Seguridad en el Jardín para los niños.

Seguridad en el Jardín para los niños.
Valora este Post

Seguridad en el Jardín para los niños.

La seguridad en el jardín para los niños es algo que no te puedes tomar a la ligera.

Cada año se tratan muchas personas, entre ellos niños, en hospitales debido a los accidentes en el hogar y el jardín.

Y aunque somos conscientes de que los accidentes ocurren, la mayoría se pueden prevenir siguiendo algunas reglas básicas para la seguridad en tu jardín.

Obviamente los peligros cambian a medida que crecen tus hijos, con el momento más vulnerable entre los 2 a 5 años, que es cuando los niños son más curiosos por naturaleza y no tienen mucho sentido del peligro o las consecuencias que puedan depararle esas aptitudes.

Si tu objetivo es proporcionar una experiencia agradable y saludable a tus hijos en tu propiedad, la seguridad en el jardín es de suma importancia para alcanzar este fin.

La mayoría de estos consejos de seguridad para el jardín son de sentido común, pero recordarlos y tenerlos presentes son vitales para la prevención de los accidentes y la seguridad en tu casa.

La regla de seguridad más básica en el jardín y absoluta es:

Nunca dejes a un niño sin vigilancia en el jardín.

vigilancia en el jardin

Caminos, pasos y senderos.

Asegúrate siempre que tu jardín está completamente cercado y cerrado, sin puertas abiertas que puedan dejar escapar a tus hijos a la carretera o fuera de la propiedad.

Si tienes caminos en tu jardín que conducen directamente fuera de tu propiedad, instala una puerta con cerradura a prueba de niños.

Vallas seguridad jardín.

Articulo relacionado.

Seguridad en el jardín con puertas, cerraduras y luces.

Comprueba que los caminos que tengas en tu jardín de piedras irregulares están libres de desechos o musgo, lo que puede provocar tropiezos y caídas.

Invernaderos y ventanas.

Si tienes un invernadero en el jardín, asegúrate de que los armarios que tiene son de seguridad.

A su vez, si esta cerca de la zona de juegos, en la medida de lo posible, pon barreras o vallas para que las pelotas u otros juguetes no puedan golpear y romper el invernadero.

Características del Agua.

Un niño pequeño puede ahogarse en una pequeña profundidad de agua, por lo que la regla de oro es nunca dejar a los más pequeños de la casa sin supervisión cuando están cerca del agua, incluso en una piscina infantil.

Si en tu jardín dispones de un estanque, considera seriamente la posibilidad de poner un cercado o valla protectora para que los niños no se puedan acercar al agua.

Vacía su piscina infantil portátil, cuando ya no la estén usando.

Seguridad para estanques

Articulo relacionado.

Seguridad para estanques de jardín.

Maquinaria y Herramientas.

Mantén todas las herramientas eléctricas o maquinaria de jardín (cortadora de césped, desbrozadores, corta-setos, moto-sierras, etc.) fuera del alcance de los niños y no los uses mientras el niño está contigo en el jardín para prevenir riesgos innecesarios.

Ten muy presente de guardarlos y bloquearlos de manera segura inmediatamente después de que los hayas usado.

Guarda todos los objetos puntiagudos o pesados que hayas utilizado en las labores de jardinera fuera del alcance de los más pequeños de la casa.

A pesar de que es importante que los más pequeños puedan beneficiarse de la jardinería y el uso de las herramientas adecuadas a partir de una edad razonable, hay usar el sentido común para que mantenerlos alejados de estas herramientas de una forma segura y en caso de que las utilicen siempre bajo supervisión. No dejes en ningún momento que un niño utilice una herramienta que haya sido diseñada para un adulto.

Equipos de juego.

Asegúrate de que todo el equipo de juego (por ejemplo, columpios, toboganes, casas de juego, etc.) se ajusta a las normas básicas de seguridad y cumplen con dichas normas y que además son adecuados para la edad del niño al que son destinadas.

Comprueba regularmente el desgaste de los tornillos y pernos que sujetan la estructura del conjunto y que siguen estando apretados, el barniz o la pintura que siguen en perfecto estado sin óxido o astillas y verifica las cuerdas de los columpios y su desgaste.

Referente a los columpios, tienes que tener especial atención de que estén firmemente sujetos en la base de los mismos y que según la edad del niño que los vaya a utilizar, están provistos de un arnés para su seguridad.

Enseña a los más pequeños de la casa a guardar y respectar la distancia de seguridad lejos de la zona en donde el columpio tiene acción.

En la medida de lo posible, proporciona una zona suave para esta área, ya sea hierba o suelo amortiguador, para que prevengas de lesiones en caso de accidente.
Mascotas y parásitos

Si tienes perros o gatos, tienes que tener tu jardín limpio de cualquier defecación tan rápido como sea posible.

No solo son desagradables las heces, sino que además pueden contener parásitos que podrían causar una infección grave o enfermedad en un niño, como por ejemplo la toxoplasmosis. (http://es.wikipedia.org/wiki/Toxoplasmosis)

Limpieza e higiene.

