Riego eficaz de un jardín.

Riego eficaz de un jardín.
5 (100%) 2 votes

 Riego eficaz de un jardín.

El riego eficaz de un jardín, junto con el ahorro de agua, es una meta que debes conseguir.

Los beneficios que puedes obtener de un sistema de riego en tu jardín que sea eficaz abarcan muchos aspectos que van desde la reducción del agua, el tiempo que empleas en la labor, hasta la reducción de la factura del consumo.

Artículos que te pueden interesar

El agua es un recurso precioso y en los países con escasez de agua es importante la forma en cómo se riega el jardín, sobre todo si estas cosechando verduras, hierbas o flores e incluso frutos, de una manera inteligente.

El riego con éxito no sólo ahorrará agua, sino que también producirá un mejor producto y resultado de todo aquello que plantes en tu jardín.

Si te pones de pie en el jardín con una manguera en la mano, no solo desaprovechas el agua, que es un bien preciado, sino que además eres ineficiente y derrochador.

Además, el riego con una manguera de jardín en la mano va a deshacer la tierra perdiendo su compactación el superficie, mojando la corteza en exceso y aumentando la perdida de humedad de la tierra por la evaporación.

Como ya sabrás el riego eficiente en tu jardín no depende del agua que emplees, sino más bien en cómo la empleas y como lo haces.

Hay un tiempo que transcurre entre la absorción del agua por el suelo de tu jardín y la profundidad efectiva con que llega el agua a las raíces.

La mayoría de los sistemas de riego están diseñados de tal manera que se puedan adaptar a todos los diferentes tipos de suelo.

Recuerda que si te decantas por un sistema de riego con rociadores, lo hagas por la noche, ya que hay una mayor pérdida de agua al regar tu jardín durante el día, debido al calor, el viento o las condiciones cálidas y secas, que se podría convertir hasta en un 50 % de pérdida de agua.

Es preferible los sistemas de riego por aspersión para mojar el suelo en profundidad llegando a las raíces de las plantas.

Un método muy fácil de saber cuánto tiempo tarda un sistema de aspersión en llegar a la profundidad apropiada sería el siguiente:

Imagina que quieres que tu sistema de riego por aspersión llegue a una profundidad de 10 a 12 centímetros de profundidad.

Coge algunas latas de alimentos, conservas y otras y ponlas en el área donde tu sistema de aspersión tiene influencia, pon tu sistema a funcionar, calcula el tiempo desde que lo has puesto, ve midiendo la humedad del suelo en función de ir probando profundidades y verificar que están humedas.

Evidentemente toma estas muestras con precaución, ya que el suelo arenoso siempre se ve más mojado que el suelo arcilloso.

También debes comprobar que no hay escurrimiento de agua para evitar el desperdicio.

Los intervalos entre riegos de aspersión, utilizando este método, se determinan por la temperatura, la humedad y la maduración de la cosecha, por tanto, es mejor cavar en el suelo para comprobar el contenido de humedad que tiene y observar su estado, tanto en la tierra como en las hojas de flores, frutas o verduras, para determinar cuando regar otra vez.

Otro factor que tienes que tener en cuenta para el riego eficaz de tu jardín es el movimiento de agua en el suelo. El movimiento del agua en el suelo en el jardín depende de cómo es influenciado por la acción de la gravedad y la capilaridad.

Por tanto cuanto más compacto es el suelo en tu jardín más humedad alcanzará la superficie donde existe el peligro que se pierda el agua al aire libre o por la evaporación.

Sin embargo, cuanto más suelta esta la tierra en tu jardín y en su superficie, más humedad puede conservar. Al aflojar la tierra de tu jardín mediante la aplicación de una capa de mantillo puedes conseguir conservar mucho mejor la humedad.

Esta capa de mantillo puede ser el compost, residuos vegetales, trozos de corteza e incluso piedras o cáscaras de frutos secos.

La tierra suelta en conjunto con material orgánico perderá menos agua, es por lo tanto más eficiente para los propósitos de jardinería, retendrá más humedad que resulta en menos riego y más ahorro de agua.

