplicación de fertilizante de liberación prolongada, para que se sedimente, siempre siguiendo las instrucciones de la etiqueta para una buena tasa basada en el tamaño de tu maceta. También puedes utilizar un fertilizante balanceado con una relación de 20-20-20, una que comience la floración, cambia a un fertilizante rico en potasio. La mayoría de los abonos completos para los tomates se ajustan a esta descripción. Asegúrate de incrementar este tipo de alimentación conforme tus plantas vayan creciendo.
  6.     Aunque los insectos son rara vez un gran problema en el cultivo de pimientos en macetas, los áfidos pueden comenzar a construir niveles que pueden dañar las plantas, por ello, busca mariquitas y sus lavas antes de rociar tus plantas, ya que estos insectos son beneficiosos y pueden servirte de protección sin tener que usar insecticidas.
  7.     Aunque los pimientos no suelen llegar a enfermedades, solo a esporádicas manchas de bacterias que causan la putrefacción en la fruta madura, puedes prevenirlo mediante la aplicación de un fungicida bacteriano a base de cobre cada 7 a 10 días para evitar esta circunstancia.
  8.     Cosecha tus pimientos a medida que se vayan madurando completamente, ya que esta cosecha oportuna permite a la planta mover sus recursos y volver a producir de forma correcta.

La plantación de pimientos en macetas y jardineras, como has podido observar, no es una labor o trabajo difícil de llevar a cabo para poder tener pimientos de cosecha propia en tu casa y poderlos utilizar en la alimentación de tu familia, solo que tienes que tener especial cuidado en algunos detalles para poder beneficiarte de este manjar en tu cocina y poder disfrutar de su sabor.

En Piedra Artificial Balaustres Martinez, te ofrecemos una amplia gama de macetas y jardineras para la plantación de tus pimientos.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

16 − 11 =