Tierra para jardín. ¿Qué es la materia orgánica?

Valora este Post

Tierra para jardín. ¿Qué es la materia orgánica?

La parte más importante de la planificación de un jardín es la preparación de la tierra para la siembra y que esta sea de calidad, por lo que la materia orgánica de la tierra que tenga será importante para el buen crecimiento de tus plantas y todo aquello que siembres.

Así, aunque quieras que tus plantas crezcan completamente libres de sustancias químicas, debes saber que la tierra necesita materia orgánica antes de que plantes una semilla o planta para asegurar un buen crecimiento.

Sin los nutrientes adecuados y acondicionados para la tierra, tus plantas nunca crecerán y llegarán a la madurez de forma óptima.

¿Qué es la materia orgánica?

Básicamente, cualquier cosa que se produce en la naturaleza puede ser considerada como material orgánico, aunque no todos tienen la misma utilidad, rendimiento y resultados como se pudiera esperar en jardinería.

Si lees la información sobre la jardinería orgánica, puedes encontrar que casi todas las plantas y animales tienen la facultad de poder producir, de una forma u otra, material orgánico, que en la mayoría de los casos puede ser agregado al compostaje para ser utilizado en la tierra de tu jardín como abono o incluso enmienda del suelo que tengas.

El material orgánico en la jardinería ayuda a que el suelo arenoso pueda retener la humedad, mientras que permite que el suelo de arcilla drene de manera más eficiente el agua.

A su vez, tiene la facultad de descomponerse para alimentar organismos, tales como lombrices de tierra, así como para alimentar las plantas de su alrededor.

Los tipos de materia orgánica necesaria, van a depender de la calidad de la tierra que tengas tus plantas, por lo que no siempre vas a necesitar la misma materia orgánica en todas las tierras de jardín, sino que más bien más a tener que suplir la carencia que tenga el suelo de tu jardín con esta materia orgánica de la que se carezca.

El material orgánico para la jardinería.

El compost es considerado por muchos jardineros orgánicos como el material más perfecto, en cuanto a aditivos, que la tierra de tu jardín puede tener.

A este respecto tienes un artículo en el que te enseño todos los secretos para fabricar compost de calidad:

Cómo hacer compost.

Es conocido en los círculos de jardinería como el oro negro debido a los muchos efectos beneficiosos que puede cumplir en nuestras plantas.

Los materiales orgánicos se apilan en capas en un cubo de compostaje o un montón o pila, el suelo y la humedad que se añaden, sumando a los materiales que tienes en dicha pila, se descomponen con el paso del tiempo y producen el compost.

El resultado es una rica mezcla, de color oscuro que al contacto y mezclado con el suelo de tu jardín, enriquece las condiciones de la tierra que vayas a plantar, ya que es una mezcla de componentes orgánicos en descomposición para que sirva de nutrientes en el ciclo del crecimiento de tus plantaciones.

Ejemplos de material orgánico que hacen que tu compost sea mucho más eficiente son los deshechos que puedas originar en tu cocina, recortes de césped de tu jardín, periódicos rasgados, hojas muertas e incluso el estiércol de animales que puedas tener.

Una vez que todos estos ingredientes se descomponen, este aditivo, el compost, se mezcla con la tierra de tu jardín para que mejore las condiciones y así puede nutrir de materia orgánica a todas tus plantaciones.

No todos los abonos se hacen igual, y el valor de cualquier pila de compost, depende de los materiales originales que se han añadido a dicha pila, pero en general obtendrás un valioso material añadiendo la mayor variedad de materiales posibles, como los que te mencionaba antes.

Esto te permitirá añadir elementos de traza a tu suelo, así como materiales que acondicionan el suelo, lo que hace aún más valioso tu suelo y por tanto convertirlo en un jardín creciente.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

Nueve + 2 =