Reglas para el cuidado de los árboles.

Valora este Post

Reglas para el cuidado de los árboles.

El cuidado de los árboles en tu jardín es importante y no tienes que descuidar aspectos importantes en esta labor aunque veas que son grandes, saludables y majestuosos.

cuidado de arboles en el jardín.

La cantidad de agua que un árbol necesita depende de muchos factores, incluyendo la edad y la especie del árbol, la época del año, el tiempo y el tipo de suelo.  

Como regla general, los árboles recién plantados y los árboles jóvenes requieren un riego más frecuente que los árboles más viejos y que están bien establecidos. Pero durante largos períodos de sequía, todos los árboles se benefician del riego suplementario.

Durante los períodos de sequía, el objetivo es proporcionar suficiente riego suplementario para maximizar el crecimiento de los árboles jóvenes y de mantener los árboles más viejos establecidos de forma saludable.

El riego excesivo puede hacer depender a un árbol precisamente del riego y no ser lo suficientemente resistente como para sobrevivir a las inclemencias normales de la zona en donde esta plantado.

Riego árboles recién plantados

Durante los primeros meses después de la siembra, la mayor parte de las raíces del árbol están todavía dentro de la bola de raíz original.

En esta época, especialmente “peligrosa”, la mayor parte de las raíces de un árbol están todavía dentro de la bola de la raíz original, aunque algunas raíces comienzan a crecer más allá de esta área.  

proteccion arboles

La bola de la raíz y el suelo circundante deben mantenerse uniformemente húmedos para fomentar el crecimiento sano de las raíces.  

Después de unos meses, puedes ampliar la zona de riego para cubrir toda el área bajo el dosel o ramas del árbol.  

Puede pasar algo de tiempo, quizá dos o más estaciones de crecimiento para que un árbol se pueda establecer, para que sus raíces se adentren en la tierra más allá del hoyo de la plantación.

Es vital proporcionar la humedad suplementaria en los primeros años, si la naturaleza no prevé lluvias abundantes regulares.  

Durante el clima caluroso y seco, los nuevos árboles pueden requerir agua tan a menudo como tres veces por semana para asegurarse de que el cepellón no se seque.

Riego de árboles ya establecidos. 

Una vez que tu árbol está firmemente establecido y que las raíces se han propagado, aplica agua en una zona más amplia de tierra, cómo normal general puedes agrandar la zona de regadío de tu árbol hasta la misma extensión que tienen o cubren sus ramas.

Es un error muy común pensar que las raíces de un árbol son un reflejo de la copa sobre el suelo.  

En realidad, las raíces de un árbol establecido generalmente se extienden mucho más allá del borde de la cubierta, o la línea de goteo.  

Aunque algunas raíces de anclaje pueden penetrar profundamente en el suelo, la mayoría de las raíces de los árboles se concentran en la parte superior.  

Al regar árboles establecidos, proporcionales un profundo, energético y meticuloso riego a toda la zona debajo de la copa.  

Para evitar la putrefacción, no apliques agua a la zona directamente alrededor del tronco.

Cuándo regar

La manera más sencilla de comprobar la humedad del suelo es poder introducir en la tierra un destornillador o meter un palo, si pasa o se introduce de forma fácil es que el suelo esta esponjoso y húmedo, pero si te cuesta mucho introducirlo es que el suelo está seco.

Así que si tienes esta circunstancia, es el tiempo de regar.

Cómo aplicar agua a tus árboles.

Los sistemas aéreos de regadío son la forma más fácil de cubrir grandes extensiones de árboles, pero son ineficientes, perdiendo hasta la mitad del agua por evaporación.  

Los árboles están mejor regados por los métodos que aplican el agua lentamente, justo en el nivel del suelo de riego.  

Pueden pasar varias horas hasta regar adecuadamente un solo árbol maduro.

Las mangueras de remojo son una forma eficiente de regar árboles porque son porosas y liberan el agua lentamente.  

Rodea un árbol con una espiral de estas mangueras de remojo y hazla funcionar durante una hora o más, dependiendo de la zona el tamaño de tu árbol.

Un regulador de presión mejora la eficiencia y prolonga la vida de las mangueras de remojo.

Si quieres regar algunos árboles a la vez, puedes utilizar los denominados barriles de lluvia que son un sistema muy eficaz para este uso, te dejo un enlace a un artículo en donde podrás ver más en cuanto a esta técnica e incluso un video demostrativo de cómo poder hacerlo.

Preguntas más frecuentes

  • ¿Cuánta agua necesita mi árbol?

Como regla general, se aplica unos 3 a 5 centímetros de riego por aspersión o suficiente agua para humedecer el suelo a una profundidad de 30 a 40 centímetros en los árboles maduros.

Un error común es aplicar riegos superficiales frecuentes que no penetran profundamente en el suelo.

  • Mi sistema de riego riega el césped con regularidad.  ¿No es eso suficiente para mis árboles?

Probablemente no. La mayoría de los sistemas de riego se programan para aplicar riegos frecuentes y poco profundos.

Los árboles se riegan mejor con remojos menos frecuentes, pero más profundos, un remojo eficaz una vez por semana es mucho mejor que un riego superficial cada pocos días. Esto se debe a que los riegos superficiales animan a las raíces del árbol a permanecer cerca de la superficie del suelo donde son propensas a la desecación. El riego profundo, por otro lado, estimula a que las raíces sean resistentes a la sequía.

  • ¿Debo poner mantillo bajo mis árboles?

Sí. La hierba que crece bajo los árboles interceptará gran parte del agua que aplicas evitando que esta pueda llegar a las raíces. Lo mejor es mantener un gran círculo de césped libre alrededor del tronco. Una capa de abono orgánico, como corteza triturada o paja de pino, ayuda a conservar la humedad y mantiene a raya las malas hierbas. Para evitar la putrefacción, no apilar el mantillo contra el tronco.

  • ¿Debo abonar durante una sequía?

Como regla general, los árboles afectados por la sequía no deben ser fertilizados. Cuando el suministro de agua es limitado, los árboles naturalmente ralentizan su crecimiento. La aplicación de fertilizantes puede fomentar una oleada de crecimiento que hace que el árbol pueda requerir más agua de la que está disponible. Y las sales en muchos fertilizantes pueden dañar a las raíces afectadas por la sequía.

Medidas para minimizar el estrés del árbol durante la sequía:

  •     Evita cavar debajo y alrededor de los árboles para no molestar a las raíces
  •     No realices ninguna poda. Sin embargo, está bien para eliminar insectos, las ramas infestadas, enfermas, rotas, o muertas.
  •     Mantén la guardia y examina tus árboles en busca de plagas de insectos y enfermedades, ya que los árboles afectados por la sequía son más vulnerables a los ataques.
  •     Evita el uso de fertilizantes de césped de alto contenido en nitrógeno bajo los árboles

Riego Restricciones

Incluso si tu municipio impone restricciones de riego, lo más probable es que seas capaz de sacar tus árboles adelante si has sido previsor y los has fortalecido durante su época de crecimiento hacia la madurez.

Si tienes que elegir entre el césped y tus árboles, recuerda que los árboles son una inversión mucho más grande y de gran valor, ya que necesitas varios años, sino décadas, para que un árbol recién plantado tome el lugar para llegar a ser maduro.

Nos gustaría saber lo qué piensas

      Déjanos tus comentarios