Utilizar mantillo en tu jardín es una forma eficiente de ahorra de agua.

Usa abono en cualquier tipo de jardín o huerta, debajo de tus arbustos, en el corte y fronteras de tu jardín, en un jardín de flores, entre los adornos de tu jardín y otras formas de decoración e incluso donde sea práctico cubrir el suelo, con el fin de evitar la pérdida de humedad innecesaria.

Este sistema de mantillo lo puedes utilizar en sistemas emergentes de riego de tuberías que están enterradas bajo la tierra y que el aspersor está diseñado para que aparezca cuando el sistema se enciende o se abre el grifo.

Al utilizar este tipo de sistema de riego, tienes que asegurarte de que seleccionas el tipo de rociador con la boquilla que pueda adaptarse a la forma del jardín, para que solo tus plantas se rieguen y no pierdas agua en el riego de tu suelo de jardín y la pavimentación.

Un grave inconveniente de la utilización de un sistema de riego por aspersión emergente es que la pulverización de los rociadores pueden obstruirse por diferentes elementos en el jardín. Estos elementos incluyen el propio follaje, troncos de árboles o incluso jardineras y macetas.

Obviamente este tipo de circunstancias puede crear zonas secas en tu jardín, así que vigila con cuidado que tu sistema de riego por aspersión es eficaz y carece de obstáculos.

Si tu jardín está lleno de plantas perennes, entonces un sistema de riego rociador de niebla es una opción ideal, siempre y cuando sea lo suficientemente alto como para ser capaz de rociar sobre las plantas.

Este tipo de sistema también es excelente para el uso en la horticultura e incluso en las camas elevadas del jardín donde crecen tus plantas anuales.

La principal desventaja de utilizar este sistema es que las gotas son tan pequeñas que pueden ser dominadas por el viento, por lo que si el sistema lo vas a instalar en una zona predominada por el viento, o si tu clima es ventoso, esta elección sería imprudente ya que no tendrías un sistema de riego eficiente.

Este sistema de riego además es incapaz de alcanzar y penetrar a través de un follaje denso e incluso puedes encontrar que bajo los arbustos no haya llegado la humedad.

Beneficios de los sistemas de riego.

Evidentemente cada sistema de riego cumple unas funciones y no existe el sistema que sea infalible o perfecto. Aunque si que es cierto que si tengo que aconsejar un sistema de riego eficaz y posiblemente el que más pueda encajar en todos los escenarios de tu jardín, es el riego por goteo.

El riego por goteo consiste en la aplicación de agua para el suelo debajo de la planta a una tasa muy lenta de flujo. Junto con un sistema de riego por aspersión podrás ser capaz de ahorrar agua.

El riego por goteo es una forma bastante engañosa de riego, en que la tierra de tu jardín puede parecer que está seca, cuando en realidad tiene suficiente humedad.

La mejor forma de diseñar este sistema por goteo, es comprar una buena calidad de tuberías de drenaje. Aunque sean más caras, serán más ahorrativas ya que con el tiempo duraran más y te ahorraran más dinero e incluso vas a tener menos problemas asociados con las fugas.

Tienes que tener muy en cuenta a la hora de decantarte por el grueso de las tuberías de tu sistema de riego por goteo, la calidad o composición de tu suelo de jardín. Tanto si es arcilloso o arenoso, no todos los suelos tienen el mismo patrón de absorción. Por tanto para adaptarse a las diferencias entre los diferentes tipos de suelo, selecciona el tipo de tubería que más se adapta a la clase de suelo que tienes y selecciona cuidadosamente el espacio que tiene que haber entre los diferentes emisores de agua.

Personal cualificado para la instalación de un sistema de riego.

Para instalar este sistema de riego, te recomiendo que lo haga personal cualificado, ya que para que funcione correctamente, al ser un diseño complejo, el proceso de instalación lo debe realizar personal que tenga experiencia.

También te recomiendo comprobar que el especialista que vas a emplear para instalar el sistema de riego por goteo, sea precisamente eso, especialista y tenga acreditación de ello.

