Cómo plantar tomates en jardineras y macetas.

Valora este Post

Cómo plantar tomates en jardineras y macetas.

Plantar tomates en macetas y jardineras es una manera de disfrutar de tomates frescos, incluso si nunca lo has hecho antes, no te preocupes porque es un trabajo muy fácil.

Los tomates frescos y con buen sabor, cada vez son más complicados de encontrar en las grandes ciudades y además suelen ser mucho más caros en las tiendas, en los mercados y en grandes superficies que puedas encontrar en tu ciudad.

Pero, no tienes que pagar precios más altos por obtener unos tomates de calidad para tu mesa, incluso si no tienes espacio en tu propiedad por vivir en un piso ya que los tomates son una de las cosechas más fáciles de cultivar.

plantar tomates en macetas

La producción de tomates en macetas y jardineras es útil y más cuando tu espacio es de reducidas dimensiones.

Si planeas cuidadosamente, elijes variedades de tomates que producen cantidad y que tienen grandes beneficios, puedes incluso producir cantidad suficiente de tomates en tu patio, o incluso balcón para satisfacer las necesidades de tu casa como si de un jardín se tratara.

Beneficios del cultivo de tomates en macetas o jardineras.

Partiendo de la base de que el tomate es fundamental en una dieta y que además va a dar gusto a tus platos y ensaladas, es más que patente que cultivar los tomates en tu propiedad ya es un beneficio.

Si a esto le añades, que tanto las macetas como las jardineras pueden ser lugares en los que plantar tomates y que además estas macetas son versátiles, debido a que las puedes mover y transportar e incluso cambiar de sitio, tienes todos los factores a tu favor para poder desempeñar un pequeño jardín en tu casa.

plantar tomates en jardineras

Por si no fuera poco, la belleza del cultivo de tomates en macetas y jardineras es que casi cualquier persona puede hacerlo, no importa que vivas en un pequeño piso o en un lugar en la ciudad, los tomates en jardineras y macetas los puedes plantar en cualquier sitio, en un porche, pasillo, escalera o incluso en una ventana soleada de tu piso.

Posiblemente, aunque pienses que el espacio no es importante, sí que es cierto que puedes tener dudas en cuanto a que el tamaño de la maceta o jardinera es un factor importante, pero nada más lejos de la realidad, ya que puedes encontrar variedades de tomates que florecen en pequeños recipientes y macetas.

Ni te cuento si tienes espacio, puedes crear un verdadero jardín en miniatura vegetal en grandes jardineras o macetas.

La ventaja de las macetas y las jardineras en este tipo de cultivos es que son portátiles, por lo que puedes transportarlas de forma temporal si el pronóstico del tiempo es demasiado frío o quizá muy húmedo.

Hacia el final de la temporada, puedes ampliar tu cosecha de tomates mediante el movimiento de tus macetas a una zona más protegida o incluso meterlos bajo techo durante la noche.

Las macetas y jardineras además son útiles en pequeños espacios.

Puede que quizá no tengas espacio para un jardín vegetal en toda regla o incluso una pequeña porción, pero no por eso no te niegues a disfrutar de tomates frescos de propia recolección.

Las jardineras y las macetas para el cultivo de tomates son convenientes, ya que además de ahorrar espacio, también te pueden ahorrar tiempo en su cuidado, ya que sólo hace falta unos minutos para plantar los tomates y muy poco cuidado al día para regarlos, incluso la cosecha de tomates en jardineras es también muy fácil.

Tienes además la ventaja de que las jardineras y macetas permiten estaciones de crecimiento cortas, por lo que si vives en un clima que los veranos son cortos, puedes tener éxito en el cultivo de tus tomates, e incluso no tendrás que esperar a que la tierra se caliente con el fin de comenzar a plantar.

Puedes hasta ampliar tu cosecha mediante llevar tus plantas al interior de tu casa, si llega el otoño más temprano.