Después de efectuar cualquier actividad de jardinería, tienes que lavarte concienzudamente las manos, incluso debajo de las uñas, para tratar de evitar cualquier tipo de infección.

Productos químicos y herbicidas.

Aleja todos los productos químicos utilizados en el jardín del alcance de los niños y de forma segura, mantenlos bajo llave en el garaje o cobertizo y preferiblemente en un estante muy por encima de la altura del niño.

Ten mucho cuidado con verter sustancias químicas en recipientes que se parezcan a botellas de refrescos y mantenlos siempre bien marcados.

Fuegos y barbacoas.

En cuanto al fuego, es de vital importancia que lo mantengas siempre alejado de los niños y jamás dejarlos sin supervisión cerca del fuego.

Las barbacoas tienen que estar en todo momento bajo la atenta mirada de un adulto cuando están en funcionamiento y tener presente que los niños deben estar alejados de ellas.

Plantas y bayas.

No plantes, por uso común, plantas o bayas que sean venenosas en tu jardín o que sean peligrosas y enseña a tus hijos a no comer ninguna hoja o flor directamente de la planta.

Cuando tus hijos crezcan, puedes enseñarles acerca de qué plantas son venenosas y cuales se pueden comer.

Algunas plantas, como las ortigas, pueden picar o causar pequeñas molestias, como también los rosales, por lo que tienes que enseñar a tus hijos que tengan especial cuidado con este tipo de plantas.

Protección contra el sol y picaduras de insectos

Resulta obvio que si vas a salir al jardín en un día soleado tienes que proteger la piel de tus hijos con el adecuado protector solar, sombreros e incluso gorras.

Trata de colocar el equipo de juego en lugares donde la sombra del sol de medio día o la tarde les de de forma que los pueda proteger.

Evita en la medida de lo posible, bebidas o dulces pegajosos, polos o sándwiches de mermelada, ya que estos atraen a las avispas y las abejas.

Considera el uso de un repelente de insectos y muy especialmente para la cara.

Evita aparatos viejos de la cocina o electrodomésticos en tu jardín, como frigoríficos, hornos o congeladores, que los niños podrían quedarse atrapados.

Tu jardín debe ser un lugar seguro no solo para los mayores y adultos, sino que también para tus hijos y los más pequeños de la casa.

Así que a modo de resumen; algunos consejos para que tu jardín sea un lugar más seguro para tus hijos.

  •     Coloca siempre el cable de una corta setos o podadora sobre tu hombro para que este siempre por detrás de ti y así impedir cortocircuitos por cortes.
  •     Usa ropa y calzado adecuados al cortar el césped y mantén los pies y las manos alejadas de las cuchillas del cortacésped.
  •     Protégete de cortacircuitos usando un dispositivo de corriente residual (RCD) mientras trabajas con herramientas en tu jardín que usan la electricidad.
  •     No trabajes con la electricidad en lugares húmedos o mojados.
  •     Asegúrate de que conoces las plantas venenosas de tu jardín y las mantienes alejadas de los más pequeños de la casa.
  •     Sigue cuidadosamente las instrucciones del fabricante al usar herbicidas, adhesivos y disolventes en tu jardín para prevenir lesiones y accidentes por envenenamiento.
  •     No uses recipientes alternativos que puedan confundir o conducir a intoxicaciones y en todo momento rotula que contenido tiene dicho recipiente.
  •     Evita intoxicaciones y quemaduras químicas mediante el almacenamiento de productos químicos de forma segura fuera de la vista y del alcance de los niños, preferiblemente en lugares altos o bajo llave.
  •     Mantén las herramientas del jardín en buen estado y con todos los dispositivos de seguridad actualizados.
  •     En lugares de tu jardín que sean de difícil acceso, puedes prevenir lesiones por tropiezos, resbalones y caídas mediante proporcionar barandillas de seguridad o incluso barreras y vallas en los cambios de niveles de tu jardín.
  •     Supervisa y no le quites el ojo a tus hijos en todo momento; especialmente cuando hay piscinas o estanques cerca.
  •     Procura tener especial atención con las hogueras y las barbacoas y mantenlas lejos de árboles, edificios y vallas.
  •     No uses gasolina o parafina en una barbacoa y jamás la dejes sin supervisión.
  •     En cuanto a los columpios y estructuras metálicas de tu jardín para el uso de los más pequeños, tienes que tener especial atención que estén bien fijadas al suelo y en la medida de lo posible que el piso no sea especialmente duro, para prevenir los golpes de los más pequeños.
  •     Las piscinas para niños, las tienes que vaciar cuando no se utilizan, ya que es un riesgo muy grande.

El que proporciones un jardín seguro para tus hijos, va a dar momentos de alegría y disfrute mientras eres totalmente consciente que tus hijos están seguros en tu propiedad.

Nos gustaría saber lo qué piensas

Deje una respuesta

tres × cinco =