Un sistema de riego por goteo tiene un alto nivel de eficiencia del agua, porque el agua gotea directamente en el suelo, donde se necesita la humedad. Hay menos desperdicio de agua en comparación con los otros tipos de sistemas de riego que pueden ser utilizados en un jardín.

En este sistema, ninguna de las gotas son afectadas por el viento o se evaporan sin humedecer el suelo. Tiene una red de tuberías que están enterradas bajo la tierra, o a disposición en la parte superior de la tierra, cubiertas por una capa de mantillo que las disimula.

Un sistema de riego por goteo es el tipo ideal de riego para grandes arbustos porque no hay interferencia del follaje y por lo tanto no hay puntos secos.

Además, las plantas que podrían ser vulnerables a los ataques de hongos se benefician enormemente de un sistema de riego por goteo ya que el follaje no se moja, no proporcionando así un caldo de cultivo para los hongos.

Tanto las áreas con formas difíciles, así como las áreas estrechas en tu jardín pueden beneficiarse de este sistema de riego por goteo, donde el sistema ataca directamente en la raíz de tus plantas, sin importar la zona o donde este situada la planta.  En cambio en un sistema de riego por aspersión convencional o riego por niebla, te encontrarías que desperdiciarías mucha agua sin ser eficiente por no llegar a las zonas más escondidas y en donde se encuentran tus plantas.

Un sistema de riego por goteo es muy útil en áreas que son difíciles de alcanzar con los sistemas de riego convencionales normales, tales como aspersores y mangueras. En estrechas camas y de forma irregular, el sistema por goteo, con eficacia puede regar mediante un sistema de riego por goteo.

Aunque no hay una regla estricta en cuanto a la utilización de un sistema de riego para tu jardín, sí que es cierto que en función de las necesidades, la forma, el clima y el terreno, puedes decantarte por uno u otro sistema, incluso por una combinación de ellos para obtener unos resultados mucho más óptimos.

A este respecto, si optas por que la solución ideal para tu jardín es montar un sistema hibrido, basado en la conjugación de los diferentes sistemas de riego para jardín, te recomiendo que hables con un especialista en riego, que será capaz de ayudarte con el diseño y la disposición correcta de todos los aparatos, utensilios y accesorios que necesites.

Mencionados anteriormente son los diferentes tipos de sistemas de riego que pueden ser utilizados en los huertos familiares. No hay regla dura y rápida que dice que usted sólo debe hacer uso de un tipo de sistema de riego en su jardín. Incluso se puede hacer uso de una combinación de todos los tipos de sistemas de riego que se adapte a las necesidades de riego de su jardín. Su propio sistema de riego híbrido que va a trabajar para usted, por ejemplo, el uso de riego por goteo en una parte del jardín y un sistema de riego emergente en otra sección del jardín. Lo mejor es hablar con un especialista en riego, que será capaz de ayudarle con el diseño y la disposición correcta.

También es muy importante comprobar la presión del agua antes de comenzar en un proyecto de sistema de riego en tu jardín.

Si no tienes suficiente presión, podría resulta en que tu sistema de riego para el jardín sea ineficiente.

Por otro lado, si tienes demasiada presión puede resultar que tu sistema de riego no funcione de la forma correcta.

Si tienes un jardín grande, te recomiendo dividir el sistema de riego en una serie de circuitos, en lugar de un circuito de riego enorme, con sólo la cantidad de aspersores en un circuito para que la presión del agua sea insuficiente o por el contrario no llegue.

Una planificación inteligente en el diseño de tu jardín puede realizar un trabajo en conjunto con un concepto identificado y focalizado a cada zona o área de tu jardín, desde las zonas altas, medias y bajas para darles a todas el agua que necesitas.

Diseña eficazmente y tomate el tiempo necesario en desarrollar un sistema de riego eficaz para tu jardín, ya que de este sistema de riego depende el aspecto de tus flores, hortalizas, árboles, arbustos y en general el semblante de toda la vegetación de tu jardín.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Leave a reply

Once + seis =