Desafíos del cultivo de tomates en jardineras y macetas.

El principal desafío para el cultivo de tomates en jardineras y macetas es que tienes que tener mucho cuidado con el riego.




Las jardineras y macetas están por encima del suelo, por lo que la tierra se puede secar más pronto y tienes que tener especial cuidado con esto y comprobar el suelo a menudo.

Esto no quiere decir que debas regar en exceso ya que puede conducir a problemas o que se pueda pudrir la raíz debido a un uso excesivo del agua.

Vigila cuidadosamente que tus macetas y jardineras tengan un drenaje correcto, ya que las raíces de los tomates son especialmente vulnerables a la pudrición.

Tienes un artículo interesante de cómo efectuar los orificios de drenaje en jardineras y macetas aquí.

Orificios de drenaje en jardineras y macetas.

Drenaje

La elección de un lugar para el cultivo de tomates en macetas.

Elegir un lugar de fácil acceso para que puedas supervisar y cuidar regularmente tus tomates en jardineras y macetas es un aspecto que debes cuidar a la hora de determinar dónde vas a colocarlos.

En cualquier caso, tienes que tener presente que el lugar donde los pongas tiene que tener entre 6 a 8 horas de pleno sol diariamente.

La elección de las jardineras y macetas para los tomates.

Pese a que cualquier maceta y jardinera puede funcionar para la plantación de tomates, tienes que contemplar dos aspectos importantes a la hora de elegir tu jardinera o maceta.

1.- Selecciona un tamaño apropiado para tu jardinera y maceta.

Ten en cuenta que los tomates crecen en sistemas de raíces grandes, por lo que si les da más espacio para desarrollarse, las plantas pueden florecer mucho mejor y producir más.

Selecciona la jardinera más grande que puedas.

2.- Utiliza un drenaje correcto y adecuado para tus jardineras y macetas.

Antes te comentaba la importancia del buen drenado de tus jardineras y macetas para plantar tomates y es que los agujeros en el fondo de tu recipiente permiten que el exceso de agua salga para que la tierra no quede encharcada, sino húmeda, y no se pudran las raíces.

Coloca además material de drenaje, como grava, en el fondo de tu maceta antes de agregar la tierra para así proporcionar bolsas de aire y que las raíces crezcan con libertad antes de que se ahoguen.

La elección de una mezcla de tierra.

Los tomates cultivados en macetas y jardineras necesitan un suelo y bien drenado, con una gran cantidad de materia orgánica.

Te recomiendo el uso de una buena mezcla de tierra en lugar de tierra para macetas o jardín, ya que esta tierra puede ser demasiado pesada para las macetas.

Humedece siempre la mezcla de tierra antes de la siembra.

Las plántulas o semillas.

Si eres nuevo en el cultivo de tomates en macetas, compra plántulas de tomate en lugar de comenzar tus plantas a partir de semillas.

Las plántulas dan la gratificación instantánea y sus resultados son más rápidos, por lo que si no estás familiarizado, el ver resultados rápidos te dará mayor satisfacción.

También, mediante el uso de las plántulas, podrás eliminar algunas de las variables que vienen con las semillas de partida.

Estas plántulas las puedes comprar en viveros locales, centros de jardinería y tiendas especializadas de tu localidad.

Es fundamental que a la hora de decidirte por la variedad de tomate que quieras plantar en tus macetas, puedas dejarte aconsejar por los profesionales del vivero sobre cuáles son las especies que mejor resultado te van a dar.

A medida que adquieras más experiencia, puedes probar suerte en comenzar con tomates a partir de semillas.

Cómo puedes ver, el cultivo de tomates en jardineras y macetas no es una labor complicada si sigues algunos consejos que son de vital importancia para que poder cultivar tomates en tu hogar sea una experiencia satisfactoria y que mediante ella puedas abastecer tu casa con ellos.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

17 + 8 =